Dos actos, un solo país.


25may bandera la terminal rosario  

El bicentenario de la Revolución de Mayo está cerca. Tanto años y seguimos divididos, condenados a repetir nuestros errores. El 25 de mayo de 2008 hubo dos actos patrios, uno oficial y otro con la gente del campo. Hubo uno donde se presentaron sectores carenciados subsidiados por el gobierno y otro con productores agropecuarios prósperos. Uno montado para la televisión y otro absolutamente espontáneo. Uno teñido de pancartas políticas y el otro de banderas argentinas. Uno con reclamos al gobierno, el otro con promesas de difícil cumplimento y frases hechas. Mientras tanto algunos pobres son empujados por dirigente políticos a protestas exigiendo lo que nunca recibieron en retenciones. Los “acampes” son una modalidad que desplazó a los “piquetes”, ahora propiedad de la “puta oligarquía”.¿Estamos a tiempo de salvar nuestro futuro?

Hace 198 años el país buscaba su destino.

El 25 de mayo de 1810 se declaró el primer gobierno patrio, pero no éramos independientes todavía. Hablar de revolución es algo ampuloso. Ese día fue la culminación de muchos acontecimientos impregnados de intereses personales y populares. Manoseos ocultos que iban en contra de lo que esperaba la gente.

Cuenta el historiador Felipe Pigna sobre el 25 de mayo de 1810:

25 de mayoLa mayoría de la gente se fue yendo a sus casas y el síndico del Cabildo salió al balcón y preguntó “¿Dónde está el pueblo?”. En esos momentos Antonio Luis Beruti irrumpió en la sala capitular seguido de algunos infernales y dijo “Señores del Cabildo: esto ya pasa de juguete; no estamos en circunstancias de que ustedes se burlen de nosotros con sandeces, Si hasta ahora hemos procedido con prudencia, ha sido para evitar desastres y efusión de sangre. El pueblo, en cuyo nombre hablamos, está armado en los cuarteles y una gran parte del vecindario espera en otras partes la voz para venir aquí. ¿Quieren ustedes verlo? Toque la campana y si es que no tiene badajo nosotros tocaremos generala y verán ustedes la cara de ese pueblo, cuya presencia echan de menos. ¡Sí o no! Pronto, señores decirlo ahora mismo, porque no estamos dispuestos a sufrir demoras y engaños; pero, si volvemos con las armas en la mano, no responderemos de nada.” Poco después se anunció finalmente que se había formado una nueva junta de gobierno .El presidente era Cornelio Saavedra; los doctores Mariano Moreno y Juan José Paso, eran sus secretarios; fueron designados seis vocales: Manuel Belgrano, Juan José Castelli, el militar Miguel de Azcuénaga, el sacerdote Manuel Alberti y los comerciantes Juan Larrea y Domingo Matheu. Comenzaba una nueva etapa de nuestra historia.

Ciento noventa y ocho  años después el pueblo espera definiciones que contribuyan a esclarecer el futuro. La mayor protesta contra un gobierno desde 1983 sucedió en Rosario, un 25 de mayo de 2008, pero el mensaje no ha llegado a movilizar a los funcionarios que se atrincheran corporativamente acusando de golpistas a trabajadores rurales.  El yuyo maldito parece narcotizar al gobierno.

Los políticos que prometieron sin cumplir fueron condenados en el 2001 por los cacerolazos, pero algunos lograron el indulto. La voracidad del estado se mantiene intacta y nadie sabe que plan económico está vigente, que programa agropecuario diseñó Cristina para el futuro. El campo sacó al país del default, pero el estado quiere más.

Aplausos pagos y gratuitos.

25may movilizacion la terminal rosario Mientras el gobierno de Cristina Kirchner movilizó hacia Salta a su aparato partidario, los productores agropecuarios se convocaron en Rosario para pedirle al gobierno definiciones concretas sobre la política agropecuaria errática que han exhibido.

Es verdad, en el Monumento a la Bandera no había pobres. Tampoco abundancia. Había muchas banderas, muchas más que en Salta, donde desaparecieron de las pantallas tapadas por enormes letreros de agrupaciones políticas funcionales al gobierno.25may rosario la terminal

 En Rosario se habrían reunido más de 200 mil personas, en Salta muchos menos ¿15 mil, 30 mil?. Ni la procesión del cristo milagroso reúne tan pocas personas. Era un teatro del absurdo.

En Rosario, las banderas y pancartas fueron pagadas por los que la llevaban. Los ómnibus solventados con recursos individuales.

El acto, según los organizadores, generó un gasto de poco más de 50 mil pesos que pagaron las entidades agropecuarias.

Para el acto oficial del gobierno en acto saltala ciudad de Salta, solamente Luis D’elía, el dirigente piquetero, movilizó 200 colectivos. Habrían pagado $ 200,- a cada participante. Ese dirigente habría tenido un gasto de 2 millones de pesos para instalar frente a la presidenta a su gente.

No va a existir rendición de gastos para este despliegue político oficial. No nos corresponde saber como el dinero del estado se utiliza para fines políticos y partidarios.

 

Un país dividido, a propósito. 

acto salta 2 Hoy el país sigue con convicciones ambivalentes. Ese viejo principio que hablaba sobre el trabajo como generador de riqueza y bienestar se encuentra alterado. El buen pasar del hombre de campo se justifica por su trabajo y no debería ser motivo para mostrarlos como una clase privilegiada. Su renta movilizó el comercio, la construcción y la industria agro-metalúrgica, y generó muchos puestos de trabajo indirectos. Es evidente y Rosario es una muestra de ello.

En vez de diseñar un reparto equitativo de la riqueza, elevando la calidad de vida de los que menos tienen, se “retiene” a los que lograron buenos resultados su ganancia legítima y merecida, para solventar al estado “benefactor”.

acampe en plaza san martin Sin embargo los pobres siguen allí, igual o peor que antes, lo que demuestra que ese método no nos permite crecer, ni cambiar el horizonte de las clases más desposeídas. Hoy ya están instalados en una plaza del centro rosarino exigiendo al gobierno la parte que no reciben de las “retenciones” al campo.

El éxito económico del que habla el gobierno no mejoró la situación de millones de argentinos. Ni siquiera el excedente permite que el estado solvente viviendas para erradicar los cinturones de pobreza. Tampoco hay créditos para la compra de casas accesibles al trabajador. De eso no se habla.

Es difícil, por no decir imposible, el acceso al crédito de quienes desean realizar un emprendimiento para generar una alternativa productiva: los intereses usurarios, incluso en la banca oficial, no hablan bien de un país que defienda a los que menos tienen.

El estado recauda, subsidia y fomenta la miseria, y nada más. “Quién más tiene, más debe pagar” es un principio justo, pero debería ser equitativo. Muchas fortunas no pagan más que los desafortunados y eso es evidente. Personas que en las crisis más profundas ampliaron su capital sin sobresaltos, en general, apañadas por el poder político que sustentan. A veces también fueron partícipes de los gobiernos que le garantizaron su bienestar.

Eso lo ve la gente. Lo sabe. Quienes trabajan no ven justo que deban pagar tanto a un estado que muestra ineficiencia en muchos aspectos. Que no garantiza un servicio de justicia adecuado, o seguridad, para citar dos aspectos que el descuido desacreditó notablemente.  

Incluso quienes son empleados ven desaparecer su salario: los impuestos suman una buena parte de sus ingresos y otra parte se la deglute la inflación. Esa es la agresión oficial contra el ciudadano común.

villa 31Los empleadores pagan demasiado por emplear, y eso desalienta el progreso. El estado no resigna ingresos y prefiere el dinero en sus arcas que en el bolsillo del ciudadano. Así sustenta planes asistenciales indignos, punteros políticos y un aparato de apoyo que no trabaja, ni produce.

Esta protesta en Rosario no fue más que un acto legítimo de quienes también forman el pueblo de la patria. Merecen ser escuchados y atendidos. Sus reclamos alcanzan a buena parte del país, la que no soporta más el despojo gratuito.

Este tiempo de tanta incertidumbre puede ser superado con dignidad y humildad. No está mal volver sobre los pasos errados, ni plantear con sinceridad los errores cometidos. Pero nuestros gobernantes deben dejar de lado la soberbia y la prepotencia.

El gobierno no debería ver al campo como un puñado de enemigos. Ellos son una parte del país que trabaja en silencio y que requiere de un futuro previsible. Igual que muchos otros que no vivimos de un sueldo público, ni de un subsidio, y que votamos con conciencia un futuro mejor.

¿Sobrevivirá el país a esta historia?. Muchas veces situaciones de desinteligencias políticas nos sumieron en crísis que logramos superar. El costo siempre fue pagado por quienes tienen poco, y no será la excepción. Y así repetiremos la historia de tumbos que estimula el éxodo y la desesperanza, con consecuencias que nunca dejaremos de pagar.

 Claudio Scabuzzo
La Terminal
 Artículo relacionado a la fecha patria: https://laterminalrosario.wordpress.com/2009/05/11/25-de-mayo-de-1810-historia-confusa/
Cita histórica: http://www.elhistoriador.com.ar/
Foto principal y acto de Rosario: Claudio Scabuzzo
Foto acto Salta: Telam
Foto Villa 31:  http://weblogs.clarin.com/plaza-publica/archives/2007/09/sigue_el_debate_las_villas_aportan_a_la_economia_urbana_1.html
Anuncios

6 Comentarios Agrega el tuyo

  1. claudio dice:

    El país rumbo a lo desconocido….

    Me gusta

  2. claudioscabuzzo dice:

    Sandra, pienso que la degradación de la tierra comenzó con las ciudades que habitamos, con nuestra basura y nuestras industrias…. sería injusto acusar solo a los agricultores. Es verdad que el monocultivo tiene muchas críticas, que los agroquímicos se quedan después que se va la semilla ¿Qué política razonable impulsa un cambio que resulte favorable para la gente y el medio ambiente?… Esos nativos a los que te referís migraron a las ciudades, y por más que les reestablezcas su lugar de origen no van a volver… la ciudad les provee mucho más… Y respecto a esta explosión de los cultivos intensivos, la pregunta habría que invertirla: ¿Estaríamos dispuestos a dejar de usar autos para evitar la contaminación de la explotación y uso del petroleo, en el futuro con agregados agrícolas? Creo que no. Mientras disfrutemos de un auto, el campo tendrá que producir el sustituto que lo mueva…¡Que debate complejo!!!!. Gracias Sandra por leer mi blog….

    Me gusta

  3. sanda martinez dice:

    no me asusta las 4x 4 ,ni sus lucha x tener mas rentabilidad lo que me revienta es que se disfrazen se de gente “del campo” cuando son unos que solo les importa ganar con su cultivo de soja y no mirar la degracion a nuestro suelo ,nuestro montes virgenes , nuestros nativos que fueron desposeidos de sus tierras x2 pesos y ahora toman su lucha involucrando a todos a confrontar …quien va devolver a nuestras tierras la fertilidad natural de nuestros campo , ellos no estaran aqui cuando los suelos no le produzcan las toneladas redituables de soja ,ojala abran los ojos y sepan lo que este cultivo puede llegar hacer de nuestra querida argentina .

    Me gusta

  4. Yo trabajo con niños tobas y se me hace imposible terminar de ponerme del lado del campo. No sé… yo los asocio con FAA y, aunque sé que también existen los pequeños latifundistas honestos, conozco algo de los frutos del modelo sojero, y no me cierra para nada.
    Cada vez que llegan niños nuevos víctimas del destierro, se me llena la cordura de odio y me indigno. Mi hermano se dedica a los agrquímicos y me cuenta realidades infinitamente peores de las que podemos imaginar sobre la siembra directa.

    Un abrazo.
    Gracias por publicar cosas inteligentes y fueral cinismo mediático.

    Este invierno estoy planeando un viaje al impenetrable para tener una visión más clara de la cosa.

    Me gusta

  5. claudioscabuzzo dice:

    Mirá Santiago, hay que estar del lado del país… de la Argentina saqueada por la política inescrupulosa… No nos tienen que asustar los productores agropecuarios, ni las 4×4… ellos reclaman por su rentabilidad, como reclama un obrero por su salario… Tienen derecho a recibir lo que ganan. Si antes de todo esto el panorama estaba bien y el gobierno retenía un 35% más otros impuestos, y no existían planteos ¿porqué apretar más a quien ya pagaba lo que correspondía?. Lo único que me indigna es que con tanto dinero recibido en los últimos años la marginalidad siga igual… Esas retenciones pasadas no llegaron a cambiar las chapas por cemento, ni la escobilla para limpiar parabrisas por útiles escolares… Creo que este conflicto de intereses revela que mucho dinero desaparece camino a Buenos Aires, y no vuelve… Gracias y saludos

    Me gusta

  6. Hay que elegir de qué lado estar… yo me quedo… a ver…

    qué difícil…

    ¿De qué lado juegan los pobres que quieren trabajar, los universitarios que quieren quedarse a agrandar el país, los industriales que quisieran apostar a la industria nacional?

    Me gusta

Deja un comentario y participa del debate....

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s