Los últimos tiempos del diario de papel.


 

mundo diarios

Algunos vaticinan el fin de los periódicos diarios, o simplemente “diarios” como lo conocemos en Argentina. Parece una tendencia mundial. La crisis económica afectó la continuidad de algunas empresas, pero sus principales impulsores, los lectores, abandonan el papel para informarse a través de internet.

“Luchen por la prensa escrita. Exíjanle cambios para que tenga más calidad, para que sea más valiente en defensa de la verdad y para que resulte más amena. Pero, créanme, con todos sus defectos, la necesitamos como foco cualitativo de información, como divulgadora de criterios y como contrapeso de los poderes”.

Antonio Franco, al despedirse de la dirección de El Periódico de Catalunya.(2007)

 

imprenta_china La imprenta permitió un salto cualitativo en la cultura y la información de la humanidad. La invención del papel moderno por parte de los chinos en el año 105 abrió un camino que nadie imaginó en ese momento. Utilizando maderas talladas alrededor del año 200 los chinos realizaban impresiones que abandonaron tiempo después al ver que necesitaban 40 mil caracteres diferentes para plasmar su idioma en un papel. En  Europa se realizaron experiencias similares, hasta que Johann Gutenberg, natural de Maguncia (Alemania), en 1438, unifica la técnica  de “tipos móviles” y da el puntapié inicial a una tecnología que llega  hasta hoy.

Dos siglos después aparece el primer periódico informativo, Weekly News of London. Era 1622 y en 1625 se presenta allí el primer anuncio publicitario. De esos periódicos que supieron ser el canal de difusión de los poderes de turno, perdura el Postoch Inrikes Tidningar de Suecia, fundado en 1645.

400 años después.

impresion diario El primer medio masivo de comunicación llega a los cuatro siglos con inquietudes sobre su futuro. Ni siquiera la radiofonía y la televisión habían atentado contra su existencia, porque, en realidad, se complementaban como los sentidos humanos: la prensa oral, visual y escrita. Las empresas propietarias diversificaron sus negocios e incorporaron medios electrónicos a su cartera de negocios. La intención era captar la mayor parte de la publicidad existente.

Información y entretenimiento pasaron ser los objetivos comunicaciones, que como vasos comunicantes, alimentaban producciones radiales y televisivas, en una convivencia exitosa. Se vendieron millones de diarios, en una oferta que impresionaba por su variedad.

Pero internet apareció como una nueva ventana en los hogares del mundo. La inmediatez de los medios electrónico se concentra ahora en una computadora, y el “hoy” pasó a ser el “ahora”. El concepto de los diarios, que podían transformar en noticia un hecho del día anterior, quedó desbaratado por el “ultimo momento”.

Ediariosn un mundo acelerado, lo que pasó hace minutos ya es viejo. Y fueron  los medios electrónicos los que generaron esa necesidad en el público. Buscando  ganar mayores adeptos crearon un periodismo inconsistente que valora el hecho sobre la causa. Los diarios permiten una lectura mas detallada de la realidad, pero no hay tiempo para tanto.

En un intento por captar lectores sumaron revistas, suplementos y hasta libros y CDs. La noticia, su trabajo periodístico, sus contenidos informativos, ya no eran suficientes para sostenerse.  Sus lectores cambiaron los hábitos y fueron víctimas de la crisis como las empresas editoras.  El acceso a la información también se mide en dinero y hoy es gratis para buena parte del planeta.

Internet fui tímidamente abordada por las campañas publicitarias, pero hoy es un objetivo primordial que permite llegar al consumidor de forma directa y barata. Así el presupuesto de los grandes anunciantes apuntó hacia un medio distinto: el hiperespacio. Los grandes avisos comenzaron a desaparecer de los diarios.

Las empresas periodísticas inauguraban sus páginas de internet como una manera de mostrarse a sus lectores juveniles y modernos. Esa necesidad no les permitió crecer, sino desplazar a su audiencia del kiosco a la pantalla.

Disminuyen los lectores en Argentina. 

Por la crisis de la economía nacional pero también por la tendencia mundial que traslada lectores del papel a la computadora, en Argentina las cifras declaradas de los propios empresarios periodísticos muestran una declinación de ventas.

clarin_logo En los últimos tres meses el diario porteño Clarín perdió 30 mil lectores en sus ediciones dominicales y cerca de 24 mil de sus lectores diarios, según datos correspondientes al período mayo-julio de 2009 del Instituto Verificador de Circulaciones de Argentina.

TIRADA DIARIO CLARIN

Circ. Neta Pagada Domingo

  7/2009 700020
  6/2009 702114
  5/2009 729023
Promedio 711819
Circ. Neta Pagada Lunes a Domingo
  7/2009 336001
  6/2009 344622
  5/2009 359961
Promedio 346742

 

logo-la-nacion La Nación, declara haber aumentado las ventas en julio de su edición dominical, aunque su tirada diaria exhibe cerca de 10 mil lectores menos.

TIRADA DIARIA LA NACION

Circ. Neta Pagada Domingo

  7/2009 246641
  6/2009 244623
  5/2009 245082
Promedio 245421
Circ. Neta Pagada Lunes a Domingo
  7/2009 147447
  6/2009 149842
  5/2009 156136
Promedio 151101

 

logoLaCapital La Capital de Rosario, el diario más importante de esa ciudad, mermó en un mes cerca de 2.500 lectores en su edición dominical y  mil menos cada día.

TIRADA DIARIO LA CAPITAL

Circ. Neta Pagada Domingo

  6/2009 81816
  5/2009 84017
  4/2009 83456
Promedio 83167
Circ. Neta Pagada Lunes a Domingo
  6/2009 39392
  5/2009 41421
  4/2009 40345
Promedio 40386

 

logolavoz La Voz de Interior, el diario líder de la capital de la provincia de Córdoba, también exhibe cifras en disminución.

 

TIRADA DIARIO LA VOZ DEL INTERIOR

Circ. Neta Pagada Domingo

  7/2009 100308
  6/2009 101090
  5/2009 103878
Promedio 101922
Circ. Neta Pagada Lunes a Domingo
  7/2009 56890
  6/2009 57882
  5/2009 60459
Promedio 58394

Estos diarios dependen de los lectores y de la publicidad para vivir. Sin embargo el rubro anunciantes está en rojo. Durante el primer semestre de 2009 en relación al mismo período del año anterior, la inversión en diarios fue de un 7% menor, mientras que internet incrementó su publicidad en el mismo período un 37,5%, según datos de la Cámara Argentina de Centrales de Medios.  Estas cifras no contemplan la inflación del período, haciendo más dramáticos los números negativos.

El diario en terapia intensiva.

diarios fin Inés Hayes, escribió para la revista venezolana “América XXI” un interesante artículo sobre el tema con la situación de los diarios en distintas partes del mundo. Parece un panorama apocalíptico. Aquí sus puntos más destacados:

La quiebra de los principales diarios del planeta es noticia desde mediados de 2008. Los grandes voceros del capital internacional caen como piezas de dominó dejando fuera del tablero a miles de trabajadores en todo el mundo.

A principios de marzo, la empresa editorial McClatchy Company, propietaria de 30 diarios, entre ellos el Miami Herald, anunció que proyecta eliminar 1.600 puestos de trabajo, equivalentes al 15% de su fuerza laboral.

“El impacto de las reducciones de empleos en El Nuevo Herald no se corresponde con los beneficios que genera el diario, que ha mantenido creciendo su circulación en los últimos cinco años”, manifestó Humberto Castelló antes de renunciar a su puesto de director de este diario que también pertenece a McClatchy Company. El Nuevo Herald, nacido en 1857, es uno de los tres grandes diarios en español de Estados Unidos. Tras 25 años de trabajo en el medio, el subdirector del periódico, Anthony Espetia, anunció también que dejará su puesto en junio.

 diarios-internetEl 18 de marzo, Seattle amaneció sin uno de sus diarios más importantes: The Post Intelligencer (The P-I). Luego de 146 años de historia, el matutino de la Corporación Hearst no llegará más a las casas de los 117.600 suscriptores diarios que tenía; desde ahora, sólo podrá leerse en Internet. Su cierre deja a la ciudad con un solo diario impreso, su rival The Seattle Times. El peso de la pérdida de 14 millones de dólares del año pasado cae, sin embargo, sobre las espaldas de los 140 periodistas que se quedarán sin trabajo. “Fue un día muy triste para todos los que trabajamos aquí”, expresó Rita Hibbard, subdirectora del diario al que dedicó 25 años de su vida.

“Todavía no he logrado averiguar cómo se puede convertir en dinero un premio Pulitzer”, afirmó Samuel Zell, propietario de Tribune y Los Angeles Times en declaraciones a la revista Portfolio (entre los dos diarios han recibido 62 de esos premios, considerados por la gran prensa como los Oscar del periodismo).

A fines de 2008, Tribune Company, el segundo grupo mediático de Estados Unidos, propietario además de The Baltimore Sun, se declaró en quiebra por las deudas acumuladas: 12.100 millones de dólares. El gigante mediático pidió ampararse bajo el capítulo 11 de la Ley de Bancarrota para reestructurar su deuda. Tribune Co. es también propietaria del equipo de béisbol Cachorros de Chicago y del estadio Wrigley Field y maneja 23 canales de televisión; sus principales prestatarios son JP Morgan Chase y Merrill Lynch. Tribune ya ha despedido a cientos de empleados y debe pagar en junio próximo una deuda de 512 millones de dólares (casi 400 millones de euros).

Entre 2007 y 2008, Gannett Company, la editora de diarios más importante del país, propietaria de 85 diarios, eliminó más de 8.300 puestos de trabajo y analiza un plan de suspensiones para la mayoría de sus 31 mil empleados.

Otro de los gigantes mediáticos EW Scripps Company, dueño de 15 diarios y 10 estaciones de televisión, despidió a 400 trabajadores y cerró su periódico Rocky Mountains News dos meses antes de que cumpliera 150 años.

La empresa que publica USA Today, el diario de mayor circulación del país, echó a mil trabajadores en agosto pasado. Otros periódicos estadounidenses como The New York Sun y Baltimore Examiner han saludado a sus lectores para siempre dejando a cientos de trabajadores en la calle.

El efecto dominó sacude también a gigantes como The New York Times, Wall Street Journal y a las revistas Time y Newsweek. A fines de 2008, The New York Times tuvo que ofrecer su edificio con sede en Manhattan como garantía para pedir un préstamo: necesitaba 177 millones de dólares para afrontar un crédito de 412 millones que vence en mayo.

La falta de anunciantes, la caída de las acciones, de las ventas y de los lectores hace que los medios busquen desesperadamente cualquier acción para salvarse.

Walter Isaacson, ex director de la revista Time y presidente de la cadena CNN ideó un sistema en Internet a través del cual los ciberlectores deben pagar entre 2 y 10 dólares por los artículos que deseen leer. Por su parte, Newsweek, propiedad de The Washington Post también apuesta a los poderes de Internet para no sucumbir ante la crisis. Incluso, el famoso Washington Post pasó de una planta de 900 periodistas hace seis años, a menos de 700 en la actualidad.

En enero de 2009, la quiebra llegó hasta The Star Tribune de Minneapolis y a mediados de febrero, las empresas editoriales del New Haven Register de Connecticut se declararon en bancarrota.

Una semana más tarde, el grupo de prensa Hearst Corporation anunció el recorte de personal del diario San Francisco Chronicle que en 2008 registró pérdidas por más de un millón de dólares por semana. El grupo empresario dijo que su objetivo era reducir costos y evitar el cierre del periódico de más tirada de la ciudad californiana.

Ni siquiera News Corp, el grupo mediático del australiano Rupert Murdoch, se salva del colapso: el consorcio propietario de The Wall Street Journal y de The Sun acumuló pérdidas durante el último trimestre de 2008 por 6.400 millones de dólares. Los periódicos estrella The New York Times, The Washington Post, The Chicago Tribune y Los Angeles Times ganan un 25% menos que hace 15 años.

Jornada nefasta para los matutinos europeos

En el viejo continente las crónicas del colapso no son muy distintas. Prisa, el complejo mediático español que edita el diario El País tiene una deuda de más de 5 mil millones de euros. Además de ser propietario del diario de mayor tirada de España, posee el cotidiano deportivo As, la Editorial Santillana y la mega empresa de televisión Sogecable. Las acciones del grupo cerraron a principios de marzo a 0,99 centavos de euro, menos que el precio de un diario.

Desde los 20,8 euros del año 2000, cuando las acciones de este grupo salieron al mercado, a los 0,99 centavos de este año, Prisa ha perdido más del 95% de su valor bursátil.

diarios de europa El consejero delegado del grupo empresario, Juan Luis Cebrián, pidió la intervención del Gobierno y del Parlamento para evitar la ruina del conglomerado mediático. “Miles de periodistas han ido a la calle o están amenazados de ser despedidos en las próximas semanas o meses. Los medios de comunicación tienen problemas para sobrevivir; ésta es una cuestión que afecta al contenido de la democracia”, dijo Cebrián en el Foro de la Nueva Comunicación que reunió en Madrid a los directivos de los medios hispanos más poderosos. La intención de Prisa de convertirse en un agente político contra los gobiernos que en América Latina encabezan un proceso de cambios radicales se desvanece en el aire junto con sus acciones.

El diario El Mundo, principal competidor de El País, también afronta problemas económico-financieros que podrían significar su quiebra.

Otro de los periódicos españoles de gran tirada, ABC, registró en febrero pérdidas por 43 millones de euros y sus ingresos publicitarios se redujeron un 26%. 220 trabajadores fueron despedidos en el último período y se recortaron los sueldos de los directivos. La Razón, propiedad de Editorial Planeta, sigue los pasos de El Mundo y El País: ya no toman colaboraciones externas y han acordado con los sindicatos congelar los salarios de los trabajadores.

“En ocho meses 1.850 periodistas quedaron en la calle”, informa la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (Fape).

Aunque es el más golpeado por la crisis internacional, España no es el único país europeo en ver cómo sus emporios mediáticos se convierten en escombros. Los periódicos británicos The Times, The Guardian, The Independent, The Finantial Times y The Daily Telegraph pierden diariamente cientos de lectores y avisos publicitarios en toda Inglaterra. En Italia, los medios afrontan el más profundo derrumbe de la publicidad en 16 años: las acciones de las 10 compañías más grandes del país caen en picada. En Francia, el presidente Nicolas Sarkozy tuvo que inyectar 765 millones de euros para sostener a la industria mediática. Aun así, Le Monde ha reducido su plantel en un 20% con el despido de 130 trabajadores y jubilaciones forzadas. El periódico Libération, nacido en la primavera del Mayo Francés para desnudar los efectos intrínsecamente inhumanos del capitalismo, fue comprado por el banquero Edouard de Rothschild.

América Latina: malas noticias para los grandes diarios

Aunque en América Latina todavía no se han registrado quiebras en los grandes diarios, los efectos de la crisis empiezan a palparse. En Argentina, el grupo La Nación cerró la revista Cinemanía y planea reducir el formato de la Rolling Stone. Si bien desde la empresa afirman que los periodistas de la revista de cine serán ubicados en otras publicaciones, ya ha habido varias cesantías.

“Hay ajustes y despidos encubiertos”, dice Edgardo Miranda, prosecretario gremial de la Unión de Trabajadores de Prensa de Buenos Aires (Utpba). Hasta el cierre de esta edición, más de 50 empleados administrativos del grupo La Nación estaban en conciliación obligatoria, analizando si aceptaban los retiros voluntarios propuestos por la empresa.

kiosko de diarios Clarín, por su parte, mascarón de proa de un poderosísimo grupo que incluye el monopolio de la televisión por cable, a estas horas duramente cuestionado por las multinacionales de la telecomunicación, abrió un listado de retiros voluntarios y presiona con los métodos habituales a los periodistas para reducir su plantel tratando de evitar un conflicto gremial. Otros medios de escasísima circulación en Argentina (tanto oficialistas como opositores que venden entre dos y cuatro mil ejemplares diarios) se mantienen artificialmente por razones políticas y sus trabajadores sienten que en las nuevas condiciones determinadas por la crisis su trabajo está amenazado.

Si bien las quiebras de los grandes diarios estadounidenses y la caída del grupo español Prisa aparecen en las primeras planas de La Nación y Clarín, los matutinos de mayor tirada en Argentina, sus propios problemas económicos quedan fuera de sus agendas mediáticas. Nada dicen de las caídas de sus ventas. El promedio de ventas de Clarín cayó por tercer año consecutivo y no logra que su promedio se ubique por arriba de los 400 mil ejemplares que eran su piso hasta hace tres años. Luego de un leve crecimiento de 2004 a 2006, las ventas de La Nación cayeron por segundo año consecutivo. Su promedio anual de ventas se ubicó por debajo de la media obtenida en los últimos cuatro años. Los 160 mil ejemplares que hasta hace unos años eran su piso, se convierten en el máximo de ventas.

Los coletazos del colapso económico mundial se sienten también en Paraguay. La circulación de los principales periódicos se ha retraído. Según un estudio de Auditores Publicitarios, empresa que releva el mercado publicitario para la Cámara de Anunciantes de Paraguay (CAP), entre enero de 2008 y el mismo mes de 2009 se registró una baja del 4,5% en la inversión publicitaria en revistas, diarios, radios y televisión.

Casi como si fuera una respuesta, se escucha la voz de los trabajadores uruguayos: “Si frente a la crisis se toman medidas de apoyo a sectores que arriesgan la competitividad de sus productos en el exterior como el automotriz o el de la industria láctea, ¿por qué no tomar medidas para atender la situación de la prensa? ¿Vamos a dejar que se recorten los salarios o que los trabajadores vayan al seguro de paro?”, se pregunta Víctor Abelando, presidente de la Asociación de la Prensa Uruguaya (APU).

Cada día, miles de trabajadores de todo el mundo se quedan en la calle. Las rotativas funcionan a media máquina y las noticias sobre las quiebras y los cierres de los principales diarios del globo se suceden unas a otras, testigos del capitalismo de papel que se deshace en el aire.

______________________________________

*Inés Hayes desde Buenos Aires con informes de Ernesto Villegas desde Caracas, Georgina Rodríguez desde Montevideo y Jorge Zárate desde Asunción.

 

¿El principio de un fin?

Cuando el mundo cambia tan rápido, las predicciones parecen marcar la decadencia actual. Hace unos años el catedrático de periodismo Philip diarios_crisisMeyer se atrevió a poner fecha al momento exacto en que la última rotativa imprimirá el último diario para el último lector de periódicos: el año 2043.  Sería arriesgado creerle, pero está señalando una tendencia.

Un reciente informe de la Asociación de Periódicos de América (NAA), indica que los lectores de diarios online están creciendo al doble de velocidad que los propios usuarios de internet. Cada vez mas gente busca en el ciberespacio  la información.

La web está ofreciendo un cúmulo de noticias que superan la capacidad de cada individuo de procesarlas. Tenemos la posibilidad de elegir lo que queremos leer, donde lo queremos leer y cuando lo queremos leer. Además, la red nos permite comparar opiniones, fuentes, hechos, circunstancias… volver atrás en sus archivos y sacar mejores conclusiones.

Semejante herramienta pone a los diarios un desafío: sobrevivir para mantener su negocio y convencer al lector de que sus contenidos responden a sus inquietudes. El futuro dirá en que se transformaron, si acompañaron a su público o prefirieron cerrar su historia.

 

Claudio Scabuzzo
La Terminal

 

Algunas fuentes:
http://www.americaxxi.com.ve/numeros/0048/index.html
http://josepardina.wordpress.com/2007/08/01/el-fin-de-los-periodicos/
Anuncios

2 Comentarios Agrega el tuyo

Deja un comentario y participa del debate....

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s