Mi casa, el mundo.


Ángel Pantoja

Cerca de 800 millones de humanos se transforman en “internautas” cuando acceden a internet con su computadora, pero ¿qué buscan?. El dato real jamás será revelado tan sencillamente. Se trata de información que permite apuntalar un negocio de miles de millones de dólares. Celosamente guardada esa estadística permite orientar a los consumidores hacia proveedores de contenidos y productos. Sin embargo una ventana se abre al mundo en el monitor y logra lo inesperado.

El tráfico en un sitio es su valor en la red. Hablar que Google lidera el mercado es algo bien conocido, no por nada es la compañía más cotizada y la que maneja “virtualmente” el negocio de la publicidad en internet.

Logo de GoogleEl 70% de los internautas consultaron Google, y en segundo término aparece el Live Search de Microsoft, otro megabuscador que se instala por defecto en la barra de búsquedas del Internet Explorer. Esa presencia no deseada lo transforma en una herramienta utilizada por quienes no cambian la opción predeterminada.

Tanto Google como el segundo en la lista, ni más ni menos que Microsoft, aumentaron su llegada en todo el mundo. Subieron sus visitantes únicos en un 2% entre los meses de abril y mayo.

Yahoo, otro buscador tradicional, se encuentra en tercer lugar, y luego le siguen a nivel mundial Time Warner Network, un emporio que une la vieja red AOL (Américan On Line) con el conglomerado de medios electrónicos Time Warner (Turner, HBO, Warner Brothers, Editorial Time, etc.) para ofrecer desde noticias generales, portales de redes sociales y entretenimiento. 

El sitio de compras eBay es el quinto visitas mundiales, aunque en la región de Argentina el liderazgo lo tiene Mercado Libre.

wikipediaLuego le siguen en visitas la Wikipedia (enciclopedia abierta on line, consultada por estudiantes que quieren facilitar sus tareas), Fox Intertactive, la tienda virtual Amazon y su similar CNET. Apple es el décimo sitio de mayor visita planetaria, en especial después del lanzamiento de su producto Iphone.

¿Internet es solo entretenimiento y compras?. Los datos pueden hacernos pensar eso, pero la realidad demuestra que esos portales conducen a muchos sitios que crecen a pasos agigantados y ofrecen la posibilidad de comunicarse con otros. Muchas de esas páginas también pertenecen a grandes corporaciones que están observando al delicado tejido entre los humanos que navegan en la red.

Las redes sociales de internet.

Muchos internautas participan de las llamadas “redes sociales”, un fenómeno que tiene una explicación científica.

En las Jornadas sobre Gestión en Organizaciones del Tercer Sector en la Universidad Di Tella de Buenos Aires, Argentina, en noviembre de 2001, Marcelo Zamora indica:

“Las Redes son formas de interacción social, definida como un intercambio dinámico entre personas, grupos e instituciones en contextos de complejidad. Un sistema abierto y en construcción permanente que involucra a conjuntos que se identifican en las mismas necesidades y problemáticas y que se organizan para potenciar sus recursos.

Una sociedad fragmentada en minorías aisladas, discriminadas, que ha desvitalizado sus redes vinculares, con ciudadanos carentes de protagonismo en procesos transformadores, se condena a una democracia restringida. La intervención en red es un intento reflexivo y organizador de esas interacciones e intercambios, donde el sujeto se funda a sí mismo diferenciándose de otros.”

En las redes sociales en Internet tenemos la posibilidad de interactuar con otras personas aunque no las conozcamos, el sistema es abierto y se va construyendo obviamente con lo que cada suscripto a la red aporta, cada nuevo miembro que ingresa transforma al grupo en otro nuevo. La red no es lo mismo si uno de sus miembros deja de ser parte.

Esas redes son las famosas páginas de contactos, los fotolog, aquellas en que alguien deja sus datos para encontrar a otros. También son parte de las redes esos sitios donde el erotismo y la sexualidad quedan libres de ropa delante de una cámara, mientras sus visitantes escriben frenéticamente en un chat incorporado a la página. 

Pero una red social también canaliza preguntas y respuestas, advierte y denuncia, comenta y genera debates. El chat, un blog personal e innumerables sitios donde cualquiera puede escribir, son también otros elementos de la red social de internet, que no tiene espectadores, sino participantes. Por lo visto hay de todo, y para todos.

Si bien los hacedores de la red han orientado su público hacia el entretenimiento y el consumo, la aparición de canales menos formales como las redes sociales, con contenidos libres, muestran otra forma de pensar la actualidad. Esto pone en riesgo el futuro de aquellos que creen que son dueños de las noticias.

Los diarios ya no son lo que eran.

La información escrita permitió durante décadas un activo desarrollo de la sociedad desde el punto de vista político y cultural. La aparición de los medios masivos electrónicos no afectó profundamente a la industria editorial, que debió adaptarse a un lector que tenía otras fuentes de información.

El cambio radical en los diarios se produce cuando irrumpe internet y la facilidad de que muchos estén más cerca de las noticias que los medios de prensa tradicionales.

Estamos en un tiempo donde los diarios ya no están como siempre en todas las casas. Sus editores reconocen el descenso de lectores, e incluso, han desaparecido algunos que ya no avanzaban en sus ventas.

En Rosario si no fuera por el suplemento de avisos clasificados del domingo, “La Capital” hace años hubiese dejado de imprimirse. Sin embargo su página de internet recibe más visitas que ventas de ejemplares impresos.

Muy interesante es el artículo que publica Ignacio Escribano en Igooh. Me gustaría compartirlo.


Cuando días atrás lo entrevisté a Shel Israel -co-autor del libro Naked Conversations, How Blogs are changing the way businesses talk with customers– en pleno corazón del Sillicon Valley, exactamente en el University Cafe de Palo Alto, palabras más, palabras menos, sin pelos en la lengua, me dijo: “El 90 por ciento de la gente que participa en las redes sociales online prefiere ver, antes que un contenido de gran calidad, el hipocampo que pintó en crayones de colores la hija de una fulana, inmortalizado ahora en la puerta de la heladera de una casa ubicada vaya a saber uno dónde; en Internet, ese tipo de cosas son mucho más populares que el trabajo serio de un profesional”. 

Según él, en el variopinto universo de contenidos que se publica online siempre va a haber lugar para los “Picassos” y la “chatarra”.

De todas formas, Shel -que escribe y es consultor sobre temas relacionados con redes sociales online, y cuyo blog, Global Neighbourhoods, es uno de los 100 más populares en la categoría de negocios-, destaca el tremendo poder colectivo que se genera a partir de las redes sociales, ya que se trata de “gente que tiene los pies en la calle”.

“Algunos de ellos son grandes escritores, con gran experiencia y oficio -señala-; y hay otros que no son tan buenos narradores, pero que siempre andan con una cámara de fotos o de video encima”.

Shel sostiene, además, que las comunidades online son mucho más inteligentes, poderosas e influyentes que el alcance que puedan tener los expertos, de manera individual. Y trae un caso concreto como ejemplo: “Cuando apareció Wikipedia, en ese mismo momento había otra empresa que quería hacer una enciclopedia con expertos de diferentes áreas. Pero vino Wikipedia y dijo: «¡Eh!, vamos, vengan todos a participar»; la idea de su fundador era que las versiones de cada tópico, con el tiempo, se vuelven más y más fidedignas y veraces. Y lo cierto es que hoy nadie puede siquiera recordar cuál era el nombre de aquella empresa que un día quiso crear una enciclopedia con los mejores expertos del mundo”.

¿Cómo evolucionaron, o involucionaron, las redes sociales en este último año?

-Yo diría que, en líneas generales, las redes sociales dejaron atrás el período de caos y entraron en uno de refinamiento. Hace apenas un año comenzaban a surgir sitios como Twitter y Facebook; otros, en tanto, morían en el intento. Hoy, Twitter y Facebook no sólo perduraron sino que además crecieron de manera casi impensada y marcaron un camino.

-Cuando te entrevisté el año pasado me habías dicho que los diarios, tarde o temprano, indefectiblemente iban a desaparecer…

Bueno, siguen vivos, pero si analizas la situación concreta de diarios históricos como el San Francisco Chronicle o el Boston Globe vas a llegar a la conclusión de que ya tienen muchísima menos influencia en la gente local, la circulación y los avisos cayeron significativamente, el staff se reduce más y más… Fijate que ya casi no tienen noticias locales. Los diarios han perdido relevancia en la comunidad.

Otro ejemplo, el gran tema en California estos últimos meses fueron los incendios. Y si te fijás, la foto de la tapa del San Francisco Chronicle de hace unos días, sobre un incendio que azotó una región a apenas  tres horas en auto de la ciudad, era de agencia, de AP.

-¿Por falta de presupuesto?

-Exactamente. No pudieron enviar a un fotógrafo a un lugar que quedaba demasiado lejos o, si se quiere, demasiado caro para el presupuesto del diario. El Boston Globe, por su parte, ha tenido que pedirle un enorme préstamo a Morgan Stanley para permanencer con vida. Algo extremadamente raro para una empresa de 100 años de antigüedad. Se calcula que sólo el último año ese diario perdió unos 7.500 millones de dólares. Ahí tenés el futuro de los diarios. Por eso, volviendo a mi predicción del año pasado, acerca de que los diarios están agonizando, bueno, estaba absolutamente en lo cierto.

-¿No recibís más diarios en tu casa, en papel?

-No, ya no necesito comprar el diario para leer noticias, o para ver dónde ir a comer, o lo que sea…

-¿Y cómo te informás habitualmente?

Online: leo la BBC, el New York Times, el Washington Post…  para algunos temas locales el San Francisco Chronicle; leo una gran cantidad blogs, a los que tengo ordenados por temáticas… También uso muchísimo el Google reader.

Cada vez que pasa algo por esta zona, enseguida me encuentro con alguna noticia de alguien que ya lo blogueó. Y no porque vayan al lugar a reportar el hecho, a modo de cronista. No. Lo escriben, lo fotografían o lo filman porque ya estaban ahí cuando ocurrió el hecho. Como te decía antes: hay cientos de ojos y oídos por todas partes listos para publicar online lo que ven y escuchan…

Cuando Shel había mencionado aquello de la “gente con los pies en la calle”, inmediatamente me vino a la mente la frase de un viejo periodista: “No es buena señal que haya mucha gente en la redacción de un diario”. Es decir, ese medio no tiene “los pies en la calle” y, por tanto, se pierde gran parte de la realidad que late más allá de sus paredes.

-Por último, ¿para qué usás Twitter?

-Para todo. Te doy un par de ejemplos. La semana pasada viajé a Detroit para dar una conferencia. A la noche, me dieron unas terribles ganas de comer un buen churrasco. ¿Adónde ir? Allí no conocía absolutamente a nadie. ¿Qué hice? Mandé un mensaje en Twitter pidiendo alguna recomendación (tengo más de 2000 contactos) y, en menos de 5 minutos, ya tenía más de 10 respuestas con lugares de primer nivel para comer carne en Detroit. Es más, la recomendación que me dieron no fue menos que excelente. ¡No sabés el manjar que me sirvieron! Otro ejemplo, en un mes tengo que viajar a China, también para dar una serie de charlas. ¿Qué leer? ¿Por dónde empezar? Una vez más, mis amigos de Twitter me resolvieron el asunto. En menos de 20 minutos tenía los nombres de una serie de libros, autores y blogs que no podía dejar de leer antes de viajar. Todo esto es algo fascinante que no deja de asombrarme. Te repito, creo que todavía no nos hemos dado cuenta del tremendo poder colectivo que se genera a partir de las redes sociales. Es una verdadera revolución en la historia de la humanidad.
Claudio Scabuzzo
La Terminal

Fuentes:

http://www.altonivel.com.mx/interior/index.php?p=imprimir_nota&idNota=10381

http://www.igooh.com/notas/los-diarios-han-perdido-relevancia-en-la-comunidad/?utm_source=newsletter&utm_medium=email&utm_term=080816&utm_campaign=weekly_news

Foto principal:

Angel Pantoja / Diario El Mundo, Madrid, España.

Anuncios

Deja un comentario y participa del debate....

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s