Pandemias modernas y las sospechas de terrorismo bactereológico.


GRIPE

No hay evidencias firmes que demuestren que detrás de algunas pestes actuales esté la mano del hombre, pero si muchas sospechas. Frente a la emergencia que significa contener la fiebre porcina o el dengue, plantear estas enfermedades como un ataque bacteriológico parece desubicado. Pero los antecedentes del uso de enfermedades con objetivos comerciales, políticos o militares son inquietantes y alimentan las teorías conspirativas tan en moda.  El caso del dengue, la fiebre porcina, el gobierno norteamericano y la multinacional Roche.

Desde las primeras guerras entre humanos, el ataque químico o bacteriológico era parte de las alternativas para aniquilar los enemigos. Envenenar agua o arrojar los cadáveres al río para provocar epidemias, eran recursos conocidos.

En la primera guerra mundial se empezaron a fabricar con procedimientos científicos diversas fórmulas tóxicas y bacteriológicas, que se utilizan hasta hoy. ¿Que tienen que ver estas pestes que ocupan las noticias con el desarrollo de armas químicas y bactereológicas?. ¿Estamos siendo atacados para disciplinarnos?.

090425174334_sp_mexico3_ap La agencia Indymedia reproduce un artículo publicado en el diario argentino Ámbito Financiero, que a su vez se inspira en el diario Digital Global y otras fuentes vinculadas al gobierno del venezolano Hugo Chávez, que aborda las teorías conspirativas referidas a estas pandemias modernas.

Parece que todo lo que está ocurriendo con el dengue y otras enfermedades son el resultado de una conspiración para tapar «la crisis del país más influyente del planeta» y el hecho de que «América del Sur está mejor preparada» para soportar las consecuencias de la turbulencia financiera internacional.”

Así lo describe Digital Global:

¿GUERRA BIOLÓGICA?

“Conservadores estadounidenses y de América Latina tienen una larga historia de experimentación, en sujetos humanos que desconocen el experimento, la cual va desde el comienzo del siglo pasado. Tanto empresas privadas, el ejército y organismos de seguridad y control han usado poblaciones humanas ignorantes de los hechos, para probar varias Teorías. Los siguientes ejemplos han sido tomados de información desclasificada el año 1977 y de otras fuentes particulares. Varias de ellas involucran incidentes que aún permanecen con un origen desconocido y que no pueden ser explicados totalmente”.

El abrupto brote de dengue en plena crisis del país mas influyente del planeta y donde América del sur esta mejor preparada para soportar sus consecuencias, irrumpen temas como la inseguridad, el dengue, desinformación, manipulación y una alza de precios, mientras EE.UU. y Europa deflacionan su economía.

La guerra biológica de Estados Unidos contra Cuba” revela que en el pasado países como Cuba fueron víctimas de ataques bacteriológicos por parte de Estados Unidos, los cuales están apoyados por documentos desclasificados de ese país. El artículo dice en parte: “Informes desclasificados de la Agencia Central de Inteligencia (CIA por sus siglas en inglés) prueban que en fecha tan temprana como 1962 pusieron en práctica acciones biológicas. Según esas fuentes, en 1961-62, la CIA organizó la vasta Operación Mangoose (Mangosta), que incluía incapacitar a los trabajadores azucareros durante la cosecha, utilizando medios químicos para enfermarlos.”

Posteriormente, añade: La página más horrible de la guerra biológica fue la introducción del dengue hemorrágico. Entre el primero de junio y el 10 de octubre de 1981 se notificaron 344.203 casos de dengue; pero de ellos más de 30 mil eran casos hemorrágicos y 10 mil cumplían todos los criterios de la Organización Mundial de la Salud para ser considerados fiebre hemorrágica y choque por dengue. Pero no sólo se introdujo el virus, sino que se negó la posibilidad de adquirir en Estados Unidos el abate, producto químico para eliminar el agente transmisor, el mosquito Aedes aegypti. Hubo que desplazar aviones a Europa y Japón para adquirirlo.

La Demanda del Pueblo Cubano al gobierno de Estados Unidos por daños humanos, proceso judicial que culminó en una condena al país agresor en mayo del año 2000, señala: “Las investigaciones y los estudios minuciosos llevados a cabo condujeron a la evidencia de que la epidemia fue introducida deliberadamente en el territorio nacional por agentes al servicio del gobierno de Estados Unidos.”

“Especialistas norteamericanos en guerra biológica habían sido los únicos en obtener una variedad de mosquito Aedes aegypti sensiblemente asociada a la transmisión del virus dos, (que fue el que entró a Cuba y no estaba circulando en ese momento en el mundo. NR) según informó el coronel Phillis Rossell, en el XIV Congreso Internacional del Océano Pacífico, efectuado en 1979, solo dos años antes de que se desatara la brutal epidemia en Cuba.

“Constituye un elemento significativo el hecho de que en 1975 el científico norteamericano Charles Henry Kalisher, en una visita a Cuba, se interesó y obtuvo información sobre la existencia de anticuerpos al dengue en la población cubana y la no existencia en la misma, por lo menos en 45 años, de anticuerpos del virus dos. “En el juicio celebrado en 1984, en Estados Unidos, contra Eduardo Arosena, cabecilla de la organización Terrorista Omega 7, este confesó paladinamente haber introducido gérmenes en Cuba y reconoció que la fiebre del dengue hemorrágico fue introducida en la Isla a través de grupos afines de origen cubano radicados en Estados Unidos.”

Estas son pruebas, y no mentiras como la del subsecretario del Departamento de Estado, John Bolton, al fantasear que La Habana produce armas biológicas. 1985 Una erupción de fiebre Dengue azota Managua, Nicaragua, poco después del aumento de las misiones aéreas de reconocimiento por parte de Norteamérica. Casi la mitad de la población de la importante ciudad fue presa de la enfermedad y varias muertes han sido atribuidas a la erupción. Fue la primera de tales epidemias en el país y la erupción fue casi idéntica a aquella que golpeó Cuba unos años antes (1981).

Las variaciones de la fiebre del Dengue fueron el foco de muchos experimentos en la locación de pruebas de Guerra Biológica del ejército en Ft. Dietrick, Maryland antes de la prohibición en tales investigaciones en 1972. 1981 Más de 300,000 Cubanos han sido afectados por la fiebre hemorrágica Dengue. Una investigación de la Revista Covert Action Information Bulletin que investiga las huellas de varias inteligencias alrededor del mundo, sugirió que esta erupción era el resultado de una descarga de mosquitos realizada por los contrarrevolucionarios Cubanos.

La revista rastreó las actividades de uno de los operativos de la CIA desde una localidad en Panamá con las conexiones cubanas alegadas. Durante los últimos 30 años, Cuba ha sido sujeto a un enorme número de erupciones de enfermedades humanas y enfermedades en las cosechas que son difíciles atribuir a causas naturales completamente. El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, estimó necesario investigar la presunta aparición del serotipo, tras denuncias de la inmunóloga Nancy González, jefa de cátedra en la Facultad de Medicina de la Universidad de Zulia (LUZ).

A principios de semana la experta alertó sobre la presencia de esta variante del virus que ataca principalmente al hígado, detectado en ese estado occidental venezolano que concentra 25 por ciento de los casos de la enfermedad en el país. Según el diario zuliano Panorama, en una reunión ayer con la directora del Sistema Regional de Salud, Janine Perozo, González, ratificó que existe una sospecha clínica firme, primer paso para que ocurra un evento científico. La situación recuerda la guerra biológica de Estados Unidos contra Cuba; la introducción en 1972 del virus de la fiebre porcina y entre 1979 y 1981 de plagas que afectaron personas y cultivos, incluyendo el dengue.

La emisora YVKE Mundial y la publicación electrónica Aporrea, entre otros medios, difundieron partes de un artículo de Juan Hermida, de la Agencia Nacional de Información (AIN) con evidencias de la guerra biológica contra Cuba. El análisis recuerda que en la isla fueron introducidos dengue, conjuntivitis hemorrágica, roya de caña de azúcar y moho azul del tabaco, expresión de la Operación Mangosta de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), probada por documentos desclasificados. La fuente recuerda que ante un jurado estadounidense, Eduardo Arosena, líder del grupo terrorista Omega 7, reconoció en 1984 haber participado en una operación para introducir gérmenes como parte de la guerra biológica, la cual incluyó el dengue hemorrágico.

El coronel Phillis Rossell, reveló en 1979, que especialistas norteamericanos habían sido los únicos en obtener una variedad de mosquito Aedes aegypti asociada al virus dos, el que entró en Cuba dos años y no estaba circulando en ese momento en el mundo.

Virus híbrido.

gripe1 Tras el avance del dengue en estas tierras australes, ahora aparece la fiebre porcina, calificada de “peligrosa”, que genera diversos interrogantes sobre su origen.

Se trata de un virus “híbrido” que tiene componentes porcino, humano y también aviar, y es precisamente éste último el que le preocupa, porque son los más patógenos, y también la capacidad de transmitirse de persona a persona.

“Quién sabe cómo puede comportase un virus así”, porque es “nuevo” y puede portar la alta patogenicidad del aviar y la facilidad de transmisión del humano para transmitirse de persona a persona, señaló el presidente del Consejo General de Colegios Veterinarios de España.

Sospechas sobre la CIA y el gobierno norteamericano.

La agencia digital de noticias DIN de Argentina (que por lo visto no tiene nada que ver con la antigua agencia DYN, Diarios y Noticias) ha distribuido unos reportajes que aumentan el suspenso sobre esta historia de conspiraciones y política:

Un revelador trabajo de investigación del Informativo Pacífica, elaborado por el colectivo periodístico con base en California Pueblos Sin Fronteras, plantea varias interrogantes que los medios hegemónicos de comunicación han obviado, en su afán por generar terror entre la población. ¿Cuál es el origen del nuevo virus que ya ha matado a más de cien personas en México? ¿A quién beneficia esta epidemia? ¿Qué otras noticias está sepultando? ¿Para qué se está utilizando la emergencia en México?

El reporte de Fernando Velázquez menciona un artículo de la investigadora Lori Price en el sitio web Globalresearch.ca , titulado “La gripe acaba con los memos de la tortura”, en el que ésta señala que la influenza porcina, fabricada probablemente en laboratorios militares de Estados Unidos, ha acabado con la noticia de los memos sobre la tortura ordenada por la Agencia Central de Inteligencia (CIA) contra prisioneros en Guantánamo, Abu Ghraib, y cárceles secretas.

El artículo mencionado señala que un investigador de biodefensa indonesio declaró el año pasado que Estados Unidos ya podía fabricar armas biológicas en el laboratorio de Los Álamos, usando muestras de la gripe aviar enviadas por Indonesia a la Organización Mundial de la Salud. Detalles sobre el tema aparecen en el libro “Es tiempo de que cambie el mundo: manos divinas detrás de la gripe aviar”, escrito por el ministro de Salud indonesio.

Lori Price subraya que la actual histeria provocada por el virus porcino podría dar grandes ganancias a Donald Rumsfeld. El ex secretario de Defensa de Bush es directivo desde hace 20 años del laboratorio Gilead Sciences, Inc. la firma con sede en California que fabrica y tiene los derechos de “Tamiflu”, el supuesto remedio contra la influenza que aterroriza al mundo.

Fernando Velázquez también entrevistó para su reporte al periodista Ralph Schoenman, productor del programa radial “Taking Aim” (Apuntando) que se transmite en la emisora WBAI de Nueva York. Schoenman afirma que los laboratorios militarizados a lo largo de Estados Unidos han estado perfeccionando armas biológicas con los virus porcino, aviar, el asiático y otras enfermedades para las que no hay respuesta inmunológica.

“En laboratorios de nivel 4 y 5 en todo el país las enfermedades más virulentas han sido alteradas de tal forma que no hay defensa contra ellas, y han sido arrojadas en varias partes del mundo. Se han dispersado en África, y han sido monitoreadas por militares estadounidenses”, afirma Schoenman.

Velázquez también menciona en su reporte el libro “Clouds of Secrecy” (Nubes de secretos), del profesor de políticas de Salud Pública Leonard Cole, quien documenta que por 40 años el Pentágono ha estado esparciendo billones de vacilos I en el metro de Nueva York, en las escuelas públicas de Minneapolis y Saint Louis y, en particular, en la bahía de San Francisco. En esa ciudad, los efectos fueron un incremento en un 10% de meningitis de la espina dorsal. El número de personas impactadas por el vacilo I asciende a 10 millones.

Velázquez recuerda el libro “Matando la esperanza”, donde William Bloom describe que en 1971 la central de inteligencia proveyó a exiliados cubanos con un virus que causa fiebre porcina africana. Seis semanas después, un brote de la enfermedad obligó al gobierno cubano a sacrificar a medio millón de puercos. Diez años después la población fue atacada por una epidemia de dengue transmitida por mosquitos, que se extendió por la isla enfermando a más de 300 mil personas y matando a 158 (de los que más de un centenar eran niños menores de 15 años).

Reporta también Fernando Velázquez que documentos desclasificados en 1956 y 1958 revelan que el ejército estadounidense crió grandes cantidades de mosquitos en La Florida y en Georgia para ver si los insectos podían ser usados como armas diseminando enfermedades, y que en 1969 más de 500 estudiantes de 36 países se graduaron en cursos sobre guerra epidemiológica en la escuela de química del ejército en Fort McClellan en Alabama.

Roche: el negocio detrás de la enfermedad.

Roche_3 El anis estrellado, ese vegetal que nuestras abuelas utilizaban como té con efectos laxantes para bebes, es la base del remedio más recomendado para atender a la gripe porcina, y también a la gripe aviar. La principal especialidad médica que contribuiría para el tratamiento de la fiebre porcina y aviar es una fórmula que incluye el anis estrellado.

Se trata del “Tamiflu”, recomendado por la Organización  Mundial de la Salud, pero algunos creen que es una gran mentira. Fabricado por la tamiflumultinacional suiza Roche, su facturación se multiplicó demasiado gracias a tantas epidemias misteriosas.

Aquí parte del reportaje sobre este medicamento difundido en el año 2006 cuando la gripe aviar apareció para asustar al mundo. Entre otras cosas, informa la agencia digital DIN:

La sensación de miedo ante la gripe aviaria -que una política de comunicación irresponsable e interesada alentó a lo largo del 2005 como ocurriera con el virus SARS durante los años 2002 y 2003- se convirtió en “certeza” el pasado 1 de noviembre. George Bush, con todo el boato de una gran declaración pública y rodeado de sus colaboradores de confianza -la Secretaria de Estado Condolezza Rice, el Secretario de Seguridad Interna, el de Agricultura, el de Servicios Sociales y de Salud, el de Transportes, el de Asuntos para los Veteranos y hasta el Director General de la OMS- hacía en los Institutos Nacionales de la Salud una declaración de alcance planetario alertando de una “posible pandemia”. De hecho, sus primeras palabras las dedicó a meter miedo recordando la gripe de 1918. “En el último siglo -dijo Bush- nuestro país y el mundo han sido víctimas de tres grandes pandemias de gripe y los virus de las aves contribuyeron a todas ellas. La primera, la de 1918, mató en torno a medio millón de norteamericanos y a más de 20 millones de personas en todo del mundo”. Después acentuó la sensación de peligro: “Los científicos y los médicos no pueden decirnos dónde o cuándo estallará la próxima pandemia o cómo será de severa pero la mayoría está de acuerdo: en algún momento deberemos afrontarla”. Para terminar a Bush sólo le quedó “facilitar” la asociación de ideas al desinformado ciudadano de a pie: “La comunidad científica está cada vez más preocupada por un nuevo virus de la gripe conocido como H5N1 o gripe aviar”. En otras palabras, hizo tañir la campana del miedo y en el mundo occidental nos dispusimos a correr como pollos sin cabeza a la búsqueda de soluciones.
Bush anunció a continuación que iba a solicitar al Congreso una partida económica extraordinaria para hacer frente al pánico virtual creado interesadamente y que no se correspondía en absoluto con la realidad atendiendo a la cifra de afectados y muertos por la gripe aviar. ¡Mil doscientos millones de dólares para la adquisición de vacunas destinadas a proteger a veinte millones de estadounidenses, dos mil ochocientos millones para la investigación de métodos más rápidos de producción de antídotos contra la enfermedad y mil millones más para la compra de medicinas. Pero como sólo el que habla se equivoca… al Secretario de Salud estadounidense, Mike Leavitt, se le escapó ante la prensa, en el calor del debate provocado por las declaraciones de Bush, esta perla: “Si no es el actual virus H5N1 el que provoque una pandemia de gripe… en algún momento del futuro otro virus lo hará”. Pero en ese caso, ¿a qué viene todo el tinglado que se ha montado?
En suma, lo que hizo Bush fue declarar la guerra preventiva versión II, esta vez ¡contra un H5N1 mutado inexistente! Y como ocurriera en el caso de la guerra preventiva 1 -la de Irak- también se usaron fotos para explicar la “necesidad” de actuar. El mundo occidental, conservador y miedoso, comenzó a tal fin a ser bombardeado con viejas fotos en blanco y negro de pabellones abarrotados de enfermos y decenas de tumbas causadas por la gripe española… aunque tal gripe nunca fue española ya que se inició en un campamento militar de Kansas en marzo del 1918 viajando hasta Europa cuando ya las autoridades militares sabían de su gran virulencia.
Y de la mano del problema… nos dieron la “posible” solución (ya se sabe que los problemas sin soluciones suelen producir el descrédito y caída de los gobernantes). Y de repente, de la noche a la mañana, tras un año negro para la Big Pharma -las multinacionales farmacéuticas-, los laboratorios volvieron a ser presentados ante el mundo como los salvadores de la humanidad. Un fármaco conocido como Tamiflu comercializado por la empresa suiza Roche y avalado por las autoridades norteamericanas y la OMS se presentó al mundo como la gran esperanza ante tan “terrible” amenaza. Sólo que el Tamiflu (oseltamivir) es un “antiviral” que no previene ni cura nada. Como mucho alivia -y no siempre ni completamente- los síntomas de una gripe normal por lo que es muy improbable que sirva ante un virus mutado pues lo que realmente se precisaría en tal caso es una vacuna específica. Pero, ¿acaso eso importaba? En absoluto. Sólo unos días después del anuncio el Tamiflu se convertía en lo que la industria denomina un blockbuster o fármaco estrella, un medicamento capaz de alcanzar 1.000 millones de dólares anuales de facturación cuando en el 2004 había registrado una caída en las ventas del 19% bajando hasta “sólo” 254 millones. En los primeros momentos de euforia los analistas económicos calcularon que en el 2006 podría alcanzar cifras de facturación cercanas a los 1.800 millones de dólares. Incluso se ha hablado ya de la instalación de una planta de la farmacéutica en Estados Unidos -principal avalista del medicamento- para el próximo otoño a fin de aumentar la producción.
En pocas palabras, las ventas se dispararon a pesar de la opinión expresada por muchos especialistas y del informe realizado por el instituto italiano de investigación Cochrane Vaccines Field -financiado en parte por el Ministerio de Sanidad británico y recogido por la revista The Lancet- en el que se cuestionaba la utilidad del Tamiflu y la política de los gobiernos de acumular millones de dosis del producto. Todos sabemos que las compras compulsivas efectuadas en las farmacias por la gente más influenciable y miedosa de los países donde está autorizado el Tamiflu provocaron que se agotara pronto, algo a lo que contribuyeron las absurdas peticiones de muchos gobiernos -entre ellos el nuestro- de millones de dosis… que se servirán a lo largo de los próximos años. 

GILEAD INCORPORATIONS ENTRA EN EL ESCENARIO
Entonces, cuando nadie se lo esperaba, hizo su entrada en el escenario -a través de las páginas de información económica- la empresa californiana de Biotecnología Gilead Sciences Inc. Y todos nos enteramos de que esa empresa era inicialmente la titular de la patente del Tamiflu cuyos derechos de comercialización había cedido a Roche en 1996 y que había entablado un proceso legal contra ella para recuperar el control del producto -por el que aún cobraba derechos por cada dosis vendida- alegando que Roche no hacía esfuerzos suficientes para comercializarlo. “Roche -explicaría John Martin, Jefe Ejecutivo de Gilead Sciences Inc- no ha demostrado el compromiso requerido con el Tamiflu desde su lanzamiento en Estados Unidos hace casi seis años, ni le ha asignado los recursos necesarios para hacer ‘comprender’ a médicos y consumidores el potencial del producto como tratamiento preventivo para la gripe”.
El resultado de la iniciativa fue que ambas empresas se sentaron a “negociar” y acordaron en un tiempo récord constituir dos comités conjuntos, uno que se encargase de coordinar la fabricación mundial del fármaco y decidir sobre la autorización a terceros para fabricarlo, y otro para coordinar la comercialización de las ventas estacionales en los mercados más importantes, incluido Estados Unidos. Además Roche pagó a Gilead Sciences Inc unas regalías retroactivas por valor de 62,5 millones de dólares. Y por si fuera poco la empresa norteamericana se quedó con otros 18,2 millones de dólares extra por unas ventas superiores a las contabilizadas entre 2001 y 2003. A lo que hay que añadir un dato: Roche tiene el 90% de la producción mundial de anís estrellado, árbol que crece fundamentalmente en China -aunque también se encuentra en Laos y Malasia- y que es la base del Tamiflu.
En suma, la gripe aviaria permitió poner a disposición del Tamiflu la mejor campaña de marketing que nadie podía esperar: miles de periódicos y cadenas de radio y televisión trabajando cada día a favor del producto gratuitamente y con el beneplácito de las autoridades de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Y así, mientras los pollos muertos seguían apareciendo en Asia y algunas pocas aves empezaban a aparecer muertas en Europa, Roche hacia caja y Gilead recogía los beneficios de “su” patente.

¿Y QUIÉN ESTABA ENTRE BAMBALINAS? ¡DONALD RUMSFELD!
Llegados a este punto hay que decir que lo que muchos ignoraban es que detrás de todo esto había un personaje bien conocido y de enorme poder en el mundo: el Secretario de Estado de Defensa de los Estados Unidos, Donald Rumsfeld. Y si bien algunas revistas especializadas y diarios locales se dieron cuenta y lo dieron a conocer de inmediato no se valoraría su importancia hasta que el New York Times se hizo eco de la verdad el pasado 2 de febrero. Y esa verdad es que Rumsfeld -uno de los cerebros de la “guerra preventiva” contra Irak- fue el máximo responsable operativo de la compañía fabricante del Tamiflu -la Gilead Sciences Inc.- desde 1997 hasta su nombramiento por George Bush como Secretario de Defensa. Es más, aún hoy es uno de los mayores accionistas de Gilead Sciences Inc. Según el diario norteamericano ha reconocido ese hecho en todas sus declaraciones de renta.

Como el lector podrá imaginar fueron muchas las personas que se mosquearon. Y al Pentágono no le quedó otro remedio que emitir un comunicado -que se dio a conocer a mediados de octubre pasado- “aclarando” que Rumsfeld no había tomado parte en ninguna decisión relacionada con los medicamentos designados por el Gobierno para prevenir o tratar la gripe aviaria ni lo haría en el futuro. Poco después, en noviembre, la conocida revista Fortune comentaba que Rumsfeld, después de realizar diversas consultas jurídicas, había decidido no vender sus acciones para no ser acusado de “información privilegiada”. ¿Fue por eso? ¿O fue porque sabía lo que iba a pasar? Porque lo cierto es que las acciones de Gilead Sciences Inc han pasado de valer 7 dólares cuando Rumsfeld pasó de su cargo ejecutivo en la multinacional a la Secretaría de Defensa ¡a cerca de 60! En otras palabras, el Tamiflu ha enriquecido -aún más- al Jefe del Pentágono.
¿Ha estado pues Rumsfeld “al margen” de la toma de decisiones del Gobierno del que forma parte? Es discutible pero lo que no lo es que en el Gabinete está su amigo Dick Cheney, actual vicepresidente de Estados Unidos. Y recordemos que hablamos de la persona que encabezaba la corporación Halliburton hasta que fue nombrado vicepresidente por Bush… y que esa corporación recibió contratos multimillonarios para la reconstrucción de Irak así como para el suministro de material a las fuerzas estadounidenses. Nadie medianamente informado duda pues de que ambos reman en la misma dirección desde hace años. De hecho ya en tiempos de la Administración de Ronald Reagan trabajaron juntos aunque entonces la relación jerárquica era a la inversa: ¡Rumsfeld era el jefe de Cheney!
Además en la ejecutiva de Gilead Sciences Inc ha habido mucha gente cercana al poder. Es el caso de George Schultz, ex Secretario de Estado de Ronald Reagan entre 1982 y 1989. Y el de Etienne F. Davignon, que fue vicepresidente para las políticas de Energía, Industria e Investigación en la Unión Europea de 1981 a 1984. ¿Habrá relación entre ellos? Porque da la casualidad de que Davignon y Rumsfeld, por ejemplo, son identificados como miembros del denominado Club Bilderberg compuesto por destacados hombres de la política y la economía de todo el mundo que se reúnen anualmente para hablar de los problemas internacionales (y hay quien sostiene que también para proponer cómo “resolverlos”). Hablamos de un selecto club cuya filosofía quizás la resuma la declaración de David Rockefeller -uno de sus miembros más ilustres, participante en todas las reuniones desde que el club se fundara en 1954 y fundador de la Comisión Trilateral- cuando en febrero de 1999 declaró a la revista Newsweek: “Ya que los gobiernos son incapaces de llegar a acuerdos en los grandes asuntos nadie mejor que la iniciativa particular para lograr este fin”. Añadiendo sin tapujos: “Algo debe reemplazar a los gobiernos y el poder privado me parece la entidad adecuada para hacerlo”.

barbijo Parece el argumento de una nueva película de Hollywood, pero está tejido con la trama confusa de la realidad. Uno espera de que estas cosas sean ciencia ficción o la locura de algún escritor narcotizado. Pero no. Demasiados nombres reales, hechos verificables, sólidas sospechas y maniobras de público conocimiento para que sea una gran mentira.

Algunos en este mundo parecen no despreciar cualquier medio para obtener más poder, aunque el costo sea la vida de sus semejantes.

 

 

Claudio Scabuzzo
La Terminal
Otro post de este sitio amplía la información: “Fiebre porcina, obama y Michael Jackson”
https://laterminalrosario.wordpress.com/2009/07/03/fiebre-porcina-obama-y-michael-jackson/
Fuentes:
http://argentina.indymedia.org/news/2009/04/667534.php
http://www.libertaddigital.com/sociedad/los-expertos-tratan-de-resolver-las-incognitas-sobre-el-virus-1276357517/
http://foro.loquo.com/viewtopic.php?f=9&t=173770
http://www.ambito.com/diario/noticia.asp?id=455495
http://www.tercermundonline.com.ar/index.php?option=com_content&task=view&id=2101&Itemid=1
http://www.adin-noticias.com.ar/0280409.htm
Fotos:
http://www.mex.ops-oms.org/contenido/boletines/boletin_06.htm
AP http://www.bbc.co.uk/mundo/america_latina/2009/04/090425_1515_mexico_gripe_sabado_med.shtml
http://www.ucm.es/info/genetica/grupod/Cromovibac/cromovibac.htm
http://www.stuff.co.nz/national/health/2367520/Chemists-report-rush-for-Tamiflu
Anuncios

7 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Claudio Scabuzzo dice:

    La presencia del dengue en Argentina está analizada en el artículo “El dengue nos pica donde más nos duele”
    https://laterminalrosario.wordpress.com/2009/04/22/el-dengue-pica-donde-nos-mas-duele/#comment-928

    Me gusta

  2. Claudio Scabuzzo dice:

    Sobre estas teorías conspirativas que tanto despiertan interés, en los últimos días reapareció el amero en la búsqueda de internautas, sobre todo mexicanos. Algunos relacionan esas transformaciones siniestras con la diseminación del virus de la influenza o fiebre porcina.
    Increíble.
    https://laterminalrosario.wordpress.com/2008/01/22/el-amero-%c2%bffantasia-norteamericana-o-la-resurrecion-de-un-gigante/#comment-926

    Me gusta

  3. Claudio Scabuzzo dice:

    La esperada pandemia de gripe o influenza porcina ha despertado el discurso fanático de algunas sectas apocalípticas, y alimentando la creatividad de quienes ven detrás de todo un plan macabro. Pueden existir algunas verdades detrás de tantas interpretaciones, pero ¿Qué es verdad y qué una alucinación de un lunático?. Tomándolo con pinzas, estableciendo la distancia que estas fuentes merecen por su escasa consistencia, están circunlando por internet ciertas interpretaciones que tienen como centro a México y su epidemia. Esta es uno de los textos que preocupan a algunos, hacen pensar a ciertos intelectuales y hacen reir a otros:

    AL FINAL LAS PREGUNTAS QUE NADIE RESPONDE…

    El pasado 2 de abril durante la reunión del grupo de G7 integrado por EU, R. Unido, Canadá, Alemania, Italia y Japón se dieron 2 conclusiones fundamentales.

    1- La economía mundial necesitaba un cambio
    2- El FMI. Destinaria 500,000 millones de dólares para ayudar a las economías emergentes, (países pobres dispuestos a colaborar) pues bien los dados estaban en el aire.
    3- Luego vino la reunión privada del presidente Obama y Felipe Calderón el 16 y 17 de abril.
    Sorpresivamente el jueves 23 de abril el presidente de México convoco a una reunión de emergencia con su gabinete, y por la noche el secretario de salud José ángel córdoba Villalobos anunciaba en cadena nacional la aparición del virus de la influenza, y las medidas inmediatas como la suspensión de las clases a todos los niveles en el DF y el estado de México.
    El 24 de abril el G7 declara la economía mundial debería ponerse en marcha este año y que se lanzarían todas las acciones necesarias.

    Finalmente lunes 27 de abril la empresa farmacéutica Sanofi Aventis anuncia que inyectara 100 millones de euros en una nueva planta de vacunas y donaría 236,000 dosis a México como apoyo al control de la enfermedad.

    De todo lo anterior veamos lo siguiente:

    1. Desde hace más de 2 años la industria farmacéutica a nivel mundial tenía problemas financieros por la baja en la venta de medicamentos.
    2. Si no creas guerras crea enfermedades (la economía mundial debería ponerse en marcha)
    3. México perfecto trampolín para lanzar la enfermedad, de aquí saldrían turistas a diferentes partes del mundo, curiosamente los países que reportan enfermos que estuvieron en México, y que están reforzando su cerco sanitario son los países que integran el G7 que raro.

    Lo que pasara esta semana que viene. Muy probable la suspensión de actividades en todas las empresas del DF y Estado de México, ya las clases se suspendieron hasta el día 6 de mayo, donde el gobierno hará un análisis de la farsa y vera conveniente el que siga, o la declaración tan estudiada “gracias a las medidas que se tomaron a tiempo y el apoyo de la ciudadanía pudimos controlar la enfermedad”
    4. Ponte a pensar de que se está hablando a nivel internacional ahora ¿del virus o de la crisis financiera?. Esto de antemano es un alivio para el banco mundial y las bolsas del mundo.
    Distribuye este correo a todos tus contactos no se vale nos quieran ver la cara como lo han hecho en el pasado, (chupacabras, ovnis, leche contaminada etc.)

    Y si puedes saca copias para la gente que no tiene internet, esta gente como siempre es la más afectada, mira los noticieros y las ventas de las farmacias se ha incrementado y el costo de los cubrebocas ya llego a 7 pesos imagínate las risas de quien esto orquesto al ver a la gente con cubrebocas.
    Si alguien debate que con el paro México perdería mucho pues no, para eso es el fondo que destino el FMI, e imagínate las ganancias de la farmacéutica a nivel mundial, y como lo acaba de anunciar el Secretario de Economía de México por dinero no paramos para combatir la enfermedad, y por último los empresarios considerarían este paro un alivio y muchos vivales como siempre pagaran la mitad a sus empleados.

    El presidente anuncio que la enfermedad es curable, y siempre nos manejan cifras a medias ¿donde están los muertos y donde están concentrados los enfermos?,

    Yo anexo los siguientes puntos:

    1. Si realmente es tan contagioso, ¿cómo y donde están las familias de los muertos?
    2. Si la influenza porcina es una mutación del virus original de los cerdos, entonces el brote de la infección debería haber comenzado en el campo y no en la ciudades.

    3. ¿Por qué no han mostrado una entrevista con algún enfermo? (he visto que entrevistan a familiares, diciendo que su familiar esta enfermo y que ya está estable gracias a los medicamentos, pero si el familiar ha estado en contacto directo con el virus que lo lógico no es que esté enfermo o en cuarentena?)

    4. ¿Por qué no han dicho el nombre del retroviral que esta “curando” a la gente?

    Me gusta

Deja un comentario y participa del debate....

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s