Evita y sus automóviles.


Los autos son una muestra de poder y prestigio. Por cuestiones políticas o personales Eva y Juan Perón se vincularon a importantes fabricantes, grandes marcas y modelos exclusivos. En muchos casos Evita terminaba siendo la supuesta destinataria de tanto lujo sobre ruedas. Por lo menos su nombre en autos de colección multiplica el valor de remate. Pero hay historias ciertas e inciertas detrás de esos autos clásicos de colección que tienen antecedentes peronistas. Una muy reciente y misteriosa me despertó interés en el tema y aparecieron otras que ayudaron a alimentar la leyenda de la líder de los “descamisados”.

María Eva Duarte de Perón se insertó en la historia del planeta al acompañar al General Perón en el poder de la Argentina a mediados del siglo XX. Sus dichos y sus  hechos trascendieron mundialmente  a través de infinidad de libros, películas, documentales y programas de TV que exhiben la trayectoria de la “abanderada de los humildes” y la proyectan en una dimensión que escapa a veces de la propia realidad que le tocó vivir. Elogiada y desprestigiada, casi al mismo tiempo, su imagen hoy sigue siendo parte de polémicas y entredichos, pero tiene un reconocimiento mundial  por su coraje y carisma. Fue una mujer que en el poder exhibió riqueza. Todo lo que la rodeaba era lujoso, y, tras su muerte, sus objetos valiosos fueron pasando de mano en mano hasta llegar al presente. Esos objetos aparecen en sendos remates en el extranjero donde su historia les da un valor récord. Así, joyas, artículos personales, retratos, fotografías, escritos, vestimentas y hasta autos, son ofrecidos a coleccionistas que pagan fortunas por haber pertenecido a la ex-primera dama argentina. Pero vamos a rescatar esos autos que llevan el signo del peronismo, y aquellos más notables y exclusivos los cuales Evita aparece en sus historias. Quizás en el caso de los automóviles, Eva haya sido influenciada por el conocido  gusto de Perón por conducir y la posibilidad de acceder a lo mejor de la época. Esos coches perdidos en el tiempo esconden su verdadero sentido y alimentan las críticas al régimen justicialista, ya que se mezclan fondos públicos y propios del matrimonio en su adquisión, y, en el caso de los que fueron regalados, abren interrogantes sobre la necesaria transparencia en los actos del estado. Perón, amor por los fierros. Su esposo, el General Perón fue poseedor de algunos autos significativos, como ese Mercedes Benz 190 sl, que se lo terminó regalando a la esposa de Henry Kaiser, el fundador de I.K.A. (Industrias Kaiser Argentina). Dicen que con ese gesto confirmó la radicación de esa fábrica de automóviles en Argentina, recibiendo él de regalo un Kaiser Carabela importado, similar al que después se fabricó en el país. El Mercedes se conserva todavía, vale millones y se encuentra fuera del país, pero del Carabela no hay noticias. Hace poco tiempo un sitio de internet ofreció para la venta un Rolls-Royce PII Continental modelo 1929  que estaba en Italia y que habría pertenecido al General. De ese coche no hay otros datos. Se sabe que el presidente y su esposa tuvieron varios coches de uso oficial.  General Motors le había donado un Cadillac en 1952 que se sigue utilizando hasta hoy.  El garaje de la Casa de Gobierno exhibía muchos modelos de lujo de la época. Pero en su vida particular, cuando estaba en el exilio, el General utilizaba  coches convencionales, que igualmente llegan a valer fortunas como el Fiat 130 que en 1974 recibió de regalo de la empresa italiana y que conservaría su viuda Estela Martínez de Perón en España. Reclamado por el apoderado de la herencia de Perón, Mario Rotundo, el valor estimado es superior a los 7 millones de dólares, un precio exagerado por la demanda legal. Ford Fairlane de Peron y... Bilocación de Cristina K?Recientemente se informó que el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires había retirado de la vía pública un viejo Ford Fairlane que tenía características especiales: estaba blindado y su luneta trasera era distinta al modelo conocido. Finalmente se supo que el vehículo era propiedad de la Unión Obrera Metalúrgica y que había pertenecido al General Perón. Se desconoce su valor, aunque prometen restaurarlo para exhibirlo en la la Quinta de San Vicente. Pero lo más trascendente de su amor por los fierros, ya sean autos o motocicletas, fue la decisión de Perón de fabricar un vehículo deportivo que se denominó Justicialista Gran Sport. El tuvo su propio coche con diseño de avanzada y motor Boxer Porsche. Se fabricaron en 2 años (1953 y 1954) 167 unidades. Los principales dirigentes del peronismo, incluido Perón, tenían ese auto en sus garajes. Quizás la novedad mas importante era que tenían una carrocería plástica (resina de poliéster), siendo uno de los primeros vehículos del mundo en ser fabricado con ese material. Hoy el justicialista Gran Sport es buscado por coleccionistas del primer mundo y pagan fortunas. Los autos del matrimonio presidencial revelaban el exquisito gusto por los mejores coches y no se privaban de poseer modelos exclusivos, hechos a pedido, que luego cotizaron con el tiempo a valores infinitos. Los autos de Evita. Es probable que por un razón de fama mundial los coches más significativos hayan sido vinculados a la figura de Eva Perón, de quien no se sabe si sabía conducir. Lo cierto es que se adjudican vehículos de alta gama, únicos y que sorprenden hasta hoy, algunos surgidos del diseño de Pinin Farina, una celebridad desde entonces. Incluso el auto más caro de la época fue regalado  a la esposa de Perón. Mi curiosidad sobre este extenso tema partió de un debate en un sitio sobre autos clásicos. Con ese auto misterioso comienzo la historia. La Cisitalia 202 Coupé Cabriolet. Se cuenta que tras la Segunda Guerra Mundial, el corredor y empresario italiano Piero Dusio apuntó hacia la Argentina para expandir sus negocios y salir de una crisis de su fábrica en Italia, a punto de quebrar. Con la intención de favorecer sus inversiones, habría entregado una Cisitalia 202 Coupé Cabriolet a Eva Perón y Juan Perón como regalo, pero no hay documentación que asegure que fue así, aunque la leyenda persiste. Si se sabe en el mundo de los coleccionistas de autos que el chasis 21 de ese modelo tiene relación con el peronismo. imagesCAHIQFTIDusio fabricaba esos autos en Italia pero cuando Piero vino a la Argentina, su hijo Carlo continuó con la empresa familiar radicada en Torino hasta 1964. Dusio logró el apoyo financiero del peronismo y estableció la empresa Autoar S.A.I.C. en 1949 y en 1950 comenzó a producir. Esa empresa tuvo su primera etapa en la gestión peronista hasta 1953 y luego fabricó modelos utilitarios y deportivos  desde 1958 y hasta 1963, algunos de gran calidad y prestigio como el Cisitalia Abarth TC850. Su empresa y su marca ha resucitado en Argentina, por lo menos un sitio ofrece replicas de esos modelos clásicos (http://www.cisitalia.com/home.html). Volvamos a nuestra historia. El auto obsequiado a Eva no era cualquier auto. Fue el primer Cisitalia 202 Cabriolet y fue el único ejemplar diseñado y construido por Pinin Farina. Tiene un valor importante y es  muy buscado por los coleccionistas. Como otros autos del matrimonio presidencial, fueron pasando de mano en mano hasta que terminó en Europa. En la década del 80 perteneció a Benito Roggio, uno de las fortunas más importantes del país y gran coleccionista de autos que terminó vendiéndolo. El auto era de color rojo, aunque se sabe que el original fue celeste. Pero en el blog sobre autos clásicos “Retrovisiones” aparece una nota sobre este auto y un comentario de un lector desenreda una historia increíble. Quién escribe es pai umbanda y se autodenomina Jorge de Ogum. El asegura que fue dueño del Cisitalia modelo 1950, convertible, que se lo compró a un vecino de Villa Domínico cuando tenía 17 años. Según la historia que relata habría pertenecido a Eva Perón. En 1974 la vende y al poco tiempo de cerrar la operación aparece Mauricio Bramson (coleccionista de autos) con intención de adquirir el vehículo que ya había sido vendido. Días después Bramson se vuelve a presentar frente a Jorge, pero ahora acompañado de una señora que decía ser viuda de Piero Ducio, quién lo interroga sobre si el coche tenía como faltante la rueda de auxilio y si el número de motor era el que ella describía. Todo era exacto, la mujer parecía estar detrás de ese auto, pero estaba vendido. Ofrecieron mucho dinero y hasta negociaron con el comprador sin éxito. Aseguraban que tenían un cliente en Italia, un museo, que estaba buscando ese coche. ¿Porqué querían ese auto?. Jorge recuerda que cuando lo desarmó para repararlo sus asientos eran tan pesados que había que levantarlos entre dos.  El tema de los asientos fue una pregunta que hizo la supuesta viuda de Ducio:  “Respondeme una pregunta ¿los asientos alguna vez los sacaste?-si respondi. Vuelve a preguntarme: ¿eran Livianos o pesados?. Le respondi que eran muy pesados”. 1947-Cisitalia-202-Cabriolet-by-Pinin-FarinaQue había en esos asientos es difícil de estimar, pero debería tener mucho valor. Tampoco es claro si es el mismo auto que  años después reaparece como la Cisitalia de Evita en Europa ya que se observan  leves diferencias pero también grandes misterios. La que se exhibió en el Sporting Classics de Mónaco en 2010 era color celeste y techo de lona blanca, y fue cotizada en casi medio millón de euros. Pero hay otros autos vinculados a Evita que tienen su historia. La Maserati A6G/1500.  La Maserati de Eva PerónEs de color azul metalizado y tiene dos puertas. El modelo se denomina Maserati A6G/1500 Prototipo Coupé, modelo 1947, y  fue construido por Battista “Pinin” Farina en Italia. Llegó a manos de Evita supuestamente por un regalo, aunque algunos aseguran que Juan Perón adquirió esa coupé. Después su historia se pierde en el tiempo, pero varios coleccionistas y corredores la tuvieron en su poder hasta que sale del país para cotizar en los círculos exclusivos de los coleccionistas de autos clásicos. imageEntre los años  1946 y 1950 se fabricaron casi a mano  61 ejemplares de esa Maserati. Lo singular es que en 1947 salieron de fábrica 3 unidades y una de ellas, la única que ha sobrevivido, perteneció a Eva Perón y todavía esta funcionando y en excelente estado. La Maserati salió en venta en Italia, en Verona, hace unos años a 1.400.000 euros.       La Ferrari 166 MM Touring Barchetta.  La Ferrari 166 MM Touring Barchetta fue encargada por el Automovil Club Argentino en 1949, por supuesta petición de Eva Perón. Por algún motivo, esta vieja fotografía vincula a Evita con el auto, pero se trataría de un montaje porque la escena es en París cuando se presentó el modelo y no consta la presencia de la primera dama, ya famosa, en ese lugar. Esa imagen y la historia del vehículo contribuye a que su cotización siempre se destaque frente a otros modelos parecidos. Según cuentan, a Evita  le encantaban los autos de la firma del cavallino y por ello encargó un coche especial:  una Ferrari con un motor de 2 litros de cilindrada y 12 válvulas, lo mejor del momento, que se destinó a la competición. Carlos Menditeguy corrió con él en la carrera de Mar de Plata, por aquel entonces bastante conocida, y acabó liderando la clasificación general de la prueba. En el 2008 este vehículo, conocido como la “Ferrari del fotomontaje”, fue subastado en Europa por la considerable cifra de4,5 millones de dólares. pero ahora volvió al remate por un par de millones menos.

El Lancia D-24. [LANCIAEVA1.jpg]Donado en 1955 en homenaje a Eva Perón, que había fallecido tres años antes, este Lancia D-24, motor V6 de 3,3 litros y 256 cavallos de fuerza, era otro diseño de Battista “Pinin” Farina. El auto tenía unos años, había corrido exitosas carreras, pero había sido restaurado por Lancia y enviado al país poco tiempo antes de la caída del gobierno peronista. Lo que sucedió después poco se sabe. Pasó de mano en mano y en 1980 volvió a Europa donde un coleccionista privado lo conserva sin intenciones de venderlo. Dos Rolls-Royce en Buenos Aires.

El Rolls Royce de Eva Perón llega al puerto de Buenos Aires.
El Rolls Royce de Eva Perón llega al puerto de Buenos Aires.

Bautizado  como el coche más caro del mundo en su momento, Eva Perón recibe en 1950 un Rolls-Royce Silver Dawn construido especialmente para ella.  Una foto de la época lo muestra arribando al puerto de Buenos Aires desde un barco llamado “17 de octubre”. De ese coche no he obtenido datos sobre su presente, aunque sospecho que será parte de una colección privada. Según se desprende de algunas investigaciones posteriores, el carísimo auto era un regalo del empresario naviero uruguayo Alberto Dadero, uno de los más poderosos del rubro, que mantenía una estrecha relación con el matrimonio presidencial. Otro Rolls-Royce es exhibido en muestras de autos clásicos del mundo.   Se trata de una Limousine 1950, que le habría pertenecido a Eva y Juan. Un auto “presidencial” que terminó siendo vendido en el extranjero y es una pieza muy cotizada.   Packard Super Eight Phaeton 1939. Este magnífico Packard fue utilizado por el líder del peronismo y fue el último vehículo en el que su esposa  viajó. Era un vehículo “presidencial” con un  motor de ocho cilindros  de 130 hp y es la estrella de las muestras itinerantes de autos históricos que recorre el mundo.  Costó 10 mil pesos de la época cuando un auto de calle se conseguía a menos de 700 pesos. Juan and Eva Peron in Inaugural ParadeLa histórica foto muestra a Eva saludando a la multitud desde ese vehículo en su última aparición pública, el 4 de junio de 1952. Ella, muy desmejorada por el cáncer, estaba sostenida por arneses que la mantenían de pie. Originalmente era de color oscuro y con el volante a la derecha, pero durante su restauración en 1970, fue pintado de amarillo y el puesto de conducción pasó a la izquierda.   Autos célebres como sus dueños. Estos coches son parte de la historia de sus propietarios originales, o de quienes decidieron incorporarlos a su exposición pública. Eva y Juan Perón mezclaron en su vida los autos adquiridos por el estado para uso oficial del mandatario y su esposa con aquellos coches que representaban el glamour de la época. El límite entre lo propio y lo ajeno se desdibuja en el tiempo aunque el devenir histórico hizo que algunos de esos autos exclusivos fueran arrancados de Perón para ser vendidos, como venganza o recupero de lo que se consideraba impropio. Esos rodados también sufrieron el estigma de haber pertenecido a la pareja y hoy el pasado los valoriza. Allí están en distintas partes del mundo, cotizando millones de pesos, mostrando el brillo y la tragedia de un país, al mismo tiempo.

Claudio Scabuzzo
La Terminal

Sitios consultados: http://pdf.diariohoy.net/2004/02/12/pdf/15c.pdf http://borjagonzalezvazquez.com/2010/12/17/la-historia-del-ferrari-de-evita-peron/ http://www.lanacion.com.ar/572437-subastan-el-maserati-de-eva-peron http://autoblog.com.ar/2011/01/la-mas-argentina-de-las-ferrari-se-vendio-por-187-millones-de-dolares/ http://argentinaautoblog.blogspot.com/2009/03/exhibieron-el-lancia-de-homenaje-eva.html?showComment=1236081360000 http://www.retrovisiones.com/2010/11/2-202-2/ http://www.ultimatecarpage.com/forum/showthread.php?t=41319 http://www.sportscardigest.com/sporting-classics-of-monaco-auction-results-rm-auctions/ http://www.collectioncar.com/detailed.php?ad=5969&category_id=1 http://www.auto-historia.com.ar/Fichas/Autoar/Cisitalia_Abarth.htm http://www.cisitalia.com/home.html http://www.icons.org.uk/theicons/collection/rolls-royce/biography/rolls-royce-history http://www.pentaxforums.com/forums/es/mini-challenges-games-photo-stories/84044-%3Dplains-trains-boats-automobiles%3D-20.html http://www.classiccarsforsale.co.uk/classic-car-for-sale-print.php/carno/5975 http://www.time.com/time/magazine/article/0,9171,853719,00.html Foto principal: https://picasaweb.google.com/inacionalypopular/MomentosEvaPeron#

Anuncios

32 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Fernando dice:

    La verdadera Cisitalia ex-Perón era una 202 creo que modelo 1947 convertible color celeste (quizás metalizado ) que fue propiedad del Arquitecto Remo ROGGIO. Yo la veía a menudo ya que vivo desde 1945 en la misma casa, a 2 cuadras del magnifico edificio en el que habito toda la Familia de D. BENITO ROGGIO fundador de la histórica empresa constructora en Barrio COFICO -Ciudad de Córdoba. Fui compañero de la Escuela Primaria de uno de los miembros de la familia Roggio, sobrino del Arq. Roggio así que en algunas ocasiones hacíamos las tareas diarias en su Departamento. Cuentan que una vez la condujo J.M.Fangio haciendo una exhibición en el Parque Sarmiento de la Ciudad de Córdoba. Luego, según me relato el Arquitecto RAUL PIGNI ( entonces compañero de estudios mío en la Facultad de Arquitectura de la UNC) fue entregada en una concesionaria Chevrolet (Creo que se llamaba “PIATTINI Y CIA” y estaba en la Av. Colon de la Ciudad de Córdoba en canje por uno de los recién aparecidos “CHEVROLET 400”. Allí la compro mi amigo Pigni quien la tenia en el año 1963 y con quien tuve la oportunidad de “pasear” en un verdadero coche Sport. Era una “joya” .Su estabilidad era magnifica. Tenia el volante a la derecha, era convertible y los paragolpes cromados tenían “amortiguadores” anti choque en sus soportes. No se podía utilizar en lugares con mucho trafico porque no tenia “ventilador” para enfriar el radiador ya que era “un auto de carrera”. Las ruedas eran con rayos y tenían una sola tuerca grande para “aflojarlas” rápidamente. También tenia chassis tubular y era de chapa de aluminio lo que generaba inconvenientes ante un choque, Recuerdo que según mi amigo tuvo que para hacerle algunas reparaciones recurrió a obreros de la FABRICA DE AVIONES DE CORDOBA (IAME) expertos en trabajar en el aluminio que usaban habitualmente.

    Aproximadamente, en 1965 mi amigo y colega Pigni decide vendérsela al Señor Pablo Olmedo a quien casualmente yo le comente el asunto y se concreto la venta, El Sr. Olmedo vivía a media cuadra de distancia de mi casa y su inolvidable suegro, un eximio mecánico (con quien aprendí a conducir gracias a su paciencia) siendo adolescente) y ex corredor de motocicletas y automóviles del entonces Turismo de Carretera (Coupes Ford y Chevrolet) también como yo la había conocido a la Cisitalia desde su llegal da a Córdoba.
    Creo que Pigni la pinto de rojo pero cuando llego, cerca de 1947 o 1948 era originalmente celeste claro.
    Supe que luego de cierto tiempo Olmedo la vendió, creo que a un coleccionista cordobés quien la habría “restaurado totalmente” y “exportado”.
    Guardo un imborrable recuerdo de aquel automóvil ligado indirectamente a periodos de mi infancia y también de mi adolescencia.

    Me gusta

Deja un comentario y participa del debate....

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s