¿Que pasaría si nos independizamos de Buenos Aires?


pais dividido

El término “oligarquía” se siente en Bolivia, un país que sufre divisiones internas. Allí gobierna el Movimiento Al Socialismo (MAS) que tiene a Evo Morales como el primer mandatario indígena de esa nación. Regiones ricas que no comparten la política oficial, están presentando sus reclamos a ser autónomos económicamente. Los oligarcas quieren separarse de los “indios”. No se trata de la independencia de esos territorios, pero algunas creen que es un paso previo. En Bolivia hay un debate sobre la obligación que tiene una comunidad de someterse a un régimen que lo perjudica, tras no obtener el consenso sobre sus demandas. Argentina no vive una escisión, pero la postura oficial está marcando un límite entre una nación y otra. ¿Qué pasaría si el interior agropecuario decidiera separarse de Buenos Aires?.

Con permiso, voy a imaginar con libertad.

Los gobiernos deben bregar por unir su territorio, por gobernar igual para todos, por establecer reglas que beneficien a la mayor cantidad posible de habitantes, a escuchar críticas, propuestas y establecer políticas que potencien todas las regiones. Tienen que respetar las características regionales, sus modos de producción, su riqueza y esfuerzo.

Un mandatario podrá pertenecer a un partido político, a una raza o religión, pero esos perfiles no deben impedir llegar a todos por igual, sin privilegios ni preferencias. El partido político al que pertenece ya no tendría que tener injerencia en las decisiones del poder, porque el debate sobre las cuestiones críticas pasaría por un parlamento que la gente no votó.

En Bolivia Oligarcas e Indios, en Argentina Oligarcas y Negros.

Parece que ese viejo anhelo de los patriotas sudamericanos de unir a todos bajo una bandera, no se encuentra totalmente vigente. Los discursos no unen y las políticas separan.

oligarquia boliviana Cuando referentes del gobierno estampan el término “oligarquía” a un sector de la población, y califica de “negros” al otro, se establece el criterio de distinguir exactamente a que se refieren.

Oligarquía, según el diccionario de la lengua española es una forma de gobierno según la cual el poder es ejercido por un reducido grupo de personas y por extensión la autoridad que ejercen en su provecho un pequeño número de personas. Otra aceptación es “conjunto de poderosos negociantes que se aúnan para que todos los negocios dependan de su arbitrio”. Quizás lo último sea aplicable a un conflicto con el campo, y lo primero a un gobierno que se enriquece.

oligarquia personaje El término en la Wikipedia recibe estas apreciaciones: “La oligarquía surgirá cuando la sucesión de un sistema aristocrático se perpetúe por transferencia sanguínea o mítica, sin que las cualidades éticas y de dirección de los mejores surjan como mérito reconocido por la comunidad, siendo esta definición muy cercana a la de monarquía y más todavía a la de nobleza. Los oligarcas dueños de propiedades, de tierras o de grandes acumulaciones de dinero, son poseedores de fuerza en la dirección política gracias a sus fuertes influencias económicas. Poseen estándares éticos posiblemente dudosos, con diversos medios de legitimación, que tienen como piso el poder acumulado y el símbolo histórico que haya significado la sucesión que les dio fuerza”.

25may 020 Muchos de los productores agropecuarios que protestan por el avance del gobierno sobre su renta no tiene linaje oligárquico, ni siquiera sus dirigentes. Posiblemente la presencia de la Sociedad Rural Argentina agite reminiscencias del pasado, pero no se trata de la mayor representación del campo argentino. sociedades rurales del interior no comparten su afiliación con la Sociedad Rural Argentina con sede en Buenos Aires, ya que pertenecen a nivel nacional a Confederaciones Rurales Argentinas. Hecha la salvedad, no hay que confundir la oligarquía terrateniente de principios de siglo, con decenas de miles de productores que hoy trabajan su campo desde el llano.

Quizás haya una oligarquía política que se sucede en cargos públicos y que asumen el control de la nación gracias a su enorme aparato partidario. El término es aplicable de varias maneras, podríamos decir que se trata de un división ideológica ¿pero tiene fundamento?. 

Tratar de oligarcas al interior agropecuario no resulta simpático. Ni siquiera decirles golpistas. Bautizarlos así significa establecer una categoría que no ostentan, pero que divide. Muchos de ellos votaron por el gobierno de Cristina Kirchner, y no representan una oposición política.

centro de bell ville Esos argentinos viven en pueblos mucho menos ostentosos que Buenos Aires, con necesidades concretas de inversiones y políticas que les permitan crecer. El esquema de retenciones no los favorece como comunidad y tienen derecho a que se los escuche.

Sin embargo el congreso nacional, alineado al oficialismo, no debate sobre estas cuestiones. Sin una representación que exprese en el seno del estado sus problemas, el interior agropecuario aparece como otro país y se encuentra aislado. El país federal es un reclamo que no se escucha.

¿Qué pasaría si estos dirigentes, que hoy circunstancialmente son voceros de millones de argentinos, proponen separarse de Buenos Aires?. Voy a imaginar sucesos, que jamás espero que sucedan.

Un país partido al medio.

Si el resultado fuera de aprobación nos hundiríamos en un problema institucional de proporciones, con actos de violencia inusitados. Porque del otro lado aparecerían las voces que acusarían a los “separatistas” de oligarcas (igual que hoy), de querer quedarse con territorios ricos en contra del resto que no tiene la misma suerte. Sería una lucha entre supuestas clases antagónicas por los recursos naturales y su valor monetario.

Quienes tienen el poder no van a permitir semejante sublevación, ni siquiera si los rebeldes son civiles desarmados que llegaron a esa instancia por no ser escuchados. La lucha por “disciplinarlos” podría ser sangrienta, porque esas decisiones independentistas no están permitidas dentro del derecho de las comunidades que integran la nación.

1gendarmes Sería una lucha por el dinero y la riqueza. No se trata de un motivo tan distinto a otras luchas entre regiones o países, donde el dinero se transforma en el objeto a defender u obtener como botín. Pero también sería una rebelión en contra de los excesivos pagos que se deben hacer al poder central y que representa una forma de dominación injusta. Sería un planteo al enorme centralismo, a la voracidad de un estado ineficiente que no tiene límites en sus gastos y que patrocina con su dinero a grupos de choque dispuestos a defenderlo.

policias Constituir una nación independiente en un país soberano provocaría enormes problemas internacionales. Quizás algunas naciones limítrofes avanzarían sobre zonas rebeldes y las anexarían a sus territorios. Las potencias se aliñarían detrás de estas naciones dispuestas a colaborar con uno u otro bando, haciendo un conflicto territorial en una contienda internacional. Otros países de la región solventarían con sus recursos y armas el mantenimiento del “statu quo” del poder central.

guerra_libano_300_72 ¿Y los militares?. Las Fuerzas Armadas podrían ser utilizadas aunque su verticalidad estaría en juego. El descrédito del pasado no los hace funcionales a formar parte de un nuevo gobierno, por lo que quedarían descartados en el reparto del país.

El resultado es incierto. Los años de luchas podrían transformar una tierra rica en un desierto. El sufrimiento no nos abandonaría por mucho tiempo.

Sumar y no restar.

 Cuando se intenta dividir al país con actitudes, políticas y discursos se provocan situaciones inesperadas. Nadie tiene escrito el futuro. Jamás se debe jugar con fuego, ni provocar gratuitamente, ni pretender más de lo que corresponde.

pais dividido efecAunque el dicho asegure que “divide y reinarás”, la aplicación práctica de esas palabras son catastróficas.

La historia demuestra que fuimos “Provincias Unidas”, con referentes regionales que no se sometían fácilmente, tuvimos dos capitales y dos países, éramos unitarios y federales, luchamos en guerras internas sangrientas, perdimos recursos, asesinamos a nuestros aborígenes, a nuestros opositores, nos quedamos con el esfuerzo de otros… y seguimos viendo a otros argentinos como enemigos.

¿A dónde queremos llegar?.

 
Claudio Scabuzzo
La Terminal
Foto principal: C.Scabuzzo / Otras: WEB
Anuncios

4 Comentarios Agrega el tuyo

  1. sandro dice:

    Yo tengo otra óptica si bien es cierto lo de los planes sociales y los punteros políticos, no existe en este país otra forma de acceder al poder (A NO SER POR LOS GOLPES DE ESTADO ) estamos tan faltos de democracia de la práctica de esta ya desde los partidos mismos que cualquier político por mas altruista que fueren sus intenciones no llegaría al poder si no utilizara este método .Esa es otra discusión que se tiene que dar desde abajo hacia arriba es decir que tenemos que participar todos los ciudadanos pero para eso debemos informarnos , educarnos y sabremos bien que tenemos que defender por que este tema de la soja no se trata solo de que el gobierno quiera meterle la mano en el bolsillo a los pobres chacareros atrás de esto hay motivos estratégicos que de no manejarlo bien nos llevara aun mas a la enajenación de nuestra riqueza y esta es la ultima que nos queda (la mas codiciada) la tierra. El monocultivo de soja no solo causa daños por el glisfosfato además lleva a la perdida de la fertilidad de la tierra (hipotecamos el futuro) sino que el efecto inmediato el que ya nos produjo es un perdida de oferta de los demás granos y producciones agropecuarias (reemplazadas por la soja) causando un aumento de los productos alimenticios generando inflación desde el piso de la pirámide productiva. Créanlo todo esto esta pergeñado por los grandes grupos económicos fíjense que decir soja es decir MONSANTO esta multinacional norteamericana junto con otros capitalistas son dueños del 20 % del comercio mundial de granos . Esta ay que creer o reventar que se vienen por nuestros recursos y lo primero que hacen es dividirnos nosotros nos peleamos por unos pesos que vamos a ganar hoy resignando el futuro de nuestros hijos si cualquiera que tenga dos dedos de frente sabe muy bien que el esquema de retenciones se puso (mas arriba del 35% ) no para recaudar sino para regular la siembra particularmente de la soja por los motivos expuestos entonces argentinos miremos y veamos lo que realmente nos mata y nos quita la riqueza y cortemos las rutas y hagamos piquetes para una ley que impida que grandes extensiones de tierra se vendan a extranjeros o para que se desmonopolice el mercado de cereales y este se regule totalmente desde el estado por que las empresas solo buscan el fin económico y un país debe cuidar (hoy un recurso muy estratégico por la demanda mundial de alimentos) la producción primaria para que no se agote la tierra y pierda productividad

    Me gusta

  2. Sumate a la CAMPAÑA DE UN PAIS PARA TODOS, entra y sumate u opina lo que desees en http://www.politolia.ar.vg o sino en http://www.politolia.wordpress.com. Tenemos que ser mas maduros politicamente y no dejarnos engañar.

    Me gusta

  3. claudioscabuzzo dice:

    Si Santiago, he leído incluso internas entre comunidades aborígenes… allí hay un largo proceso de división por su multicultura y los inmigrante europeos. Evo está impulsando una constitución que respete esas distintas culturas… El problema boliviano es infinitamente más profundo que aquí, aunque se utilizan los mismos términos. El gobierno argentino acusa a los pooles de siembras del conflicto del campo, pero no queda demostrado en la gente y los pueblos que se movilizan. Los productores no chistaban con un 35% de retenciones (a lo que hay que sumar todos los impuestos), pero al modificar el esquema les tocaron el bolsillo un poco más. Los terratenientes no existen ahora, lo que hay son empresas que explotan cientos de miles de hectáreas, que no se quejan por las retenciones. Así y todo, son muchos los que no ven bien la actitud del gobierno de retener y no repartir en forma equitativa. Esta lucha recién empieza, lo peor es que, como he dicho en otras oportunidades, los que pierden son los que menos tienen. Fijate que los planes oficiales siguen en 150 pesos, y que no existe plan alguno de vivienda y sanidad para los cinturones de pobreza. El punterismo sigue vigente y el plan otorgado de favor también, y a eso llaman justicia social y reparto equitativo de la riqueza. Gracias.

    Me gusta

  4. Este verano estuve en casi todos los dptos d Bolivia, incluyendo Beni y Pando en la Media Luna. No sabés lo triste de la gente por ver la masacre entre indígenas y terratenientes.

    Es muy triste. Y los capitalistas son tan inteligentes que han llevado la discusión a basarse en hechos históricos de las broncas entre el collado (los de arriba) y los cambas (los de la media luna).
    Es muy lamentable cómo los terratenientes (los ingleses de la forestal eran unos nenes de pecho) crean ese sentimiento de odio entre los pobres dependientes de la madera, la pesca, el cuero o la castaña.

    Argentina está lejos de eso, por suerte, pero el intento de dividirnos es real.

    Me gusta

Deja un comentario y participa del debate....

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s