¿El fin de la era nuclear?.


La manipulación de tecnología nuclear no está siempre en las mejores manos. Hay 439 reactores atómicos en el mundo y muchos de los incidentes que expusieron a la gente al peligro de la radiación tuvieron que ver con errores humanos. Quizás lo que sucede en Japón se relacione más con un terremoto y un tsunami simultáneo sobre una de las usinas más grandes del mundo, pero la contención del accidente depende de la sabiduría y responsabilidad científica sobre una tecnología de consecuencias impredecibles. A 72 años de su nacimiento, la era nuclear parece tener sus días contados. América del Sur expuesta a un peligro semejante a Japón. 
El Ford Nucleon, un auto proyectado en la década del 50 para funcionar con fusión nuclear. Todo era posíble con los átomos usados para fines pacíficos.

Cuando era pequeño se decía que estábamos en la era nuclear, porque esa tecnología innovadora iba a dominar el futuro.  Transporte, energía, medicina y nuevos materiales nacían con el avance humano, pero los peligros colaterales no estaban dimensionados. ¿Que pasaría ante la inoperancia, la irresponsabilidad o el descuido de técnicos o gobiernos en el uso o mal uso de la fusión nuclear?.

La era comenzó trágicamente el 12 de octubre de 1939 cuando el presidente norteamericano, Franklin D. Roosevelt, autorizó la fabricación de la primera bomba atómica. Si, la energía del átomo se ponía en nuestras manos para matar en el marco de la II Guerra Mundial.
Hiroshima, Japón, 1945, la primera bomba atómica sobre una ciudad.

Los científicos Albert Einstein y Leo Szilard convencieron al líder de EEUU de la necesidad de adelantarse a Alemania en la creación del explosivo nuclear y así nace el Manhattan Project, cuyo primera prueba fue la detonación del artefacto ‘Trinity’, el 16 de julio de 1945 en Alamogordo (Nuevo México).

Solo tres semanas después la bomba de uranio ‘Little Boy’ arrasaría la ciudad de Hiroshima (Japón), causando la muerte de unas 140.000 personas. Estados Unidos volvería a emplear la bomba en Nagasaki, el 9 de agosto de 1945 y desde entonces en acciones de guerra no se volvieron a utilizar armas atómicas.
Sin embargo las potencias del mundo continuaron su desarrollo en pruebas a cielo abierto o bajo tierra. Los tratados que desde 1963 limitan la fabricación de armas nucleares no impidieron que los principales países del mundo tengan en sus arsenales ojivas atómicas en sus cohetes. Se calcula en más de 10 mil las existentes, suficientes para destruir al mundo varias veces.
Las consecuencias de la radioactividad son terribles para el ser humano. Chernóbil brindó suficientes ejemplos de lo que puede suceder cuando se descontrola la energía del átomo.

Mientras el uso militar de la energía nuclear era una variable de poder entre las naciones, el uso civil también lo fue. El temor que el desarrollo pacífico derive en un uso bélico hizo que los controles sean exigentes a través de distintos organismos internacionales (controlados por las potencias nucleares).

Pese a ello la ciencia fue incrementando su saber y el uso civil ampliando su seguridad de un actividad de alto riesgo cuyas consecuencias son desconocidas. Pero el mundo necesita cada vez mas energía, en especial los países centrales cuyo consumo descontrolado excede cualquier razonamiento lógico. No solo la industria necesita electricidad sino las ciudades, donde sus habitantes desconocen el ahorro y solo desean incrementar su confort.
Una bomba pacífica.
La Central Nuclear de Embalse, Argentina, la más importante de sudamérica.

Diseños y protocolos de las centrales nucleoeléctricas han evolucionado a partir de pruebas y errores. Esta energía “limpia” (mientras se contenga) y barata se transformó en la alternativa al uso de hidrocarburos para generar electricidad. Pero nadie hubiese previsto hechos simultáneos que desencadenaron en Japón una tragedia nuclear que todavía no tiene un descenlace.

Esto demuestra que esa tecnología es vulnerable y el núcleo de uranio puede calentarse en forma descontrolada sin que nada ni nadie pueda detener ese proceso. En esas condiciones un accidente nuclear es imposible de revertir. Pero a Japón, pese al cuidado que tienen de sus centrales atómicas, la naturaleza le jugó una mala pasada y sucesivos terremotos sumados a un tsunami (una conjunción de las más importantes recordadas por el hombre) hicieron estragos en los sueños de la energía eterna. Fukushima, la principal central de Japón, hoy en ruinas, es la bisagra entre el pasado y el futuro de la energía atómica.
Según dicen, cada 20 años se produce un incidente, pero esta tecnología tiene poco más de 50 años y fueron varios los hechos que replantearon su existencia.
Radiaciones descontroladas.
El incidente de Three Mile Island, Estados Unidos

En la central de Mayak, en la ex Unión Soviética, ocurrió el primer incidente de gravedad el 29 de septiembre de 1957, cuando un fallo en el sistema de refrigeración de un tanque que almacenaba decenas de miles de las toneladas de desechos nucleares disueltos causó una explosión no nuclear que tuvo una fuerza estimada en aproximadamente 75 toneladas de TNT (310 gigajoules), que liberó aproximadamente 20 MCI (740 petabecquerels) de radiación. Al menos 200 personas resultaron muertas debido a la radiación, 10,000 personas fueron evacuadas de sus casas, y 470,000 personas estuvieron expuestas a la radiación.

También en 1957 en Windscale, en el norte del Reino Unido, el grafito moderador en una planta refrigerada por aire, se incendió y una significante cantidad de productos radioactivos, fueron emitidos al exterior, sin que se conocieran víctimas. Tanto las instalaciones inglesas como rusas respondían a necesidades militares, ya que allí se procesaba plutonio para armamento atómico.
Hace 32 años sucedía algo parecido a lo de Japón, pero de menor dimensión en la usina eléctrica de Three Mile Island, Estados Unidos, cuyo núcleo entró en fusión parcial, pero no habría ocasionado lesiones a la población.
La central de Chernóbil, el peor accidente atómico de la era nuclear.
El accidente más importante registrado sucedió el 26 de abril de 1986 en Chernóbil, en Ucrania (ex Unión Soviética). Fue durante una prueba en la que se simulaba un corte de suministro eléctrico, lo que provocó un aumento súbito de potencia en el reactor 4 de esa central nuclear y el sobrecalentamiento del núcleo del reactor, lo que terminó ocasionó una explosión del hidrógeno acumulado en su interior.
Efecto de la radiación sobre un niño de Chérnobil.
La cantidad de dióxido de uranio, carburo de boro, óxido de europio, erbio, aleaciones de circonio y grafito expulsado, materiales radioactivos y tóxicos fue unas 500 veces mayor que el liberado por la bomba atómica arrojada en Hiroshima  y causó directamente la muerte de 31 personas.
Las desprolijidades técnicas y políticas provocaron la evacuación tardía de 116.000 personas y una alarma internacional al detectarse radiactividad en, al menos, 13 países de Europa central y oriental. Sus efectos alcanzaron a millones de personas, algunos con rastros monstruosos.
Hubo varios incidentes menores durante los últimos años en diversas partes del mundo, algunos cuyos datos fueron secretos de estado o manipulados para que no se conozca la verdad. Todo esto  muestra el alto riesgo de esta energía cuando se producen errores técnicos humanos. En el caso de Japón, es el primero en donde el problema fue causado por la naturaleza, pero los riesgos son idénticos.
América del Sur no está excenta.
Niños de Goiânia son analizados para ver si tienen radiación, en 1987.
En 1987 se produce un incidente en Brasil de suma gravedad, el primero en la región. Ocurrió en Goiânia, capital del estado de Goiás y mató a cuatro personas, lesionando a 249 a causa del envenenamiento por radiación.
Se produjo por una fuente radiactiva de un aparato de medicina que estaba en desuso y que había sido robada de un hospital abandonado. Era un cilindro de plomo, con cloruro de cesio en su interior, con una ventana de iridio desde donde irradiaba cesio-137.
Las autoridades tardaron dos semanas en descubrir el robo y la presencia de radioactividad en un grupo de chatarreros y personas de bajo nivel económico que manipularon el material radioactivo sin conocer su peligrosidad. Luego debió ser descontaminada la zona, mientras se procedió a un trámite judicial para establecer responsabilidades.
Energía inquietante.
Central Nuclear Atucha I y II, la primera de sudamérica.
El desarrollo nuclear en américa latina tiene a Argentina como un referente, cuyos trabajos cientíticos comenzaron en la década del 50.
La primera central del subcontinente se inauguró en 1974 y es la Atucha I, ubicada a orillas del río Paraná de las Palmas, a unos 100km al noroeste de Buenos Aires.
Otra central contigüa a esa, Atucha II se encuentra aún en fase de construcción, pero se prevé ponerla en servicio durante el año en curso. En tanto la otra central en funcionamiento es la mas grande de sudamérica y es la Central Nuclear Embalse Rio Tercero, ubicada en la localidad del mismo nombre, en la provincia de Córdoba, a 100km de la ciudad de Córdoba y 700km de Buenos Aires.
Las tres centrales argentinas son operadas por Nucleoeléctrica Argentina S.A. y generan el 6,2 por ciento del suministro eléctrico del país. Aunque es probable que esta cifra aumente en el futuro, ya que en diciembre de 2010 se confirmó que la empresa estadounidense Westinghouse construirá la cuarta central nuclear argentina: Atucha III.
Central Nuclear Álvaro Alberto, en Río de Janeiro, Brasil.
Central Nuclear Álvaro Alberto, en Río de Janeiro, Brasil.
En tanto Brasil genera el 3,1 por ciento de sus necesidades eléctricas a través de energía atómica. Los brasileños cuentan actualmente con dos plantas nucleares en acción y una en construcción. La Central Nuclear Almirante Álvaro Alberto (CNAAA), conocida como Central Nuclear de Angra, se encuentra en la playa de Itaorna, en Angra dos Reis, estado de Río de Janeiro.
En 1982 se conectó Angra I a la red, le siguió Angra II en el año 2000 y en junio de 2010 se comenzó a construir Angra III. Si bien el Gobierno brasileño prevé realizar otras cuatro centrales nucleares, ante la catástrofe en Japón, el presidente del Congreso brasileño José Sarney declaró que es necesario “adoptar un cambio serio en la visión sobre las plantas nucleares de generación de energía. (…) Ahora, con ese problema en Japón, vamos a tener que parar un poco para pensar”.
Otros países están interesados en desarrollar plantas nucleares, entre ellos Chile, cuya próxima visita del Presidente nortemericano Baral Obama, tenía que ver, entre otras cosas, con ese asunto. Pero sin duda no será discutido. Los temas nucleares no serán políticamente correctos en el futuro. En tanto el gobierno de Venezuela ya tiene tratativas con Rusia para la construcción de otra central, pero todo dependerá del descelance de la crisis de japón.
Un futuro incierto.
La central nuclear de Fukushima resultó averiada tras el sismo de magnitud nueve en la escala de Richter y posterior tsunami que arrasaron costas del noreste de Japón. Cuatro reactores de seis se encuentran fuera de control.

El sueño atómica se desmorona con el desastre de los reactores de Fukushima. También el negocio de generar electricidad: las empresas que venden la tecnología y los países que controlan el conocimiento, obtienen millonarias ganancias con la puesta en marcha de centrales nucleares que terminarán vendiendo su energía a la población, que demanda más y más. Sin la energía nuclear no se habría podido mantener los altos consumos de los últimos tiempos.

“La industria nuclear quedará afectada por el accidente porque rompe la sensación de invulnerabilidad“, señala el catedrático de Sociología de la Universidad de Santiago de Compostela Benjamín González, que lleva 15 años estudiando la evolución de la opinión pública sobre el riesgo nuclear. Todos los países han detenido sus programas nucleares y esperan a ver que pasará.
Quizás el fin de la era nuclear tenga tambien que ver con el auge de los medios de comunicación y las redes sociales: la mayor información, libre de censura, genera conciencia y abre un debate que siempre fue encriptado, pero ahora participa la humanidad.
Claudio Scabuzzo
La Terminal
Algunas fuentes consultadas:
http://www.elpais.com/articulo/sociedad/renacer/nuclear/apaga/elpepisoc/20110316elpepisoc_1/Tes
http://es.wikipedia.org/wiki/Accidente_nuclear
http://misteriospublicos.blogspot.com/2011/03/energia-atomica-y-en-donde-estan-las.html
http://www.elpais.com/articulo/internacional/OIEA/confirma/danos/nucleos/reactores/Fukushima/elpepuint/20110316elpepuint_1/Tes
http://www.cuba.cu/noticia.php?actualidad&id=7568
Anuncios

13 Comentarios Agrega el tuyo

  1. JULIETA dice:

    NI ARMAS NI ENERGIA NUCLEAR; SUFICIENTES ARMAS CON LA QUE NO SON NUCLEARES, NO GRACIAS YA TENEMOS ARMAS; ENERGIA NUCLEAR, PA QUE? TENEMOS LA ENERGIA DEL SOL, EL AGUA Y EL VIENTO, Y NO LAS ESTAMOS PERDIENDO. EMPRESAS QUE VENDEN ENERGIA SABIENDO QUE HAY OTRAS ENERGIAS QUE SON GRATIS.

    Me gusta

  2. michael dice:

    La energia nuiclear no esta totalmente inventada(lo decia Borges del ascensor en comparacion a la escalera).Y por ello lo mejor es deshacerse de ella cuanto antes.

    Me gusta

  3. todo ser humano esta de paso ysienpre quedara mar cielo y tierra no miren el orgullo miren solo el futuro de una sonrisa . cuanto vive el honbre 3,000 o 4,000 años podremos sucsistir unos 1,000 años mas en comunion . que la era de los dinosaurios que vivieron 1,000…………………. dios nos hiso igual ael no pensemos diferen quel padre racionemos y busquemos soluciones sin culpables no somos inteligentes . y que la pax este sus conciensias este el nombre de nuestro señor jesucristo. por los siglos de los amen ,

    Me gusta

  4. Carlos dice:

    Muy buena la página y muy interesante el artículo. Desde mi punto de vista la humanidad no puede subsistir en un futuro cercano sin la Energía Nuclear. Sin la misma, cuando se acabe el petroleo, se debería eliminar el 80% de la población para que el resto pueda vivir con los estándares de vida actuales.

    El problema de la energía eléctrica es que no puede ser almacenada como otras formas de energía.

    La centrales Térmicas de carbón son sucias e ineficientes.

    Las Hidroeléctricas Reguladas (Chocón), sin la necesidad de una catástrofe, generan mas impacto ambiental que las Nucleares.

    Las Hidroeléctricas No Reguladas (Yasyretá): Si no turbinas el agua pasa, por lo que no pueden ser de base.

    Solar, los paneles solares actuales tienen un BALANCE DE ENERGÍA NEGATIVO, generan menos energía en toda su vida útil que la que se emplea para producirlos. De todos modos no alcanzaría toda la superficie de la tierra llena de paneles para satisfacer nuestras necesidades energéticas.

    La única energía mas limpia que se se vislumbra como viable es la Eólica, PERO:

    – Es inconstante, por lo que no puede ser utilizada como central de base.
    – No en todos los lugares hay viento, por lo que se gastaría enrome cantidad de energía en transporte.
    – Requiere grandes cantidades de superficie para generar la misma cantidad que se genera con una sola Nuclear. Una granja Eólica de la misma potencia que Embalse, ocuparía 2800 hectáreas.

    Por lo tanto no queda otra que seguir desarrollando la energía Nuclear, los países que no lo hagan sufrirán las consecuencias cuando el petroleo escaseé. Esperemos que en la Argentina nos demos cuenta de eso.

    Hablaste de corrupción, quiero informarte que en este país. Funciona Embalse de Rio Tercero que según las normas internacionales es la tercera central en el mundo que mejor administrada está. En términos que hace el uso mas eficiente del “quemado” de Uranio, emite menos radiación y su fuente fría (embalse) tiene los niveles mas bajo de contaminación del mundo.

    Saludos

    Carlos Maffrand (H)

    PD: Soy Ingeniero Electricista y hablo con fundamento sobre todas las afirmaciones que hice, si a alguno le interesa puedo ser mas especifico sobre cualquiera de los conceptos antes vertidos.

    Me gusta

  5. Paul dice:

    ¡Que pena me da que se haya sumado a la moda alarmista de los medios de comunicación! De un día para el otro, según los medios, todas las centrales nucleares del mundo están a punto de explotar. Insisten en comparar los reactores de Japón con el de Chernobyl, que es lo mismo que comparar una Ferrari con un Ford T. Lo de Japón es una catástrofe mayúscula pero no será ningún desastre nuclear como peferirían que sea la mayoria de los noticieros. La era atómica no ha llegado a su fin ni por asomo. En menos tiempo del que muchos quisieran Japón estará nuevamente de pié dando un ejemplo de superación al mundo una vez mas.

    Me gusta

    1. Claudio Scabuzzo dice:

      Gracias por comentar pero el artículo intenta rescatar el pasado de errores en el manejo de la cuestión nuclear y el planteo global acerca de su peligro. Si Japón no pudo prevenir el suceso, aunque contaba con capacidad humana y tecnológica, ¿qué puede suceder en esos países en donde la corrupción, la ineficiencia, la inestabilidad política y económica hace estragos? ¿Las centrales atómicas estáran libre de problemas?. La verdad es que en muchos países se debate si deben o no construirse centrales porque hubo ya muchos incidentes, y su existencia no se debe a que necesitamos su energía, sino porque el mundo desarrollado derrocha demasiado y el consumo exagerado no tiene límites. Creo que este incidente pondrá en consideración muchas cosas, el tiempo lo dirá, en tanto le dejo esta pregunta: ¿Usted compraría una casa al lado de un central atómica?. Gracias.

      Me gusta

      1. Paul dice:

        Sinceramente, sí compraría una casa cerca de una central nuclear. Incluso suelen ser mas baratas :)

        Me gusta

        1. Nino dice:

          Se notal Paul que le interesa su vida y la de tu planeta , el mundo por tener personas como usted es que suceden estas catastrofes nada valdria explicarle lo grave del asunto por que su cerebro es limitado para comprender y su alma es demasiado egoista para darse cuenta que no solo de usted es el planeta ni que vive solo.

          Me gusta

      2. Paul dice:

        Y a Usted, Nino ¿que parte de culpa le toca por el derrame del Exxon Valdez o de los demás derrames de petroleo que hubo en el mundo? Porque su automóvil utiliza combustibles fósiles. ¿Y la energía hidroeléctrica está libre de impacto en la naturaleza también? Para darle un ejemplo, frente a Rosario se planeaba construir la represa Paraná Medio. Iba a generar mucha electricidad que solucionaría los problemas energéticos de la regón, pero se supo que ese gran embalse frente a la ciudad iba a cambiar el clima de la zona, especies autoctonas desaparecerían, los mosquitos aumentarian en tal grado que las enfermedades que transmiten se multitplicarían hasta llegar a producir verdaderas epidemias. Como verá las llamadas energías limpias también causan daño al medio ambiente, a veces mucho mas que el que podría ocasionar un reactor nuclear.

        Me gusta

        1. Jerry dice:

          Hola Paul buen dia! no pude resistirme a opinar sus respuestas! hace tiempo discutia con una persona con una persona identica a usted, con los mismos pensamientos aserca de los “beneficios” de la energia nuclear, que si la energia nuclear contamina? directamente diriamos que no, pero? que hacer con el combustible gastado altamente radiactivo? quizas enterrarlo en su patio trasero Sr. Paul? El tema de la seguridad tambien es un tema muy delicado puesto a que somos humanos y no somos perfectos, cave recordar Chernobyl o no me diga que no supo de ese accidente? sabia usted que media Europa pudo haber desaparecido si Chernobyl explotaba??? tiene una idea de cuanto estipulan los cientificos para poder poblar nuevamente a Chernobyl??? 200 Mil años para que el grado de radiactividad sea aceptable, solo tengo una cosa que decirle, Fukushima es la bisagra del antes y el despues de la energia nuclear, y no lo digo yo, lo cietificos ya ahn previsto la desaparicion de esta mortal energia, si la era nuclear!!! ojhala y asi sea… Ahh por cierto una ultima pregunta! por que cree que las casas sean mas baratas cercas de las plantas nucleares???, saludos…

          Me gusta

        2. Scrooge dice:

          Esperemos que no le salgan hijos con malformaciones debido al exceso de radioactividad causado por construir csas aledañas a centrales de generación eléctrica operadas por un reactor atómico. Eso debe tener una zona de seguridad que sea catalogada como área restringida para evitar esos accidentes.
          El caso de Fukushima fue producto de un terremoto y un tsunami, pero el de Chernobyl se debió a fallas humanas en un país donde imperaba un régimen donde no existe libertad de información (la Unión Soviética). Menos mal que ese país se disolvió.
          Respecto a lo de la energía atómica, es necesario hacer estudios para hacerla más segura y evitar desastres ecologicos, por ejemplo, estudiar la forma de disponer de los desechos si es posible reciclándolos para así evitar que se acumule la llamada “basura tóxica” que puede ser fatal para los seres humanos. Ahí tienen como ejemplo de ello el lago karachay de Rusia que es el lugar más tóxico del mundo. Tanto así que en apenas una hora puede causar la muerte a un ser humano.
          Ahora bien, deberían buscarse alternatias de consumo eficiente, creando artefactos que tengan más desempeño consumiendo menos energía (sea eléctrica, de combustibles fósiles u otros tipos)

          Me gusta

Deja un comentario y participa del debate....

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s