El imperio contraataca: El avance inglés en el atlántico sur.


cartel malvinas

Las legítimas pretensiones argentinas sobre las Islas Malvinas están sepultadas por una guerra. Es cierto que contamos con una rica historia de antecedentes que nos adjudican la soberanía de los territorios hoy ocupados por el Reino Unido. Pero la torpeza de 1982 borró un camino sinuoso de negociaciones y logros en el ámbito diplomático. Hoy tememos que los malvinenses pretendan extender su plataforma continental, como si se tratara de una nación independiente, apropiándose de parte del Mar Argentino. Pero los ingleses van por más, quieren el continente Antártico y casi todas las islas del Atlántico Sur.

CEMENTERIO Una guerra de 74 días que costó la vida a 921 soldados, de los cuales 649 eran argentinos, marcó a fuego nuestro futuro en las frías aguas del sur.

En mayo de 2009 los países con salida al mar deberán presentar ante la ONU sus estudios sobre la ampliación de 200 a 350 millas de las plataformas continentales.

El gobierno nacional inició los estudios sobre las aguas que podrán reclamarse, alrededor de las Malvinas y Georgias.

La agencia Noticias Argentinos en marzo de 2008 informó que “La coordinación del operativo estará a cargo del Ministerio de Relaciones Exteriores, mientras que las tareas técnicas serán ejecutadas por la cartera de Defensa. El buque oceanográfico “Puerto Deseado” de la Armada nacional explorará durante dos meses la región en litigio, por la que Gran Bretaña y la Argentina mantuvieron en los últimos años controversias diplomáticas.”

“Las muestras topográficas y sísmicas obtenidas de esas exploraciones deberán ser remitidas a la Comisión de Límites de la Plataforma Continental de las Naciones Unidas antes de mayo de 2009, para avalar el pedido de aumentar a 350 millas náuticas las zonas de uso económico exclusivo del suelo y subsuelo marítimo.”

Para la ONU, un Estado ribereño con amplio margen continental puede establecer el límite de su plataforma continental más allá de las 200 millas estipuladas siempre que demuestre que esa extensión es la prolongación natural de su territorio bajo el mar.

De hecho, en octubre pasado, Gran Bretaña adelantó que reclamará ante la ONU derechos sobre más de un millón de kilómetros cuadrados en la Antártida, basando ese pedido en su dominio sobre las Malvinas.

mapacompletomillasyantartida Para algunos, admitir la ampliación de las 350 millas británicas, sería reconocer a las Malvinas como Estado independiente. Aceptar la soberanía británica sobre territorios históricamente disputados. Pero, las autoridades argentinas no estarían dispuestas a aceptar semejante avance.

Desde que perdimos la guerra Inglaterra ha incrementado su zona de exclusión sobre las Islas hasta alcanzar hoy las 200 millas, como cualquier nación soberana. Incluso existen tratados con nuestro país para la prohibición de pesca en esas zonas ocupadas. Sin embargo Londres vende las licencias para pescar en esas 200 millas que hicieron propias.

En 2005 la Unión Europea incluyó a las Malvinas en su Constitución como parte del Reino Unido. Si bien la Argentina rechazó esa incorporación, la presencia en los tratados europeos de las Malvinas se remonta al Tratado de Roma en 1972. Lo novedoso es que en los últimos años la “soberanía” se extendió a las islas Sandwich del Sur y Georgias del Sur, así como el llamado “Territorio Antártico Británico”. Europa, algunos de cuyos países mantienen relaciones comerciales intensas con la Argentina, avaló esa usurpación.

MAR ARGENTINO Los nacionalistas argentinos atacan a la supuesta inacción del gobierno por el avance británico, pero no reconocen que el lugar que ocupamos en el mundo se degradó con la guerra y la dictadura ¿Cómo remontar semejante bochorno? ¿O pretenden otra guerra que dirima el conflicto?.

La experiencia pasada no nos permite maniobrar el tema más allá de los reclamos diplomáticos que se han hecho, en los ámbitos permitidos por el derecho internacional.

En el sitio Política Mundial (15 de marzo pasado) se explican los pasos argentinos en el tema de la plataforma continental:

Antes de mayo de 2009, todos los países deben presentar en la ONU los informes técnicos que avalen los pedidos de aumentar de 200 a 350 millas náuticas las zonas de uso económico exclusivo del suelo y subsuelo marítimo. Y la etapa final del trabajo argentino llevará la investigación a aguas en litigio: el buque oceanográfico Puerto

Deseado explorará durante dos meses una región desde el norte de las islas Malvinas hasta las islas Georgias.

MAR ARGENTINO 2 Fuentes que conocen el movimiento marítimo aseguran que los navíos oficiales argentinos no pasan por esa región, para no dar motivos a incidentes diplomáticos con el Reino Unido. En 2006, hubo una excepción a esa norma no escrita y tuvo como consecuencia una controversia entre Buenos Aires y Londres por la navegación del rompehielos Irízar dentro del área considerada por los británicos como de uso económico exclusivo del gobierno malvinense. Ni antes ni después de esa polémica naval se registraron pasos de buques argentinos por el sector con soberanía en disputa.

En septiembre del año último, la Cancillería protestó al trascender un trabajo similar realizado por Gran Bretaña. La orden del canciller Jorge Taiana fue entonces acelerar la investigación argentina, para incluir en la presentación ante las Naciones Unidas la zona en disputa con el Reino Unido. Los gobiernos de la Argentina y de Gran Bretaña cortaron el año último todas las conversaciones sobre este tema. Londres ofreció realizar en conjunto las labores técnicas para delimitar la plataforma continental en el lugar de litigio, pero no tuvo respuesta por parte de la Casa Rosada.

Pero para realizar la operación científica argentina en las cercanías de las islas Malvinas y de las Georgias se trata de la última ocasión, dado el período estimado en dos meses de navegación para tomar las muestras sísmicas y topográficas del fondo del mar, además del necesario trabajo posterior de procesamiento de los datos obtenidos por el buque Puerto Deseado.

Un navío modernizado

PUERTO DESEADO Ese navío pertenece a la Armada y es operado bajo requerimiento del Servicio de Hidrografía Naval, hoy insertado en el organigrama del Ministerio de Defensa. Frente a la necesidad de completar el relevamiento de la plataforma continental exterior se modernizó el equipo del Puerto Deseado, con la incorporación de un sistema batímetro monohaz de aguas profundas, y el sistema de procesamiento Hypack.

Las pruebas desarrolladas antes de esta expedición apuntan a que la tecnología del Puerto Deseado puede relevar el fondo marino en profundidades de 5000 metros. Esa modernización del buque oceanográfico le permitirá completar técnicamente la misión.

GARRE La decisión política del Gobierno habilitó la navegación en aguas que hasta ahora se evitaban. La ministra de Defensa, Nilda Garré, había señalado el 3 de marzo en Puerto Belgrano “la inestimable importancia que tendrá la participación del buque oceanográfico ARA Puerto Deseado en los trabajos de delimitación de la plataforma continental argentina”. También señaló Garré “la significación creciente que tiene todo lo relacionado con la plataforma continental, respecto de la cual nuestro país debe concluir los trabajos de delimitación, y el renovado valor geopolítico de la región sur atlántica”.

La posibilidad abierta por las Naciones Unidas implica para la Argentina sumar a la soberanía nacional más de 1.000.000 km2, según las estimaciones de la Comisión Nacional del Límite Exterior de la Plataforma Continental.

Esa extensión posible a las 350 millas náuticas de la zona de uso exclusivo económico se refiere a la explotación del lecho marítimo, no de los recursos vivos, para lo cual seguirá vigente el límite de 200 millas náuticas. La ampliación tendrá un fuerte impacto sobre las reservas petroleras de cada país.

La Argentina quedó retrasada en su presentación, ya que por problemas de financiamiento de los trabajos no se cumplió con el primer plazo fijado por las Naciones Unidas, vencido en 2005. Se cuenta ahora con la fecha final de mayo de 2009 para presentar los estudios técnicos que avalen la propuesta de incrementar el límite marítimo de nuestro país.

El informe que prepara la Cancillería debería fortificar la posición sobre la soberanía de los territorios insulares argentinos, por eso se programó esta expedición en el Atlántico.

Los recursos financieros para el proyecto son aportados por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), con un gasto estimado en 18.645.026 pesos.

Preocupación chilena.

Las solicitudes presentadas por el Reino Unido ante la comisión de la ONU, para extender su territorio marítimo en más de un millón de kilómetros cuadrados, generó críticas en Chile, un país que mantiene una fuerte relación con Londres, antes y después de la guerra.

Parte del territorio antártico reclamado por Inglaterra es pretendido también por Chile.

Siete diputados de la Comisión de Defensa del congreso chileno sesionaron en Villa Las Estrellas como “muestra de soberanía” y para hacer conciencia de la necesidad de aumentar las inversiones de Chile en la Antártida, entre ellas la base Arturo Prat.

Defender lo nuestro.

Es muy importante la cadena de e-mail y los foros de internet que hablan del tema, aunque con algunas inexactitudes. Eso muestra el interés que existe en la población argentina de resolver, de la mejor manera, una disputa que ya nos costó la vida de muchos jóvenes, y el suicidio posterior de otros que participaron de la guerra.

No somos un país estricto con la defensa de nuestras riquezas. Tampoco tenemos estabilidad política para mostrar al mundo una postura a largo plazo. Para ser fuertes frente al avance de países poderosos la única herramienta es exhibir una nación sólida, democrática y estable.

Si no podemos resolver los problemas de convivencia adentro de nuestra casa, menos vamos a resolver las cuestiones de medianeras con nuestros vecinos… 

 

Claudio Scabuzzo
La Terminal
fotos: web

 

Anuncios

4 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Reblogueó esto en La Terminal, ida y vuelta a la realidady comentado:

    Finalmente en 2016 una noticia completa la historia que escribí en 2008. La Comisión del Límite Exterior de la Plataforma Continental (CLPC), dependiente de las Naciones Unidas, dictaminó sobre cuáles son los límites marítimos de la Argentina y estableció que la plataforma continental, Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur, y Antártida Argentina son parte de nuestro territorio. Con esto, el país aumenta su plataforma marítima en un 35%, es decir, exactamente 1.782.000 kilómetros cuadrados.

    El órgano dependiente de la ONU, con la participación de 21 expertos, dio aval el pasado 11 de marzo de 2016 a una presentación hecha por la Argentina en 1995 y relanzada en 2009. Así ratificó los límites argentinos y la soberanía nacional sobre el Atlántico Sur.

    La corona inglesa minimizó el hecho. Su primer ministro, David Cameron, señaló que la comisión de las Naciones Unidas “es un comité de consejo, que hace recomendaciones que no son legalmente obligatorias”. “Esta comisión no tiene jurisdicción sobre cuestiones de soberanía”, insistió. “Lo que es importante es lo que los isleños de las Falklands (sic) piensan”.

    “Ellos han dejado claro que quieren ser un territorio británico de ultramar y nosotros apoyamos su derecho a determinar su futuro”, sostuvo. La historia del reclamo argentino por las Malvinas tiene otro capítulo.

    Me gusta

  2. Cholis dice:

    Hola!

    Sabés que no tenía idea de eso, me enteré con una cadena de e-mail. Para ver si era cierto investigué. Borré el contenido de ese e-mail porque generaba emociones muy negativas entre la gente y eso no contribuye a la paz. Así que reenvié el e-mail pero con un contenido más serio como este artículo.

    Gracias!

    Me gusta

  3. Carolina dice:

    me desayuno con que el plazo para defender la Soberania sobre el Territorio Nacional Submarino vence en Mayo ?!?!?!?!?!…
    Que cara la carne, viste???…
    Es mejor hacer temer al Pueblo Argentino que se puede quedar sin comida, antes que sin Tierras…
    Todos los que nos Gobernaron, desde el primero al ultimo, hicieron con la gente lo que han querido, y les han mostrado las realidades que mas les convenian…
    Yo siento una intensa pena en el corazon…volvi del extranjero a tener un Hijito Argentino, era Nuestro deseo, ahora temo que algun dia se quede sin Patria.
    Yo seguire luchando desde mi posicion de trabajadora, cargando en la casilla de mails de la Casa Rosada todas las preguntas de las que quiero respuesta…asi se llega a la verdad, preguntandole a los unicos que pueden responder…y si no…ROMPIENDOLES LA PACIENCIA!

    Me gusta

  4. mauro granata dice:

    Creo que los ingleses tratan de aprovecharse de la actual situacion argentina; en la cual nuestro país mas alla de ser un país serio, que tenga influencia en el ámbito mundial, tanto politica, social y economicamente, es un país corrupto, como una payasada. Creo que deberiamos tomarnos en serio para poder defender el territorio que intentan usurpar, pues, las islas malvinas, culturalmente son inglesas y territorialmente argentina. Antes debemos desarrollarnos, unirnos, no cometer estupideces, como la venta de territorio de la patagonia (pues alli nos contradecimos) y despues tratar de ser influentes en el ambito internacional. para recuperar las islas debemos recuperarnos nosotros.

    Me gusta

Deja un comentario y participa del debate....

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s