Reinventar la radio.

el

Un artículo publicado en el año 2001 por la revista “Chasqui”, analiza el presente y futuro de la radiodifusión a partir de los cambios sociales y tecnológicos. Precisamente cuando daba por finalizado uno de mis talleres sobre comunicación, llega a mis manos este trabajo del Profesor Ángel Faus Belau, de la Facultad de Comunicación de la Universidad de Navarra, Pamplona, España: Reinventar la radio.

Posiblemente estamos ante el conflicto más complejo de los vividos hasta hoy por la Radio y por todos los medios de comunicación, sin excepciones. El actual es un cambio radical. Esta es la opinión del ex – presidente del INA francés Francis Beck, que ” ve a la Radio hoy con la necesidad de ser imaginativa, innovadora y flexible para conducir los cambios del momento actual”, o Hughes que califica el momento de “revolucionario”. En el mismo sentido se manifiesta un informe reciente de gobernaduría de la BBC al calificarlos momentos actuales como de “cambios dramáticos”.

La Radio enfrenta cambios sociales, tecnológicos y económicos, la conjunción de los cuales producirá mutaciones sustanciales en ella. Son estos factores externos al Medio los que causan mayor inquietud en la empresa radiofónica porque escapan a su control y comprensión: los analizan desde sus perspectivas económicas o técnicas y no desde parámetros propios del Medio o de la Comunicación.

Sin embargo los factores internos son más importantes. En líneas generales, la Radio, los radiofonistas, su empresa y sus gentes sufren de aburrimiento letal, desinterés total por el producto, la programación, el contenido y la audiencia. La Radio está ayuna de investigación y ciencia propias, desheredada de ideadores, abandonada de creadores, magra en inventores y encadenada por la cuenta de resultados. Estamos ante la caducidad de un sistema y de unas fórmulas históricas de narración, contenido, programación y concepto radiofónico. Resueltas estas causas, las tecnológicas o económicas se despejarán inmediatamente.

Los cambios tecnológicos

Hace algunos años se popularizaron los intentos de cruzar las cataratas del Niágara montando una bicicleta que se deslizaba por un cable tendido sobre las dos orillas, el abismo abajo. No era -como cabría pensar- un modo exótico de protesta, sino un ejercicio de máximo riesgo que solo unos pocos coronaron con éxito. La Radio -y los Medios en general-, están en situación mucho más peligrosa debido a la furia y a la velocidad con la que la innovación técnica se precipita sobre el sector de la Comunicación, pulverizando las estructuras tradicionales.

Algunas notas sobre los efectos determinados por la presencia de las nuevas tecnologías pueden ayudarnos a enmarcar el momento que vivimos en el mundo de la comunicación.

Según Bellanger las nuevas tecnologías liberan a la Radio de la escasez de frecuencias y todos sus compromisos administrativos. Este es un cambio radical. La técnica ha superado esta limitación, más acusada en Europa que en América. Los satélites, la red y las nuevas tecnologíaspropugnan usos nuevos que sitúan a la Radio y a los demás medios ante un futuro diferente.

La diversificación de los modos de difusión viene acompañada por el acceso gratuito a muchos servicios a través de proveedores que no exigen ninguna contraprestación económica por la suscripción a los mismos: el más sofisticado sistema de correo electrónico es gratuito; muchos de los softwares utilizados para el tratamiento de la música en la red son también gratuitos y de gran calidad, como los “player” de cualquier marca. Por eso señala Graham Mather que “el acceso global a la información… ha ampliado las posibilidades de selección y ha abierto horizontes insospechados”.

La distribución virtual tiene otras consecuencias: la industria discográfica ha visto cómo la música ha sido transformada en un código que se distribuye gratuitamente por la red. Este proceso afecta a otros sectores conexos, como la explosión de los derechos de autor, con independencia de las resoluciones judiciales y de modo irreversible. Es altamente significativo que a finales de 1999, AOL comprara Nullsoft Inc., empresa creadora del programa MP3 y del más conocido procedimiento sistema de Streaming audio. Pero no menos importante es la adquisición de Napster por parte de Bertelsman. En los primeros días de abril del 2.001 AOL-Time Warner, EMI, Realnetwork y Bertelsman han firmado un acuerdo para la distribución de audio y video a nivel mundial por la Red.

Para John Birt, ex director general de la BBC, la era digital “se caracteriza por una radiodifusión que precisa poner en antena una infinidad de servicios que deben estar a disposición de los oyentes en cualquier momento”. Sin duda, las nuevas tecnologías y los nuevos canales de distribución incrementan de forma notable, tanto la cantidad como la calidad de los servicios, los contenidos y la distribución convencional. En definitiva, mayor competencia para los medios actuales.

Sin tiempo para asimilar bien estos fenómenos, los móviles 3G gracias a la conectividad y a las pasarelas entre sistemas permiten recibir, también, radio y los servicios de Internet y no son los únicos equipos capaces de conseguirlo. Hace algo más de un año se presentaron en Berlín las plataformas multimedia casera MHP. Muchos de esos servicios se reciben no solo en el ordenador sino en cualquier televisor de antepenúltima generación, que están actualmente a la venta en los comercios, o en el equipo de estereofonía.

El análisis de la naturaleza y características de la Tecnología me llevó a anunciar, expresamente, hace más de 20 años, el momento actual. En una obra sobre la Tecnología de la Información Televisiva advertí “que el objetivo principal de la tecnología es el de derribar, una tras otra, las barreras existentes entre los distintos sectores de la industria. La tecnología no intenta unir empresarialmente los medios, sino integrar los sistemas técnicos de los medios sobre bases tecnológicas idénticas, para que, de este modo, puedan circular todos ellos a través de un mismo soporte técnico. Con ello queda garantizada la dependencia del medio y su contenido respecto de la técnica y se sientan las bases para una nueva configuración de los medios”. Hoy a este efecto claramente perceptible le llamamos convergencia.

“La revolución de las comunicaciones -dice Patricia Hewitt, Ministra del Departamento de Comercio e Industria británico- está cambiándolo todo. Las nuevas tecnologías tienen un efecto profundo en los negocios transformando procesos, descubriendo nuevas oportunidades y redefiniendo mercados”

Según un estudio de la prestigiosa consultora Spectrum, esta revolución de las comunicaciones ha activado cuatro mecanismos:

1)las nuevas tecnologías crean más empleo que los sectores tradicionales de la economía;

2)incrementan la competencia al abrir nuevos canales de distribución;

3)la mejora de las comunicaciones repercute directamente en la calidad de la información que se maneja y paralelamente mejoran la calidad de la producción informativa o la eficacia de la actividad o negocios que se realizan;

4)consecuentemente los consumidores disponen de una mayor capacidad de elección entre un mayor número de productos, servicios, precios y calidades.

Los cambios sociales

En Europa, la Comisión de la Comunidad hizo público un estudio sobre las tendencias sociales, sus perspectivas y retos. No hay grandes sorpresas entre las conclusiones aplicables a cualquier sociedad avanzada. Lo que las cualifica es el retrato de la sociedad que se obtiene con la reunión de todas ellas.

Así conocemos, entre otros aspectos,

·Que el número de nacimientos en la Unión Europea se redujo en 4 millones el año pasado.

·Que el 22% de los jóvenes de 18 a 24 años abandonan el sistema educativo sin haber pasado del nivel de enseñanza secundaria.

·Que la proporción de personas de 65 y más años alcanzó el 16%. Es decir, 40 millones de europeos son mayores de 65 años.

·Que se ha incrementado notablemente el número de familias monoparentales y de personas que viven solas.

·Que, por otra parte, no es raro encontrar tres o cuatro generaciones juntas en una misma familia.

·Muy relacionado con el punto anterior. Se ha comprobado que los periodos prolongados de dependencia económica – tanto de los jóvenes como de las personas de edad – somete a la gente en edad de trabajar a una presión cada vez mayor

·Que la jubilación anticipada ha tenido como efecto la escasez de trabajadores. Ahora se piensa en mantenerlos activos, para lo cual es necesario invertir en cualificación y motivación.

·Que el voluntariado se consolida como forma de participación y compromiso en Europa. Uno de cada cuatro europeos realiza una actividad social no remunerada.

En términos radiofónicos esto significa que la sociedad actual es bien distinta de aquella para la que fue pensada, hace 25 años, una radio a la medida ; radio que aún hoy hacemos. Crudamente dicho: aquella generación, en parte, ha desaparecido y el resto dará el relevo en breve. En cambio la radio de hoy vive como si el tiempo se hubiera detenido.

Hay una sociedad nueva y un lenguaje nuevo en la sociedad que no tiene reflejo en los medios en general y menos en la radio. Hay 5 nuevos núcleos de interés ausentes de la antena. Hay una nueva cultura; modos y maneras nuevas; senderos sin pisadas; sueños inéditos; latidos frescos; obra novicia, botas flamantes, zurrones recién cargados, surcos sobre los que levanta ya la semilla muerta que dará vida, cauces con nuevas aguas, gentes que buscan nieve en Marte y quienes se van a vivir al espacio en busca de un poco de aislamiento mediático. Es hora de investigar, de preparar, de reprogramar, de reinventar.

La radio es cuestión de intimidad, casi como una relación pasional entre emisor y oyente. Este pálpito lo hemos sustituido por la rutina informativa, la narración fosilizada y el contenido predeterminado. Nuestra radio trabaja la actualidad como la única forma posible de realidad, pero lo real es lo permanente; no lo contingente, lo fugaz. Cada día la narración es más rígida, más escueta, menos fresca. Hay mucha gente que “habla por la radio” y muy poca que hace radio al hablar. Hemos perdido gran parte de la capacidad de sorprender, de impulsar la imaginación, de medir el tiempo del relato -e incluso su oportunidad-; de entretejer la realidad y la emoción del verbo, la actualidad y la estética, el esencial informativo… y lo hemos sustituido por el monótono dar en el mismo clavo durante horas, cada día de la semana. Información a golpe de rueda de prensa y notas de los gabinetes de comunicación. Pues bien, los tiempos han cambiado. El inmovilismo comunicacional en una sociedad dinámica se paga con la exclusión.

Entrar en la radio.net

Todavía hay muchos aspectos técnicos en todos los sistemas digitales que precisan mejoras sustanciales: desde la velocidad de transmisión y la de compresión, hasta la capacidad de los servidores y su arquitectura. En todos los casos la respuesta de la técnica está en marcha.

Pese a ello, conviene entrar en la red y cuanto antes mejor. Y entrar en la red antes que en el DAB, antes que en la llamada radio digital. Por lo demás la “radionet” también es digital. Hay muchos y muy poderosos argumentos para decidirse por la Red.

1º) No hay necesidad de concesión administrativa alguna. El acceso es libre y el costo reducidísimo, así irrisorio, siempre en función de la programación.

2º) La emisora en la red se libera también y sobre todo del modelo económico, ligado exclusivamente a la comercialización de la audiencia sobre zonas geográficas definidas. La “radionet” no conoce fronteras en cuanto a difusión, desde el primer día.

3ª) Las emisoras en la red cuentan ya con un mercado potencial amplio y en expansión constante. Este año, por primera vez en la historia en EEUU, el número de hogares con ordenador y acceso a Internet supera en diez puntos al número de suscriptores de periódicos. (52% frente al 42%).

4º) En conjunto el mercado de los ordenadores en el mundo muestra una evolución imponente, tal como recoge el cuadro siguiente:

TOTAL MUNDIAL: 377.6 MILLONES

África 3.1 millones
Asia/Pacífico 89.7 millones
Europa 105.9 millones
Oriente Próximo 2.4 millones
Canadá/USA 161.3 millones
Sudamérica 15.2 millones

El incremento del número de ordenadores en todo el mundo es muy notable. Pero el incremento del número de usuarios de Internet es asombroso: más del 855 % en el mismo periodo.
5º) Estos datos perfilan para la Radio en la red una audiencia potencial importante, en crecimiento acelerado, audiencia que han construido otros y cuyos beneficios recogemos nosotros.

6º) Desde el área DAB se argumenta que el sonido que llega a los ordenadores no es precisamente el mejor; que es un sonido que está más próximo a la onda corta que al DAB. Esta es una observación del pasado próximo.

7º) Porque el Sonicbox iM “baja” la señal digital de la radionet y la transmite en la banda de 900 Mhz hasta su equipo de música. Por supuesto digital y estéreo, como el DAB, con su misma calidad, pero a precio sin competencia posible. Y con todos los servicios ofertados por Internet.

8º) Frente a esta situación los técnicos no se ponen totalmente de acuerdo sobre la bondad técnica del DAB, cada día aparecen nuevos intereses ajenos por completo al sistema y que inducen a pensar que este tipo de radio digital es mantenido con respiración asistida.

Cambio que no es un simple maquillaje

La relación de dependencia del Medio y su contenido, respecto de la técnica, impiden que reinventar la Radio sea una simple operación de maquillaje, como las llevadas a cabo actualmente por algunos diarios, revistas, emisoras en la red de todo el mundo. Se trata de algo mucho más profundo: no hay que adaptar; hay que reinventar desde otra realidad comunicacional, económica, técnica y social.

En efecto, la tecnología ha creado una interdependencia de los sistemas técnicos informativos de tal naturaleza, que las fronteras entre unos Medios y otros desaparecerán diluidas en la Red.

La aplicación de este galimatías a la reinvención de la Radio en la era digital, nos indica:

1)La Radio nunca será global, como lo es la TV, o lo será dentro de la misma área idiomática. La radio es consecuencia de los procesos históricos, culturales, religiosos, sociales, etc., que configuran una nación y su idioma. También se puede renunciar a la comunicación personal e intelectual, pero eso ya no es Radio.

2)En esta situación es más importante la formación cultural e intelectual de los informadores que la infraestructura técnica.

3)Cuando la renovación Tecnología sólo tiene valor en sí misma -o en referencia a los parámetros económicos- , automáticamente se produce la sustitución de las leyes del proceso de comunicación por las del proceso técnico – económico.

4)En el momento en que eso ocurre, el éxito en la radio y la televisión no depende de la inteligencia de los profesionales, ni de la competencia del equipo, ni siquiera de la calidad del producto, sino de toda una serie de factores aleatorios derivados de la dinámicatecno-mercantil (o política, en su caso), que poco o nada tienen que ver con la Comunicación. Y eso está ocurriendo en la radiodifusión en todo el mundo, con mucha fuerza en los últimos tiempos, a impulsosde la conquista del mercado tecnológico.

5)La tecnología permite hoy a pequeñas emisoras emprender negocios propios de las grandes empresas tradicionales. De hecho, la tecnología actual tiende a facilitar a la empresa radiofónica local su reconversión en una empresa internacional, sin costos económicos adicionales notables.

6)Antes de diez años, el panorama de la Comunicación será radicalmente distinto en concepto, productos y empresas. Lo que hasta hoy llamamos Medios serán sustituidos por multitud de canales de distribución. En este contexto la calidad del producto informativo será decisiva.

7)En esta dinámica, los “programas” ya no pueden ser concebidos para un solo medio de distribución: la distribución alternativa debe ser tomada en consideración desde la fase de planificación de la producción de programas.

8)Estamos ante la fisión mediática que dará paso a otra época de la Comunicación. No bromeo lo más mínimo al afirmar que muy pronto oiremos los periódicos y las revistas, leeremos las radios y la televisión, liberada del televisor, y asociada a la Red se convertirá, por fin, en un instrumento útil y desmitificado.

9)El tiburoneo económico acabará con el espíritu de gratuidad y libertad de la red. Vamos a pagar hasta por mirar al Cielo y oír cantar a las cigarras.

10)En todo este proceso es necesario no olvidar que,

– La tecnología es un flotador, no un salvavidas.
– Tener un flotador no garantiza saber nadar.

Ángel Faus Belau

Nota del editor: Los datos indicados en el artículo corresponden a estadísticas del año 2000 y 2001. No quise modificarlos para mantener íntegro el artículo y a los efectos de que permitan una lectura futura comparativa.

Claudio Scabuzzo
La Terminal
Fuente: http://www.comunica.org/chasqui/faus74.htm
Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

  1. rodrigo dice:

    vayanse a la concha de sus madres

    Me gusta

Deja un comentario y participa del debate....

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s