Computadoras argentinas, electrónica vintage.


cz.jpg  

El desarrollo tecnológico propio en la Argentina siempre estuvo sometido a los cambientes tiempos políticos. En la decada del 60 se inicia un impulso en la informática que si no hubiera sido interrumpido por los sucesivos golpes de estado, el futuro sería otro.  Este artículo no es más que la continuación del anterior ”Cuando Argentina daba en la tecla”, en donde abordo el desarrollo de máquinas de escribir y calcular manuales, eléctricas y electrónicas.  Aquí una calculadora de bolsillo nacional y las primeras computadoras hogareñas fabricadas en el país, con calidad internacional.

 

Como muchas cosas, comienzan con la necesidad de conocimiento. En 1960 la UBA adquiere una computadora y años después ya tenía la carrera de  Computador Científico y de electrónica digital. 

z-clementina.jpg

 

Esa máquina, denominada Clementina era de la primera generación de computadoras y fue la primera computadora científica del país. El suplemento Informática del diario Clarín del 17 de agosto de 2005 indicaba que “funcionaba gracias a unas 5 mil válvulas de vidrio y tenía una memoria de núcleos magnéticos de 5 K, unas 50 mil veces menos que una computadora hogareña de estos días. Para los ojos de hoy parecería algo grande: medía 18 metros de largo.  Además, no tenía monitor ni teclado. La entrada de instrucciones(lo que hoy hace el teclado) se conseguía mediante un lector fotoeléctrico de cinta de papel perforado. Y los resultados (lo que hoy otorga el monitor) eran emitidos por una perforadora de cinta que alimentaba una impresora que llegaba nada menos que a las 100 líneas por minuto.  En cuanto al software, utilizaba el denominado sistema Mercury, que tenía varios lenguajes de programación.”

 

El diario agrega “Clementina trabajó para YPF, para Ferrocarriles Argentinos, para la CEPAL y para varias universidades. Además proyectó el desarrollo hidráulico de la zona cuyana y hasta la usó la física nuclear Emma Pérez Ferreira para hacer cálculos sobre partículas. Tuvo un final que no merecía. Fue destruida. Muchas de sus piezas desaparecieron luego de la intervención militar a la Universidad de Buenos Aires por el gobierno del general Juan Carlos Onganía, implementada la llamada Noche de los Bastones Largos, en 1966.

 

Precisamente ese gobierno militar  provoca el mayor retroceso en el desarrollo tecnológico local, desaparece el apoyo oficial a las iniciativas y los científicos emigran al exterior en forma masiva.  Lo que le pasó a Clementina le ocurrió al país. 

 

Onganía busca revertir su imagen y  en 1969  impulsa al Observatorio Nacional de Física Cósmica de San Miguel (ONFCSM), una institución que perteneció a los jesuitas pero que fue reconvertido por esa dictadura.  Allí se practicaban diversas disciplinas, entre ellas desarrollo del software. El equipo de ese organismo (Armando Haeberer, Daniel Messing y Eduardo Sontag)  participó de la creación del compilador y otros utilitarios del Sistema Mil de las máquinas Cifra de Fate, cuyos desarrollos abordamos en un post anterior( clickee Cuando Argentina daba en la tecla)

 

Pocos años después la planta del ONFCS fue diezmada primero por la triple A de López Rega y luego por la dictadura de Videla. Muchos científicos y técnicos fueron perseguidos, y emigraron del país. Otra vez el atraso.

Calculadoras de  bosillo y computadoras hogareñas industria argentina.

 

casio-cm602.jpgEl mundo estaba avanzando en la integración de circuitos impresos y en semiconductores. La palabra chip comenzaba a sonar. A principios de los 70 apareció en mi casa una calculadora Casio CM-602, “mini electronic calculator”, made in japan. Tenía LEDs verdes, pequeños, funciones más que básicas y usaba cuatro pilas doble AA, que duraban pocas horas, pero tenía conexión para fuente externa. Pocos años después estos equipos serían más accesibles y compactos, y se fabricarían en el país.

 

El hecho de que se ensamblaran en el país máquinas electrónicas de cálculo, televisores, equipos de audio y hasta un videogame (blanco y negro, con un juego de ping, llamado Telemach de Panoramic), permitió otro desarrollo innovador para la época: la fabricación de calculadoras electrónicas de bosillo.

 

calculadora-czerweny.jpgCifra lanzaba sus originales modelos con impresor (en mi artículo anterior cuento su historia), pero otra empresa incursiona en el negocio de las calculadoras de bolsillo. Se trataba de Czerweny, una reconocida fábrica de motores con sede en Gálvez, Provincia de Santa Fe, que tenía varias décadas de vida. Sus productos eléctricos se exportaron a países latinoamericanos y a Estados Unidos.

 

En una planta de la firma en Paraná, Entre Ríos, desarrollaron calculadoras de mano, básicas, financieras y científicas, las primeras diseñadas en Argentina. Eran negras o grises, con visores Led o de plasma gaseoso, utilizaban baterias de 9V o cuatro pilas AA, y tenian una tapa que cubría el teclado. Durante su años de existencia no lograron un reconocimiento del consumidor como los productos Cifra, pero eran  accesibles frente al precio de  otras calculadoras importadas. Esa fábrica también desarrollaba plaquetas electrónicas para la firma IBM, que eran exportadas.

 

Las calculadoras Czerweny sobresalían por la dificultad para utilizarlas.  Usaban la notación polaca inversa o postfija. Un cálculo como «4 más 6» se realizaba pulsando «4», «Enter↑», «6» y «+», en lugar de, con la notación infija algebraica «4», «+», «6» y «=». Se llegaron a vender 100 mil unidades.

 

cz-spectrum.jpgmicrosistemas.jpgEn 1975  la firma Microsistemas, de Córdoba, presenta una computadora con monitor incorporado  y disketeras. Pero hubo que esperar el fin del proceso militar para ver renacer la industria electrónica. En 1982 la firma Czerweny Electrónica S.A., fabrica en el país  las  computadoras clones de la reconocida marca Sinclair. Sus modelos CZ1000 y CZ1500 fueron novedosas y exitosas, para la primitiva era de la informatica que se vivía entonces.  Se tenían que enchufar en el televisor para tener una imagen de sus programas, en donde había algunas utilidades y muchos juegos, provistos por la firma, en cassettes.

 

Excepto los componentes, que eran importados por no haber fabricación local, todo el resto era de diseño y producción nacional, aunque los primeros modelos venian de Portugal y luego aquí fueron copiados. En poco tiempo los circuitos impresos, carcazas, fuentes de alimentación, envases especiales, cables y demás accesorios era producidos en la planta de Paraná o adquiridos a proveedores locales, lo que permitía un porcentaje de integración nacional superior al 80%.

 

La empresa finalizó su existencia en 1990, algunos dicen que por el incendio de su planta, pero lo más probable es que su tecnología ya no era compatible con los nuevos standares IBM que prevalecen hasta hoy. Además los bruscas crísis ecónomicas y los planes mágicos de los ministros de economía no eran tolerables para una industria tan sofisticada.

Ese boom de las computadoras hogareñas permitió que Argentina desarrollara localmente otros productos conocidos en el resto del mundo. Se hizo mediante leyes de promoción industrial (en especial en la provincia de San Luis) que si bien permitieron el desarrollo de esta tecnología, fue aprovechado por algunos empresarios inescrupulosos para hacer negocios a costa del estado, ya que recibían reintegros por sus inversiones.

 

A partir de 1984 varias empresas nacionales imitaron a Czerweny y se volcaron a la importación y fabricación local de componentes, accesorios, interfases y equipos buscando, con algunas licencias internacionales, el mayor porcentaje de integración posible. Gracias a distintos sitios de internet pude armar otros aspectos de esta historia.

 

talent_dpc200_02.jpgTelemática comenzó la producción de computadoras MSX, rebautizadas como Talent MSX (Talent era una marca de televisores). En noviembre de 1985 las MSX se fabricaban a un ritmo de 2000 unidades mensuales con el objetivo de alcanzar el 90% de integración nacional. La norma MSX (Microsoft Super eXtended) era un desarrollo japonés que se remonta a 1983 y fue el primer intento de estandarizar hardware y software para evitar las, por entonces frecuentes, incompatibilidades.

 

Los trabajos para el lanzamiento de la MSX en el país se iniciaron en mayo de 1985 y las primeras unidades salieron de la planta montada en la provincia de San Luis en noviembre de ese mismo año. La Talent MSX era una computadora con 64Kb. de memoria RAM, ampliable a 576 Kb. Adaptada para trabajar en sistema Pal-N, disponía de 16 colores y generaba sonido de 3 voces con 8 octavas de rango. Apta para videojuegos y software utilitario, poseía además una excelente perfomance en el área educativa.

 

talent_dpc200_04.jpgPrecisamente Telemática desarrolló una red local educacional integrada por un equipo central al que se conectaban hasta 10 consolas; todos los usuarios compartían los recursos (una impresora y dos disketteras de 360Kb. cada una) de modo tal que el profesor, desde el equipo central, podía controlar todo el sistema o trabajar con otro programa mientras que cada terminal satélite operaba con dispositivos independientes.

 

Al ensamblado de las primeras unidades de MSX se sumó rápidamente la fabricación local de circuitos impresos, fuentes de alimentación y, posteriormente, teclas y carcazas. En la planta de San Luis también se fabricaban teclados numéricos y la interfase RS-232-C. Dentro de la gama de periféricos se incluían lectores de disco, módems y cartuchos.

 

drean-comodore.jpgEn mayo de 1984 Drean, una marca relacionada a los lavarropas, ingresa en el área informática al negociar con la compañía estadounidense Commodore para producir bajo licencia sus computadoras en Argentina. Un hecho histórico ya que, por regla general, Commodore solía instalarse directamente en los países y producir por su propia cuenta.

 

Pero Drean fue la primer empresa en el mundo con la cual se asoció a Commodore para fabricar sus productos bajo licencia. En noviembre de 1985 las primeras C-16 fabricadas en el país estaban a la venta, mientras se comenzaba la producción de la C-64 y la línea completa de unidades de disco 1541, datasetes y joysticks, alcanzando un volumen global de integración nacional del 60%.

 

En junio de 1986 el objetivo de la empresa era colocar 10.000 computadoras mensuales en el mercado para lo cual, además de las C-16 y C-64, se aprestaba a lanzar las C-128, Amiga, PC-10 y PC-20. Los trabajos conjuntos entre ingenieros, directivos de Drean y Commodore comenzaron al diseñar nuevas fuentes de alimentación adaptadas a las redes locales de 220v. y 50 ciclos, y prosiguieron para modificar los sistemas NTSC al Pal-N. Los investigadores de estas primitivas computadoras creen que las placas madre de las Drean Commodore eran las que se desechaban por fallas en Estados Unidos, importadas a bajo precio, reparadas y transformadas aquí a 220 V 50 ciclos, y Pal-N.

 

skydata.jpgEn 1987 la empresa SKYDATA S.A. comienza con la importación y fabricación de la línea de computadoras Atari. En una primera etapa se comercializaron con éxito las 800XL y 130XE de 64Kb. y 128Kb. de RAM respectivamente. Un año después se lanzaron las 520ST, de 512Kb. de RAM, y las 1040ST con 1Mb. de memoria RAM (algo increíble para la época). Estas máquinas hicieron historia, y en el país se las utilizó generalmente para producciones musicales gracias a su menor costo con respecto a la Commodore Amiga.

 

etiqueta-atari.jpgSkydata completó su línea de computadoras con la diskettera 1050, la unidad de cinta XC12 y la impresora 1029. Las leyes de promoción industrial de algunas provincias permitían que muchos de estos equipos ingresen importados y aquí se les cambiaba la etiqueta como “Industria Argentina”. Los ausentes controles del estado no ayudaban a consolidar la industria, pero corrupción mediante, permitían la especulación y los negocios poco claros.

 

En esos años en que las C-128, Amiga, Atari ST y MSX brindaban mejor tecnología por menos precio, la compañía británica Amstrad lanzó en Europa las CPC-464, CPC-664 y CPC-6128, computadoras originales y fabulosas que incorparaban unidades de cinta y de disco en la misma consola, únicamente visto en el país en agosto de 1986 cuando Ultratec S.R.L. presentó los modelos de Spectravideo Internacional SVI-728 y SVI-738 X’Press (computadora portatil que incluía una diskettera de 3,5″), ambas bajo la norma MSX.

 

primera-pc.jpgCuando  a principios de los 80 IBM pone en el mercado sus computadoras de arquitectura abierta y procesadores x86, junto al D.O.S. de Microsoft,  esas distintas tecnologías que querían prevalecer sobre otras, comienzan a retroceder del mercado. El efímero desarrollo local quedará trunco, porque en Argentina reconvertir la actividad industrial para adecuarse al avance tecnológico no es una política de estado. Así como nacieron (aprovechando los beneficios que se ofrecían o asumiendo el desafío de hacer computadoras en el país del campo),  cerraron sus puertas y sus galpones. Empezaba otra era.

 

Nuestro país tuvo casi 20 años sin industrias dedicadas a la tecnología informática. En los últimos tiempos varios fabricantes con marcas propias o licencias arman sus equipos, hay una fábrica de memorias RAM en Buenos Aires y otra en Rosario a inaugurarse proximamente.

 

olivetti-notebook.jpgLa marca Olivetti desarrolla junto a una empresa argentina sus notebooks. Commodore aparece en PC vendidas por una cadena de electrodomésticos, pero no es más que la licencia de la marca.  Pero la mayoría de los componentes que se utilizan son ahora de Asia, a diferencia de la primera época cuando las marcas y componentes también venian de Estados Unidos y Europa.

 

Todavía hay fanáticos de esas primeras computadoras. Sus programas y emuladores se encuentran en internet para que hoy se puedan revivir en las PC modernas.

  

Claudio Scabuzzo
La Terminal
 Foto principal: http://www.speccy.org/
Datos sobre el pasado de la informática argentina fueron tomados de “Reflexiones Sobre Nuestra Historia de la Computación y su Preservación” de Jorge Aguirre, Departamento de Computación, Universidad Nacional de Río Cuarto
Anuncios

19 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Juan Carlos Fekete dice:

    Tengo varias Talent, tres MSX1 y dos MSX2, aparte de tres Sony, una Toshiba HX20 y una Yamaha CXIIM con su correspondiente teclado de 5 octavas. Participo de un grupo de retrocomputación en http://www.retrocomputacion.com en el que los integrantes han desarrollado hardware específico para MSX, como ampliaciones de memoria y adaptadores de disco rígido.
    Con 55 pirulos a cuestas, reparar éste tipo de máquinas me divierte bastante y hacerlas trabajar con hardware un poco mas moderno también.
    A vuestras órdenes para cualquier consulta

    juancarlosfekete@yahoo.com

    Me gusta

  2. Claudio Scabuzzo dice:

    Un trabajo del Departamento de Computación, FCEyN, de la Universidad de Buenos Aires toma como referencia este artículo y agrega numerosos datos que que amplian la historia de la electrónica y las computadoras en Argentina. Se encuentra en PDF.
    http://lafhis.dc.uba.ar/~hernan/hernan_files/CD_2010.pdf

    Me gusta

  3. Andrea dice:

    Hola Claudio:
    Este blog está espectacularrrr!!! Lo voy a recomendar a mis alumnos de Tecnologìa.
    Ando en busca de la historia de FATE divisiòn electrònica. Las primeras minicomputadoras de fabricaciòn Argentina y todo lo relacionado a la Sociedad de la Informaciòn Argentina. Decadas de esplendor!!!!
    Vi un comentario de un tal Fernando, que su papà le contaba sobre el laboratorio de FAte, me gustaría saber si tiene más informaciòn.
    Desde ya muchas gracias
    Espero respuesta
    Saludos a todos.

    Me gusta

    1. Elio dice:

      Que tal. Yo soy uno de los que participe en el proyecto de Fate Electronica y estoy con otras personas con las que nos reunimos en el mes de setiembre abocados a rescatar memoria de tan importante gesta tecnológica e industrial: Mi mail
      es eliodiazgimenez@gmail.com

      Me gusta

    2. jose maria fernandez QUINTANA FACEBOOK dice:

      Andrea fui encargado de circuitos impresos en fate y el primer circuito lo imprimi yo como encargado se esa sección laboratorio,impresion,y control de calidad! en el 76 me aconsejaron irme y hoy después de 40 años regreso a mi país!algo puedo aportar sobre el la famosa “CIFRA”,ESPERO RESPUESTA,SALUDOS

      Me gusta

  4. maxi dice:

    hola yo soy nieto de Czerweny y hiciste un buen informe, algunas cosas no me gustaron pero te salio lindo. saludos

    Me gusta

  5. cisnero luisa dice:

    tengo una talen con muy poco uso quisiera vender lo que den con cajas originales lo que no tengo son dysquettes pero funciona

    Me gusta

    1. Claudio dice:

      Hola, Luisa, si todavía tenes la Talent decime y vemos si le pones un precio acomodado porque me interesa para mi colección. Saludos

      Me gusta

  6. Damian dice:

    Pero en abril de 1997 Bussines Japan publica el artículo “El samurai de los pensamientos electrónicos” (“Dennou no samuraitachi”). En él se cuenta que al comenzar a negociar con Matsushita el futuro estándar, lo denominan MNX (Matsushita, Nishi y la X se refería al poder ilimitado). Pero el nombre está registrado. Nishi cambia la segunda letra por la S de Sony (primera empresa en licenciarlo) y a cada empresa a la que va a venderlo le dice que la X es por su empresa. Por último le dice a Bill Gates que las siglas son por Microsoft.[1] [2]

    Por último, Nishi le ha atribuido en tiempos recientes Machines with Software eXchangeability.

    Fuente: http://es.wikipedia.org/wiki/MSX

    Me gusta

  7. Victor dice:

    Igual no se engañen con la actualidad, ahora todo viene de afuera, solo le ponen el logito de la marca nacional y listo, a veces ni siquiera hacen las carcazas ni las cajas que los contienen. Como Bangho que trae las clevo y le pega su sticker. Siempre trayendo lo más trucho y vendiendolo al precio de las mejores marcas internaciones, asi no vamos a ningun lado, siempre vendiendo copias berretas de los demas, es una pena que con los recursos humanos que tenemos sigamos asi

    Me gusta

  8. gabriel dice:

    sdasds

    Me gusta

  9. ROBERTO dice:

    Hola , he leido su articulo de computadoras en san luis , bien te falto una , la tengo impecable y funcionando , se llama FACTORIAL MODELO 1008 , FABRICADA EN SAN LUIS , atras tiene una chapita que dice numero de unidad y hecho en san luis , es muy parecida a la Czerweny teclado y monitor todo junto y viene con 2 disketeras de 5, 1/4 , saludos , ROBERTO

    Me gusta

    1. Hrode dice:

      Roberto… Podrias darme mas datos de tu equipo?
      Soy uno de los programadores de MAME/MESS. Es posible que nos ayudes a emular tu sistema?

      Me gusta

      1. Carmelo dice:

        Roberto: podrás enviar una foto?. Yo trabajé en Factorial y no tengo nada. Gracias.

        Me gusta

    2. Carmelo dice:

      Hola. Yo en Factorial y fabricamos unas cuantas computadoras de esas. La armabamos con una plaqueta ampro y 64 k de RAM 2 dos disquetedas, Se entregaba con sistema operativo CPM.

      Me gusta

  10. claudioscabuzzo dice:

    En el sitio ATP también incorporaron este artículo.

    http://atp.com.ar/verpost.asp?ID=9943&Pagina=Compus_Argentinas.html

    Me gusta

  11. claudioscabuzzo dice:

    En el sitio Taringa! se transcribe este artículo que recibió varios comentarios.
    http://taringa.net/posts/noticias/1219249/Computadoras-argentinas.html

    Me gusta

    1. Ricardo dice:

      Y aporto también que en el sitio http://www.compuclasico.com reproducen varias de las fotos que ha puesto en este artículo y algunas partes del texto (redactados de otra forma)…

      Muy buen artículo Maestro!

      Me gusta

Deja un comentario y participa del debate....

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s