La contaminación invisible.


El debate de los efectos de la radiofrecuencia sobre los humanos no cesa, pese a que círculos científicos han asegurado que el impacto no tendría consecuencias negativas para salud. Sin embargo muchos de los voceros que desestiman el peligro de las antenas de radio, celulares y redes de alta tensión, reciben subsidios de empresas de comunicaciones y electricidad para sus investigaciones.

Las invisibles microondas que generan transmisores y redes de alta tensión atraviesan todo, incluso nuestro cuerpo. No es descabellado imaginar que la compleja estructura celular recibe impactos cuyas consecuencias no son fáciles de determinar.

Las conjeturas sobre el peligro de las grandes antenas, las repetidoras de telefonía celular, transformadores y cables de alta tensión están basadas en un creciente número de enfermos de cáncer que acusan a estos de contaminar su cuerpo.

Pero el poder de las empresas y corporaciones ha desviado la atención hacia el enorme beneficio de estas tecnologías, aunque algunos deban pagarla con su vida.

Las prestatarias insisten en que todo esto es una  fantasía, un mito urbano. Pero esas empresas se han cubierto de posibles demandas por estos casos.  En 1997 una reconocida marca de aparatos celulares patentó una funda para antena que “protege al usuario de la radio portátil de entrar en contacto directo con la radiofrecuencia emitida por el elemento de la antena”. También en ese mismo año la misma empresa patenta un invento para “limitar la radiación”.

Más tarde otra reconocida empresa patentó un interruptor de antena “para impedir que el teléfono móvil se use a menos que la antena esté totalmente extendida. La patente afirma que si la antena no está completamente extendida, “estaría a una indeseable proximidad a la cabeza del usuario, incrementando la tasa de absorción específica de la energía electromagnética de la antena sobre el usuario”.

Luego, otra compañía patentó en 1998, un accesorio para aparatos de radiofrecuencia que “disminuye la radiación hacia la cabeza del usuario”.  En enero del 2000 se patentó un sistema de alarma en teléfonos celulares que permitiría al usuario, “reducir al mínimo el valor SAR (Specific Absortion Rate, Tasa Específica de Absorción) y la cantidad de radiación dirigida a su cabeza a base de situar el teléfono en la situación y posición correctas y ajustar el tiempo de transmisión”.

Además, se resguardan de responsabilidades en los propios manuales de uso de los equipos móviles portátiles, cuyas señales repercuten en el creaneo.

España ha sido el país que inició un gran debate mundial sobre el peligro de las microondas de radiofrecuencia, al presentar numerosos casos de enfermos en relación a transformadores cercanos, antenas de celular y torres de alta tensión. No por nada un decreto real estableció distancias mínimas para instalar antenas y emisiones limitadas, que sin embargo se encuentran muy por encima de las dispuestas en otros países.

Diversos profesionales han opinado sobre el tema (extraído de http://www.diariolarepublica.com.ar/notix/noticia.php?i=113992&f=2006-11-24 )

Jocelyne Leal, jefa de Servicio Bioelectromagnetismo del Hospital Ramón y Cajal de Madrid (España), aseguró que “Es muy importante que la gente sepa que las personas con marcapasos o desfibriladores implantados deben tener un cuidado especial al utilizar teléfonos móviles o acercarse a las proximidades de antenas base”.

 José Luis Bardasano (director del Instituto de Bioelectromagnetismo de la Universidad de Alcalá de Henares) plantea: “Las ciudades se están convirtiendo en auténticos bosques de antenas de todas clases, algunas emiten radiaciones a las que la gente se adapta o sufre. La gente no adaptada va a tener insomnio, va a ser más agresiva y más inestable”. “Los seres humanos tenemos un pequeño órgano situado en el centro del encéfalo, se trata de la glándula pineal. Este órgano es el encargado de regular nuestros ritmos vitales, está sincronizado con la luz solar y, en menor medida, con el magnetismo terrestre. Una de las funciones de la glándula pineal es la de producir por la noche una hormona, ‘la melatonina’. Cuando una persona está sometida continuamente a un campo electromagnético “la producción de la hormona desciende” y la melatonina es un antirradicales libres, produce ritmo en el organismo y es un potente anticancerígeno, sobre todo en el cáncer de mama”.

Un comité de 12 renombrados científicos europeos, constituido en junio de 2000 y presidido por el biólogo Sir Williams Stewart han revisado todas las investigaciones recientes sobre riesgos para la salud y en sus declaraciones piden campañas para educar a padres y niños sobre los posibles efectos de los móviles e impedir que se erijan “nuevas antenas base en los colegios” y sentencian que “los teléfonos móviles son un peligro para la salud de los niños”.

El biofísico neocelandés Neil Cherry indicó que las antenas para los teléfonos móviles tienen que instalarse a una distancia mínima de 150 metros del primer lugar habitado y no deben emitir más de 1 watio/cm2.

El biólogo británico Roger Coghill ha insistido en los últimos años en que, por primera vez en la historia, los humanos están caminando con un campo electromagnético operando continuamente junto a sus cuerpos y que las compañías telefónicas deberían poner sello en sus productos advirtiendo sus efectos, al igual que ocurre con el tabaco.

El Parlamento europeo, máximo organismo legislativo de la Comunidad Europea, debatió y aprobó una resolución sobre la propuesta del Consejo de “limitar la exposición de los ciudadanos a los campos electromagnéticos” y en la que alentaba a los Estados miembros a realizar más estudios para garantizar la protección de la salud y los derechos de los ciudadanos”.

Durante los próximos 3 años, los investigadores del Proyecto Reflex (en el que interviene un grupo de investigadores del hospital Ramón y Cajal de Madrid) se encargarán de evaluar el riesgo, primero en células, y luego en ratas, que para la salud pueden tener las radioondas de los teléfonos móviles (trabajarán con frecuencias de 900 y 1800 Megahercios).

Una investigación realizada por la Sociedad Internacional para la Investigación de la Contaminación Electromagnética (Igef) en Alemania, y realizada en 280 casas situadas en las cercanías de antenas de telefonía móvil, ha puesto de manifiesto que una cantidad significativa de personas que estaban viviendo en dichas casas desde hacía más de 10 años, al poco tiempo de instalar cerca de su casa tales antenas empezaron a padecer, sin ninguna causa aparente, los siguientes trastornos: dolor de cabeza frecuente, irritabilidad nerviosa, presión arterial alta, arritmias cardíacas, trastornos del sueño, mareos y bloqueos mentales.

En el Departamento de Biología Animal de la Facultad de Ciencias Biológicas de Valencia, Núñez, Rolf y De la Rosa (todas de España) encontraron cambios importantes en los ciclos circadianos de ratones y un incremento significativo de estrés ante la exposición a microondas de telefonía móvil, comparativamente con los grupos de control no expuestos.

Trastornos para la salud

 Los teléfonos móviles llevan incorporado un pequeño emisor-receptor que permite conectar con la antena emisora-receptora que la red de telefonía móvil ha instalado en diversos puntos de una ciudad, y de esta forma se puede comunicar.

 La comunicación entre teléfono y antena se realiza mediante ondas electromagnéticas, generadas artificialmente por ambos aparatos. Una vez que las ondas han llegado a la antena más próxima, ésta las transforma para pasar a la red telefónica convencional.

Las antenas (de estaciones base) crean a su alrededor un campo electromagnético o un espacio en el que actúan sus radiaciones. La intensidad de este campo creado es inversamente proporcional a la distancia a la antena por lo que, en principio, viviendas próximas a la antena instalada, del mismo edificio o próximos pueden quedar dentro de ese campo intenso y ser afectados. Las dudas se plantean en cuál es la distancia de seguridad adecuada.

Estas antenas producen una radiación electromagnética denominada radiofrecuencia (R.F.) que es no ionizante y sus efectos biológicos son esencialmente diferentes de los de la radiación ionizante, producida por máquinas de rayos X o por la desintegración de isótopos radiactivos.

Pero el que estas radiaciones sean no ionizantes no descarta efectos en la salud, que algunos estudios empiezan a vislumbrar, aunque todavía de forma no sistemática.

A pesar de lo novedoso del tema, existen algunos puntos que todo el mundo admite: la exposición a ondas RF de antenas de telefonía móvil puede ser peligrosa si es lo suficientemente intensa.

Otro aspecto a resaltar es la falta de consenso entre distintos países que ya han establecido límites y normas de seguridad al respecto. Australia y Nueva Zelanda presentan valores de 2 a 6 veces más restrictivos que EE.UU. y no instalan antenas de telefonía móvil en los edificios.

Radiaciones no ionizantes

Las radiaciones no ionizantes son las producidas por la corriente eléctrica, transmisiones de radio, televisión y telefonía móvil. Conocidas más popularmente como microondas, estas radiaciones nunca fueron sospechosas de producir efectos negativos en la salud humana ya que no producían efectos térmicos directos como la radioactividad (radiación ionizante), cuyos perjuicios pueden observarse aún en Hiroshima, Nagasaki o Chernobyl.

Las posiciones al respecto siempre estuvieron divididas en la comunidad científica por la falta de pruebas fehacientes, pero hace ya algunos años se viene investigando el tema y se descubrió que también existen efectos no térmicos que pueden ser muy peligrosos para la salud.

En la actualidad los sistemas de transmisión utilizan frecuencias entre los 800 y los 1800 MHz, aunque ya comienzan a aparecer sistemas más avanzados que llegan, e incluso superan, los 2100 Mhz.

Ahora bien, todas las Radio Frecuencias (RF) se encuentran entre 1 Mhz y 10 Ghz (equivalente a 10.000 Mhz). Estas forman un campo de energía que penetra en los tejidos y producen calor debido a la absorción de energía por parte de los cuerpos, pero es distinto según la parte expuesta y de la frecuencia del campo.

Diversos estudios han demostrado que inclusive los bajos niveles de radiación o bajas frecuencias, pueden penetrar los tejidos y crear pequeñas cantidades de calor no apreciables que son eliminadas por los procesos termorreguladores del organismo; lo cual no quita su peligrosidad.

Enfermedades relacionadas con la exposición prolongada

Las radiaciones no ionizantes, en este caso las microondas, generan ciertos efectos térmicos como la elevación en la temperatura corporal de la persona expuesta en la zona de mayor proximidad con el foco emisor. Este aumento suele ser tan insignificante, pero para el organismos la temperatura es un punto central que hace la diferencia entre el buen o mal funcionamiento de células, enzimas, órganos, hormonas.

Algunas de estas enfermedades son:

Envejecimiento prematuro: el uso intensivo de celulares o la cercanía continua a las antenas transmisoras provoca el calentamiento de las células superficiales de la piel, ésta se daña y no cicatriza debido a la exposición que provocó las heridas. Piel seca con descamaciones, picazón, urticaria, herpes y cierta pérdida en la elasticidad, son algunos de los síntomas de esta enfermedad.

Cáncer de piel: el calentamiento de las células antes mencionado, y sus síntomas, también puede derivar en cáncer de piel y otros tipos de cáncer en los tejidos blandos.

Tumores cerebrales: está comprobado que el 50 por ciento de los hombres y el 60 por ciento de las mujeres con tumores cerebrales usan teléfonos celulares. Estos resultados están avalados por estudios en todo el mundo que aseguran el efecto negativo de las microondas en el cerebro humano (cuenta Ricardo Sampietro, neurólogo del Hospital Italiano). O sea, las microondas provocan un aumento de la permeabilidad de la barrera hematoencefálica, dejan que las toxinas de la sangre ingresen al cerebro.

Alzheimer y Parkinson: en la universidad de Lund, científicos suecos aseguran que usar el teléfono celular por más de dos minutos puede afectar las membranas protectoras de las neuronas, dilatando sus poros y permitiendo el paso de sustancias no deseables en el núcleo de la célula, causando el aceleramiento de enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer, esclerosis múltiple y mal de Parkinson.

Cataratas: los efectos de las microondas van desde ojos rojos y llorosos, pasando por la picazón y sequedad de los mismos, hasta llegar a tener visión borrosa y formación de cataratas.

Enfermedades del corazón y riñones: las microondas causan fuga de la hemoglobina que lleva oxígeno a todo el organismo causando diferentes enfermedades coronarias y renales.

Experto de la Organización Mundial de la Salud aseguraron que no se han evidenciado efectos del uso de los teléfonos móviles entre la población infantil, aunque se necesitan más investigaciones a largo plazo. Pero señalaron que se recomienda que los niños no mantengan el teléfono móvil cerca de su cuerpo por mucho tiempo porque se transfiere una energía que puede producir una cierta elevación de temperatura y, que a la larga, puede ser perjudicial porque el sistema neurológico del niño está en proceso de crecimiento.

El tema no involucra unicamente a las antenas del servicio de celulares. Grandes transformadores, líneas de alta tensión, transmisores de radio, FM, AM y TV, y enlaces de comunicaciones, generan ondas radioeléctricas de distintas frecuencias. Recuerdo haber visto animales muertos cerca de un transmisor y una antena de AM. Esas emisiones se generan muchas veces en las zonas urbanas, a metros de viviendas.

En la provincia de Santa Fe algunas localidades pequeñas han prohibido las antenas de telefonía celular en el radio urbano, entre ellas Firmat. En Rosario los vecinos han logrado que se desmantelen antenas. En diciembre de 2007 la presión vecinal evitó que una antena que estaba simulada en un árbol artificial se instale en un cementerio privado, en medio de una zona poblada. Precisamente las empresas han ideado este tipo de antenas de fantasía para que provoque un impacto visual más favorable, la foto muestra una que se montó en Mendoza, Argentina.

En la ciudad de Rosario hace un año se informaba que más de la mitad de las antenas instaladas no estaban habilitadas. En esas torres las empresas no respetan la relación altura/superficie y están en sitios inadecuados. En total se calcula que en la ciudad existen 130 antenas, las que fueron monitoreadas por la Municipalidad para establecer su nivel de radiación. La medición no habría arrojado resultados peligrosos, aunque los vecinos a veces ven con temor esas instalaciones.

Esa sensación obligó al Colegio La Salle, en el macro centro rosarino, a retirar la antena repetidora de celular que estaba al lado del patio de recreo, ya que muchos padres amenazaron con cambiar de escuela si no era eliminada.

El titular de la organización no gubernamental (ONG) Alerta Antena, Esteban Villalba, indicó que este tipo de aparatos “provocan alteraciones y problemas en la salud”. Por su parte el científico Norberto Gilliavod, que integra Alerta Antena, aseguró que las radiaciones que emiten estas antenas provocan  “un mayor riesgo de desarrollar leucemia mieloide crónica” y apuntó que en ese sentido, los niños son más vulnerables a ese padecimiento que los adultos. Además afirmó que Rosario está entre las 5 ciudades del mundo más contaminadas por radiaciones, algo que la Municipalidad no comparte.

Difícilmente la gente resigne el uso de su celular por una mejor calidad de vida, pero la contaminación invisible tiende a ser un problema a resolver en el futuro próximo, aunque algunas consecuencias se perciben hoy.

Claudio Scabuzzo
La Terminal
Fotos propias y WEB
Anuncios

15 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Victoria dice:

    Buenas tardes! Alguien tendrá una copia del fallo “Telefónica Comunicaciones Personales contra la Municipalidad de Granadero Baigorria”. Desde ya, agradeceré a quien me envie una copia.
    Muchas gracias!

    Me gusta

  2. Mariano dice:

    Sabes, pusieron una antena en la cuadra donde vivo… La antena es de una casa de alarmas. y es ROJA y BLANCA, ademas de tener una redonda parabolica. Lo raro es que no instalaron una, instalaron 2, de aprox. 40 metros. ¿Hara daño? Muy buena la web.

    Me gusta

  3. Claudio Scabuzzo dice:

    Noemí: El tema no tiene la validez jurídica que permitiría revertir la situación, ya que faltan informes técnicos y normas legales que determinen peligros y consecuencias de esa tecnología, y disponga su emplazamiento. Lo que se ha notado en el mundo es que la organización comunitaria permite modificar esas instalaciones. Es decir: los vecinos organizados pueden reclamar a las autoridades y solicitar que se les brinde informes sobre las consecuencias a su salud, y de no tener respuestas convincentes, solicitar el cambio de lugar de esos cables, su traslado a una distancia prudencial. Así se genera un precedente, pero no es fácil demostrar la relación de enfermedades con la exposición a la radiofrecuencia. En Santa Fe existe una norma, la Ley de intereses difusos, que permite accionar contra el estado cuando se sospecha que algo perjudica a la gente. Organizate con otros vecinos, hablen con las autoridades, utilicen los medios de comunicación y no bajen los brazos hasta no ver los cables lejos del pueblo.

    Me gusta

    1. Claudio Scabuzzo dice:

      UN artículo que añade más información sobre antenas publicado por una escribana de la localidad santafesina de Romang, en Argentina:

      Antenas: ¿Comunicándose, lejos de la vida o cerca de la muerte?

      “- Enrique, vos vas a ser abogado· ¿Sabes cuál es el problema de tu padre y el mío? Y me señaló la antena· Esto me decía mi vecina del octavo piso, del edificio de Arenales al 1100· Ella y mi padre enfermaron de cáncer, ambos murieron en el 2006· Hay cinco enfermos más en el edificio, y todos durmiendo del lado de la calle· Sé que hay quienes pueden decir que esto es una coincidencia, pero la duda es terrible·” (1)La Cooperativa de Provisión de Servicios Públicos de Romang, autorizó a la empresa de telefonía Claro, para instalar en su predio una antena, al lado del tanque de agua que bebe el pueblo, rodeado de casas particulares donde habitan niños.

      Los vecinos se movilizaron ante la noticia de que el pedido de autorización ya está en manos del intendente de la Comuna, quien debería ejercer el poder de policía local y exigir el estudio de impacto ambiental y demás requisitos exigidos por la ley provincial Nº 12.362
      A tal efecto se convoca a una charla informativa el día 19, en el Salón Cultural, con personal de la empresa Claro y de la Universidad de Córdoba, (cuya sola invocación es estéril) , ya que ningún profesional de la UNL o UNR, parece prestarse a ése juego y cuya asistencia hubiera sido más positiva , ya que la antena contaminará en Santa Fe, no en Córdoba.
      Los vecinos pedirán el traslado de la antena a una zona menos poblada y los informes pertinentes para su instalación. Habida cuenta que el Ministerio de Salud de Santa Fe brilla por su ausencia, a falta de respuestas, inacción u omisión de las autoridades, e incumplimiento total o parcial de la normativa, tienen previsto presentar un amparo, que es gratis y mucho más eficaz que hacer pancartas y juntar firmas.

      Comunicarse pero desinformados:

      La información ambiental constituye un requisito esencial para que la sociedad tome conocimiento, comprenda y participe en las decisiones que puedan afectar su calidad de vida y la que deben cumplir y hacer cumplir las leyes, consensuar políticas y destinar recursos para prevenir problemas ambientales. Por ello, es indispensable garantizar el acceso a dicha información, para cumplir con el deber de preservación ambiental que el Art. 41 de la Constitución Nacional impone a todos los habitantes.
      La Ley Nacional Nº 25.6755 en su Art. 2 inc. “i” establece como objetivo de la política ambiental nacional el de “organizar e integrar la información ambiental y asegurar el libre acceso de la población misma, y en su Art. 16 consagra el derecho de “todo habitante” de obtener de las autoridades la información ambiental que administren y que no se encuentre contemplada legalmente como reservada. La afectación al ambiente se traduce en una vulneración a derechos tan fundamentales como el de la salud y a un ambiente sano, íntimamente ligados ya que si no gozamos de un ambiente sano, nuestra salud no será óptima.(2)
      El principio precautorio que determina que aunque no haya certeza de un efecto negativo sobre el medio ambiente, la sola existencia del potencial peligro de causar un daño grave o irreversible es justificativo para tomar medidas que impliquen la aplicación de restricciones o prohibiciones a las actividades presumiblemente riesgosas, máxime teniendo en cuenta que la Organización Mundial de la Salud, ante poderosos intereses creados es dudosa hasta de los límites que ha fijado sobre la exposición a las emisiones de las antenas, mucho más dudoso aún es que tampoco realizó el informe sobre ellas que debía presentar en el año 2005. La OMS inició una investigación en el año 1996 que estaba previsto que duraría 5 años. Periódicamente ha publicado algunos “avances” que son poco claros, en comparación con los avances de otros investigadores. Además, ya ha anunciado que el estudio se prolongará un mínimo de tres años más. Recientemente se ha sabido que el director de la investigación, Dr. Mike Repacholi trabajaba para las Fuerzas Aéreas de Estados Unidos hace 10-15años, y ya entonces tuvo conocimiento de las investigaciones que ponían de manifiesto la relación entre ondas electromagnéticas y cáncer (Referido en el libro de Tim Rifat ).
      Según la Ley 12.362, y a los efectos del estudio de impacto ambiental, la Comuna en todos los casos vinculados a ésta actividad, además de los requisitos que debe exigir, podrá requerir a la Secretaría de Medioambiente, “opinión fundada” sobre el impacto ambiental del emprendimiento solicitante, (artículo 4 de la Ley), cuyo rigor será exigido en todo su articulado por los vecinos.

      Contaminación electromagnética:

      Nuestro organismo y el de todo ser vivo, funciona mediante corrientes eléctricas y magnéticas muy débiles. Este es uno de los motivos de que los campos electromagnéticos artificiales provoquen trastornos en su funcionamiento, que se traducen en síntomas de alergia, cansancio crónico, insomnio, migrañas, cambios de comportamiento, ansiedad, falta de concentración, casos de ciertos cánceres, en adultos, leucemias en niños, abortos, problemas cardíacos, etc.
      El Instituto Karolinska de Estocolmo en 1992,presentó los resultados de su trabajo sobre el efecto de los campos electromagnéticos: a partir de las 2mili Gauss (0,2 micro Teslas o 200 nano Teslas) aumentaron los riesgos de las personas expuestas, a menor distancia con respecto a la fuente emisora ,mayor el riesgo. La distancia es la mejor solución a la radiación, además de otros condicionantes. Aunque hay personas más sensibles que con valores inferiores pueden mostrar síntomas y trastornos en la salud.
      La contaminación electromagnética se considera más peligrosa por la noche, cuando el cuerpo esta en reposo y es más vulnerable ya que se segregan sustancias vitales (melatonina), que se ven alteradas si estamos sometidos a estas radiaciones. Aumenta el riesgo cuando nos encontramos en situaciones de estrés, cansancio o enfermedad. También se atribuye a estos campos el alterar nuestros ritmos biológicos, como el del sueño-vigilia. Se afirma que el organismo humano puede dejar de producir melatonina (hormona y anticancerígeno a la vez), debido a que, como se genera de noche, estas radiaciones pueden inhibir su formación.
      El Instituto de Bioelectromagnetismo Alonso de Santa Cruz de la Universidad de Alcalá de Henares, ha comprobado que el funcionamiento de la glándula pineal se altera por efecto de los campos electromagnéticos artificiales. Esta glándula segrega la hormona melatonina, parte fundamental del sistema inmunológico y que regula el crecimiento celular.
      Un informe del Instituto de Ciencias de la Salud y Medioambientales (NIEHS) de Estados Unidos, señaló que los campos electromagnéticos son un “posible carcinógeno”. Decenas de científicos han advertido hace décadas que la potencia generada por antenas de telefonía y de alta tensión puede producir riesgos para la salud si la población mantiene un contacto directo y prolongado. “La radiación electromagnética aumenta la proliferación celular, en especial en algunas líneas celulares tumorales, lo que puede contribuir a incrementar el desarrollo de tumores. También puede originar efectos indirectos, como alterar el funcionamiento de marcapasos, alterar la permeabilidad celular, aumentar la proliferación celular como en el cáncer de próstata, etcétera”, señala el científico Andrei Tchernitchin. (3)

      Nuestra jurisprudencia ya se expidió sobre el tema:

      En Mendoza, el Consejo Deliberante de la Municipalidad de San Rafael, ordenó por decreto el desmantelamiento de todas las antenas de telefonía móvil existente en la jurisdicción de dicho municipio. La empresa Telefónica promovió recurso de amparo contra la Municipalidad de San Rafael solicitando como medida cautelar se suspendiera la aplicación del mencionado decreto.
      El sentenciante hace lugar a la medida cautelar a fin que no se desmantelen las torres, pero dispone que “para el caso en que las antenas se encuentra en funcionamiento se suspenda el mismo y de no estarlo, la empresa telefónica se abstenga de hacerlo. No la desmanteló pero tampoco puede usarse.
      Estando en juego el medio ambiental, cuya protección es de orden público y se encuentra garantizada en el artículo 43, segundo párrafo de la Constitución Nacional, aún antes de la vigencia de la ley general del ambiente, y utilizando las facultades que fluyen del artículo 41 de la Constitución Nacional el juez excedió formalmente los límites del litigio para lo que consideró la mejor protección del ambiente.
      En Santa Fe, la Sala A de la Cámara Federal de Apelaciones confirmó el fallo del Juzgado Federal Nº de Rosario al no hacer lugar a un recurso de amparo que una empresa de telefonía interpuso contra el gobierno municipal de esta ciudad para evitar el traslado de una torre y el sistema de antenas.
      Se trata de los autos caratulados “Telefónica Comunicaciones Personales contra la Municipalidad de Granadero Baigorria”, con los que la empresa buscaba evitar el traslado dispuesto por el Concejo Municipal cuando promediaba 2004, y le otorgaba 180 días para desmantelar la estructura de 15 metros que desde 2000 funciona en calle Moreno 239, en pleno centro de la ciudad. Luego de esta resolución, la firma eligió la vía judicial para evitar su traslado tras rechazar una propuesta para llevarla a un predio cercano a la zona del cementerio y la autopista a Santa Fe, lejos de zonas más densamente pobladas. (4)
      Hay otro amparo presentado contra Claro por otra antena, en la localidad de Andino, sin que se haya llegado a un acuerdo por el momento.
      En Capital Federal, el fallo “Uyemas Héctor U. c/GCBA sobre amparo” ante la ausencia del estudio de impacto ambiental requerido para instalar la antena, interponen una medida cautelar hasta que se cumpla ése requisito, suspendiendo así la instalación.

      Salud, derechos, y bien común:

      Cuando existe incertidumbre debe preferirse la protección del ambiente y la salud antes que su no protección o prevención de daño ambiental. Ante la posibilidad de error habrá de preferir los riesgos a equivocarse a favor de la prevención y recuperación de los daños ambientales y jamás decidirse -ante la incertidumbre- por la no prevención o la no remediación.
      La sustentabilidad está emparentada con el “bien común” y los países son sustentables cuando respetan el “estado de derecho”.Los ambientalistas repetimos hasta el cansancio que no hay desarrollo sustentable si un proyecto no es evaluado en sus tres fases: económico, social y ambiental, pero a un mismo nivel, por sobre todas las cosas aplicando mecanismos de participación ciudadana.
      No puede permitirse que un grupo de la población viva en constante zozobra sobre si experimentará daños irremediables a su salud, mientras las compañías –que ciertamente no son entes de beneficencia- sólo se sientan a contar sus ganancias, y el ente regulador se cruza de brazos.
      Corresponde a los juristas y a los tribunales, aun ante la pasividad del poder administrador, arbitrar las soluciones que permitan proteger al hombre y reestablecer el preciado equilibrio con el medio ambiente.
      No estamos en contra de que instalen antenas, todos necesitamos comunicarnos , pero sí que lo hagan de un modo ordenado, y respetando la legislación vigente .Si la salud está en juego ¿Son los vecinos o el Estado los encargados de controlar las antenas ?(5)

      Autora:
      Graciela Cristina Gomez
      Abogada (UBA)-Escribana(UNR)
      Romang-Santa Fe-Argentina
      http://ecos-deromang.blogspot.com

      Me gusta

      1. luz diaz dice:

        a un apartamento de mi vecina estan muy cerca muchas antena de celular y murio el cacchurrito que se llamava pimpom hace un año
        pero al leer todo lo que contamina estas antenas es contaminacion invisible
        y es un peligro para la sociedad

        Me gusta

  4. noemi dice:

    necesito informacion con respecto a a cables de alta tension y todo lo que tenga que ver sobre radiacion electrica padezco cancer con 35 anos y hay muchisimos casos mas no solo en gente grande si no ninos con tumores ultimamente somos mas y algunos ya fallecidos solo necesito saber que tipo de cable o transformadores o esas casitas que hay en las esquinas de casa necesito fotos todo lo que me pueda ayudar o decirme a quien dirijirme me precupa te comento los cables que pasan sobre mi vereda son de alta tension y medio pueblo esta haci sin mas que agregar me despido de ud muy atte y desde ya gracias esperando uma respuesta faborable .noemi

    Me gusta

    1. Hola nesecesitaria saber como tengo que hacer vivo debajo de cables de alta tension tengo mucho miedo necesito imformacion y si tengo que desirles a las autoridades ya que la empresa me mando una intimidacion
      saludos

      Me gusta

  5. camila peime dice:

    bueno na da aipo0

    Me gusta

  6. Lilia dice:

    Buenas noches, creo que la tecnologìa es beneficiosa para nosotros pero en la medida que podamos evitar daños a nuestra salud es mejor. Mi problema es que quieren instalar una torre de telefonìa casi enfrente de mi casa y se que esto puede tener grandes riesgos! que podemos hacer? a quienes podemos recurrir y en bases veridicas podemos fundamentarnos para evitar este atropello a la salud y a la vida de mi comunidad? Gracias. Guatemala.

    Me gusta

  7. sandra lobos dice:

    UNA ANTENA EN UN CARRO DE ARRASTRE SIN MEDIDAS DE SEGURIDAD PARA MI Y MI FAMILIA SI SE CAE CON UN VIENTO FUERTE Y SIN PERMISO DE NINGUNA INDOLE LAS AUTORIDADES DE CHILE HACEN VISTA GORDA A ESTE PROBLEMA POR QUE ENTEL PCS TIENE DINERO NO PODEMOS SEGUIR ASI SIEMPRE LA PLATA PUEDE MAS QUE UNA PERSONA O UN NIÑO QUE NO HA NACIDO PORQUE ME PREGUNTO

    Me gusta

  8. sandra lobos dice:

    me instalaron una antena celular a menos de 5 metros de distancia de mi casa yo estoy enbarazada de 6 meses y tengo terror por el daño que le pueda causar a mi bebe y no tengo ningun apoyo de las autoridades nadie me apoya ya que por culpa de un inescrupuloso y ambisioso individuo que no le importa la raza humana ni el ser que llevo adentro a quien quiere dañar siendo que es un bebe inocente quien no se puede defender de esta terrible situacion en que vivo si no hay leyes que me respalden en chile por que los que tienen dinero son los que mandan porque un bebe inocente tiene que sufrir por culpa de desalmado ambicioso donde estan los derechos de mi hijo que no nace aun donde puedo reclamar si nadie le interesa mi hijo ni yo ni mi familia por favor necesito ayuda por los derechos de que un niño pueda nacer sano en un unbiente sin contaminacion y feliz

    Me gusta

  9. claudioscabuzzo dice:

    Tony, deberías concurrir a las oficinas de las autoridades de tu ciudad para conocer las reglamentaciones sobre instalación de antenas. En Argentina las antenas deben tener un permiso del municipio y la aprobación técnica de organismos de control. No se puede colocar una antena en cualquier lado. Informate y reclamá por tus derechos. Saludos.

    Me gusta

  10. TONY LUNA dice:

    ESTOY PREOCUPADO POR MI SALUD PORQUE PUSIERON UNA ESTACION DE RADIO FM AL LADO DE MI CASA Y LA ANTENA ESTA MUY CERCA DE MI CASA, POR FAVOR SI ALGIEN PUEDE ORIENTARME O INSTRUIRME SOBRE ESTO. GRACIAS

    Me gusta

  11. claudioscabuzzo dice:

    El siguiente artículo se publicó en La Capital ON Line de la ciudad de Rosario el 8 de abril de 2008:

    Las antenas encendieron un largo debate en el Concejo
    0 comentarios e-mail imprimir

    “Todos se reían de Pasteur cuando decía que había unos bichos invisibles que nos estaban enfermando”. La frase de un médico de un centro de salud municipal del barrio Stella Maris, donde detectaron casos de cáncer y malformaciones en un sector que alberga tres torres de telefonía, resumió la jornada realizada anoche en el Concejo para debatir entre vecinos y especialistas sobre la nueva —y cuestionada— regulación de las antenas propuesta por el Ejecutivo.

       El incipiente debate parece la versión digital de las discusiones sobre el tabaquismo: tiene que ver con hábitos de consumo y salud, amén de los intereses económicos. Lo novedoso es que, en este caso, no hay dictámenes científicos precisos sobre los riesgos de esta tecnología, aunque los datos que vienen asomando no parecen infundados.

       Coordinada por el edil Jorge Boasso, la jornada contó con la participación de unos cien vecinos muy preocupados por las radiaciones que emanan las antenas de telefonía y radio.

       Primero fue el turno del director municipal de Obras Particulares, Eduardo González, quien fundamentó las modificaciones propuestas a la ordenanza 7.122 sobre la ubicación de las antenas, tildada de “discriminatoria” por quienes objetan el traslado de estas estructuras del macrocentro a los barrios. Ante un auditorio silencioso, González apeló a “desmitificar” los riesgos y esbozó un plan de reducción de las antenas de telefonía.

       El micrófono pasó a cuatro mujeres de la Asamblea Permanente de Italia y Gaboto, que dieron cuenta de la presencia de “30 antenas de celulares y 22 de radio en el sector delimitado por Cerrito, Rodríguez, Alem y Ameghino no se respetan los 400 metros” respecto de escuelas, hospitales y clubes. También citaron sus relevamientos “casa por casa” sobre la proliferación de graves enfermedades —y las muertes que ya causaron— que, al margen de rigores científicos, tuvieron la contundencia testimonial de una joven vecina que, tal como su hermana, padece linfoma.

       Mientras esa entidad pedía que, “antes que modificarla para mal, se haga cumplir la ordenanza vigente”, otros ampliaron el campo del debate. Por ejemplo, vecinos del parque España advirtieron: “Si hoy no hay datos científicos, no seamos nosotros las pruebas que mañana les den la razón a quienes dicen que son nocivas”.

       En ese marco, un ingeniero en higiene y seguridad industrial brindó una jugosa explicación no apta para hipocondríacos sobre las radiaciones y sus peligrosos efectos “invisibles” para el cerebro. Luego dos médicos del barrio Stella Maris citaron un estudio que “comprobó efectos nocivos” en una población alemana.

       A esa altura, el marco no era el más favorable para el presidente de la Cámara de Informática y Comunicaciones de la Argentina que nuclea, entre otras empresas, a las de telefonía celular. La introducción de Norberto Capellán, más cerca del marketing que del debate en cuestión, fue repelida desde la barra al punto que casi no pudo explayarse sobre el tema de salud. No obstante, alegó que según la Organización Mundial de la Salud (OMS) “no hay evidencia científica que relacione las emisiones radioeléctricas de telefonía móvil con efectos adversos para la salud”. Y agregó que en el país “la normativa es más exigente que en Europa” y que “en Rosario las mediciones cumplen con esos valores”.

       Sobre el final, el edil socialista Orlando De Biasi afirmó que lo dicho en la jornada se tendrá en cuenta al analizar el proyecto de ordenanza. Y que, ante todo, se priorizará al vecino. El debate recién empieza. l

    Me gusta

Deja un comentario y participa del debate....

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s