La dama de piedra.


cristina kirchner 2_jpg
Desabastecimiento, inflación, riesgo país, corrida cambiaria, deuda externa, plan económico, ajuste, tarifazo… esas palabras acompañaron nuestra realidad en los últimos 30 años, y, encariñados con ellas no las abandonamos al olvido. Reflotadas vuelven de la mano delicada de una dama presidente, que parece obstinada en leer el diario de Yrigoyen. Imperturbable, avanza hacia lo inesperado.

Una mujer que pudo haber sido una esperanza. Gestora, como madre, de un nuevo país. Pero no le hace honor a su género. Rodeada de hombres violentos de palabras y de hechos, enfrenta a una sociedad atónita por tantas torpezas. El doble comando no funciona. El auto recorre un camino inesperado. 

Volvimos a ver la evolución del dólar. Las casas de cambio retornaron a sus operaciones especulativas. El refugio ya está abierto, y la desconfianza crece.

Ni siquiera el supermercado ofrece la variedad de productos de las épocas doradas del consumo. Hoy encontramos marcas desconocidas, o estantes vacios de productos que nunca llegaron. Y las máquinas de remarcar van subiendo sus dígitos día a día. Señal de que algo está pasando.

Los pequeños proyectos se detienen. La cautela se adueña de quienes piensan emprender desafíos. El dinero busca su resguardo. Todo eso genera menos trabajo, menos sueldos, menos bienestar.

Hay grandes emporios que siguen cosechando su dinero, porque mientras algunos entran en desgracia otros aumentan su fortuna. Los grandes negocios de los amigos políticos.

cristina kirchner_jpg Las cuentas se afinan. Los gastos superan a los ingresos. ¿Cómo vamos a hacer? se preguntan muchos, mientras ven a esa dama lucir espléndida, fresca, inoxidable. 

¿Será el reparto de la riqueza? ¿He recibido demasiado en este tiempo y ahora le toca a otros?. No veo al beneficiado. No han desaparecido los ranchos con tanto reparto de las riquezas del país. Hay chicos  durmiendo en la calle.  

Los discursos vacíos de hechos se derrumban.  Situaciones grotestas se viven día a día: marginados que protestan frente a un shooping para que bajen sus precios: ¡Es un robo el precio de la chomba Lacoste!. Un dirigente de la tierra y la vivienda increpa a la  “puta oligarquía” y le hecha la culpa de los males que hoy vivimos. Pero trabaja de dirigente, no depende de un empleador y el sueldo para llegar a fin de mes. Tampoco sabe lo que es emprender, dar trabajo y sostenerse  frente a los caprichos de nuestros políticos. El si puede suspender sus tareas para protestar, total nadie lo va a hechar. Es casi un oligarca.

kirchner Alejados del país que trabaja, que arriesga y que se sacrifica, algunos parecen pensar en sostenerse en los cargos que ocupan gracias a nuestro voto. Tienen en sus mentes grandes proyectos nacionales, que desconocemos. Se molestan si le pedimos explicaciones.

Acusan a la prensa de no hablar bien de ellos. Desearían encontrar la forma de hacerlos callar. Tanto la presidente como su marido,  se jactan de no dar notas a los periodistas. La gente se entera de algunas cosas por su corte. Eso sí, la tribuna política les ofrece la oportunidad de brindar un exclusivo monólogo que, como pieza oratoria, no llegará nunca a la historia.

El campo, que les dio motivos para justificar sus éxitos económicos, es hoy el enemigo que no se doblega a los criterios oficiales. Ninguno es, ni por asomo, como el dirigente entrerriano. No hablan claro, de frente, ni se ensuciaron nunca las manos con tierra. Algunos adscriptos al poder son terratenientes, pero tienen administradores que lo alejan de las preocupaciones tranqueriles.

Hablan de negociar, pero tienen todas las cartas en sus manos. No le temen al enfrentamiento. Nunca bajan la cabeza. Atropellan.

Sí. El país vive horas cruciales. Nos cubre el humo, el polvo y la frustración de no sentirnos representados.

 

Claudio Scabuzzo
La Terminal
 Fotos: Prensa Gobierno
Anuncios

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Qué mujercita. ¿Estela Martínez o Eva Duarte?
    A quién se quiere parecer. ¿Moreno hace las veces de Perón o del Brujo?

    Me gusta

Deja un comentario y participa del debate....

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s