Tira a mamá del tren.


Hebe María “Kika” Pastor de Bonafini, tiene hoy 82 años. Lleva en sus espaldas una historia conocida mundialmente, kilómetros de Plazas de Mayo recorridos con su pañuelo blanco reclamando por la vida de sus hijos, detenidos y desaparecidos por la dictadura militar en las décadas del 70 y 80.  Los derechos humanos del planeta tienen una página dedicada a su gesta, a su participación activa en Madres de Plaza de Mayo. Pero la mancha del presente amenaza con borrar sus pasos. No la están matando sus enemigos, precisamente.

Una de las marchas en la Plaza de Mayo. Muchos seguidores de entonces la abandonaron cuando sus ideas se radicalizaron.

Dejó de ser una ama de casa cuando la dictadura secuestró entre 1977 y 1978 a sus hijos Jorge Omar y Raúl Alfredo, y a su nuera, María Elena Bugnone Cepeda, esposa de Jorge. Junto a otras madres enfrentó a los militares en sus rondas por la plaza de Mayo y en sus denuncias internacionales. Esa historia es muy conocida. Libros, películas y hasta canciones describen la audacia de estas mujeres enfrentando al gobierno dictatorial, pidiendo la aparición con vida de sus hijos y condena a los represores.

Esa etapa de su vida le marcó su destino. Hebe fue distinguida como Doctora Honoris Causa de la Universidad de California, de la Universidad de Bolonia (Italia) y de la Universidad Nacional Experimental del Yaracuy (Venezuela).  Galardonada con varias medallas entre ellas la de Oro de París, y muchos otros méritos. Su lucha no pasó desapercibida, tampoco su postura, inquietante y provocadora, en ocasiones lejos de la paz y el blanco puro de sus pañuelos. Esta mujer, octogenaria, hoy debe rendir cuentas, por error u omisión, como cualquiera.

Palabras extremas.

Hebe abraza a Fidel Castro. Una relación ideológica con el eterno poder cubano, acusado de violaciones a los derechos humanos.

Anti norteamericana acérrima. Ha definido a los Estados Unidos y sus gobernantes de las peores maneras y, consecuente, ha apoyado con sus palabras y actos a figuras como  Ernesto Guevara, Sandino, Yasir Arafat, Fidel Castro, Hugo Chávez y Evo Morales.

El 11 de setiembre de 2001, cuando caen las torres gemelas de Nueva York, por un supuesto atentado terrorista matando a 5 mil personas, Hebe dijo “Sentí alegría. No voy a ser hipócrita, no me dolió para nada. No me dolió para nada, porque siempre digo en mis discursos, decimos las madres, que nuestros hijos serán vengados el día que el pueblo, algún pueblo sea feliz.”

Ese mismo año, y por esta postura, fue acusada de antisemita al tratar despectivamente al periodista Horacio Verbitsky durante un reportaje de la revista 3 Puntos.  Le dijo que era “Un sirviente de Estados Unidos. Recibe un sueldo de la Fundación Ford y, además de ser judío, es totalmente pronorteamericano”. No solo Verbitsky la repudió, sino también el rabino de la Comunidad Bet-El Daniel Goldman, el ex profesor de la Universidad de la Madres Rolando Ascarita y el Centro Simon Wiesenthal. Posteriormente Hebe desmintió todo y acusó a la revista de modificar sus declaraciones, pese a que Verbitsky tenía las pruebas de sus dichos.

Verbitsky es un periodista, vinculado en el pasado al grupo armado Montoneros y cercano al gobierno. No fue la primer figura del entorno kirchnerista que fue atacado por Bonafini. En 2008 tildó a Hugo Moyano, jefe de la Confederación General del Trabajo (CGT), de “traidor”, al referirse a las declaraciones que el líder camionero hizo sobre el asesinato de José Ignacio Rucci en 1973 a manos de terroristas.

No dejó de idolatrar la lucha armada de sus hijos, “No podemos negar que muchos de nuestros hijos estaban en la revolución armada. Me parece sano que yo lo diga; hay algunos que lo niegan. Cada vez estoy más convencida de que tenían razón”.

Un hecho insólito la vió involucrada en 2009 cuando ciudadanos de origen boliviano realizaron en plena Plaza de Mayo el velorio de un albañil, quien habría sido víctima de “gatillo fácil”. Allí se enfrentaron con la presidente de la Asociación Madres de Plaza de Mayo, que los intentó echar de ese paseo público con insultos y en medio de incidentes. En el lugar estaba el dirigente piquetero Raúl Castells en huelga de hambre por otros motivos, quién negoció la situación con el apoderado de las Madres, Sergio Schoklender, para separar a personas que se enfrentaron a golpes y empujones. “Yo estaba a un metro de Hebe de Bonafini que le decía a la gente ‘fuera de acá, la plaza es nuestra bolivianos de mierda’. Algunos dicen que sale en la televisión diciendo ‘bolivianos hijos de puta’. También había un hombre de unos 50 años insultando de la misma manera, yo les dije nazis a los dos”, puntualizó Castells.

Como parte del elenco de los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner, su compromiso con la política oficial se transforma en un salvavidas de plomo para esta mujer que nunca se habia atado a ningún poder, pero que el poder sellará su obituario.

Quizás el lugar de privilegio que le dieron en el gobierno le amplió su sensación de  impunidad, de decir lo que se le antoje y medir las consecuencias. Muchos temen señalarla por miedo a las represalias de sus sectores afines: es que casi a 30 años de retorno de la democracia en Argentina, muchos continúan enfrentando a quienes piensan distinto y no siempre de la mejor manera.

Enfrascados en hipótesis de conflicto similares a las que pululaban en la década del 60 y 70, los partidarios de Hebe siguen con un fusil imaginario apuntando a la dictadura, pero esos militares sanguinarios no están más. La lucha de clases de un marxismo amarillento renace, no como algo melancólico, sino con el accionar de un discurso que no encaja en los tiempos que vivimos. Sin embargo debajo de la alfombra aparecen la corrupción, la deshonestidad y la hipocresía. Los derechos humanos acotados a un período de tiempo de hace 30 años atrás, hacen pensar que así no vamos por un camino cierto.

El abuso de poder se percibe y la memoria, tantas veces reclamada, parece hoy no funcionar como corresponde.

Quizás entendamos algunas cosas a partir de los hechos presentes.

Malas compañias.

Algo sucedió en Hebe al permitir rodearse de figuras cuestionadas. Empleó en su organización a la renunciante Ministra de Economía de Néstor Kirchner, Felisa Miceli, quién debió alejarse del cargo  por la aparición de una bolsa con 100 mil pesos y 31 mil dólares en el baño de su despacho. Pero le dio rango supremo a Sergio Schoklender, un abogado y psicólogo que habia cumplido una pena junto a su hermano Pablo, por el asesinato de sus padres en la década del 80. Su alejamiento de la Fundación Madres de Plaza de Mayo habla de un enfrentamiento con Hebe por su supuesto enriquecimiento ilícito, pero hay mucho silencio que conduce a la complicidad. Increíble, una mujer que nunca cayó lo que piensa, no revela los secretos de la historia de los parricidas, vinculados a los negocios de construcción de viviendas sociales a través de su Fundación.

Los hermanos Schoklender.

Sergio y Pablo, de 23 y 20 años, fueron acusados de torturar, degollar y matar a sus padres Mauricio y Cristina cuyos cuerpos fueron encontrados en el baúl de un Dodge Polara en el barrio porteño de Belgrano. Fueron condenados en la dictadura militar, pero en 1984, liberados, volvieron a ser juzgados en democracia y declarados otra vez culpables, sin embargo se profugaron. Detenidos nuevamente, Sergio terminó su condena en 1995 y Pablo en 2003.

Cuenta Wikipedia sobre este caso:

Sergio Schoklender cuando era detenido en 1981.

Mauricio Schoklender, por medio de la firma Pittsburgh & Cardiff, representaba en el país a los principales grupos empresarios europeos de la industria bélica, incluyendo al holding alemán Thyssen que durante la dictadura del Proceso de Reorganización Nacional cerró algunos de sus más grandes negocios de la historia, como la transferencia de tecnología para la instalación de fábricas de tanques (TAMSE) y submarinos (Astillero Domecq García), el licenciamiento para la construcción del Tanque Argentino Mediano, seis corbetas Meko 140 y cuatro submarinos TR 1700, y la compra de dos submarinos y cuatro fragatas-destructores producidos en Alemania.

El abogado defensor de los acusados, Jorge Goodbar, sostuvo en el juicio que en el asesinato estaban involucrados sectores militares pero la sentencia rechazó ese argumento. Luego del juicio, fueron condenados a cadena perpetua.

Sergio Schoklender ha evitado siempre referirse a los hechos relacionados con el brutal asesinato de sus padres en declaraciones públicas y en ocasiones ha dicho que lo haría cuando su hermano Pablo saliera en libertad, explicando que temía que sufriera represalias en prisión por lo que él pudiera decir. Luego de que Pablo saliera en libertad ha mantenido su postura.

Viviendas sociales y negociados.

El gobierno de los Kirchner desvió cientos de millones de pesos hacia la Fundación de Hebe de Bonafini para la construcción de viviendas sociales en todo el pais. En el medio de este proyecto estaba Sergio Schoklender, que de un ex-presidario que retornó a su vida manejando un vehículo de alquiler, paso a tener varias propiedades, aviones y autos lujosos. Sus empresas estaban vinculadas a la construcción de esas viviendas, sin que la Fundación, aparentemente, lo supiera. La justicia tiene a su cargo dilucidar el asunto y hay millones de dólares que aparecen sin justificación.

Como si existiera una campaña de desprestigio contra  quienes reclaman transparencia, la figura de Hebe se salpica y tiembla. El gobierno trata de orientar todas las acusaciones hacia los parricidas, en especial Sergio, un “bon vivant”, pero la entidad deberá rendir sus cuentas y explicar como no notó semejante desfalco.

También serían responsables quienes debían verificar el correcto uso de fondos públicos, pero nadie de los involucrados se quiebra y cuenta la verdad de este negociado.

Esta historia recién comienza a escribirse y arrastra hacia la ciénaga a la Bonafini, a su postura indeclinable, a sus dichos provocadores, a su lucha e ideales. Decolora sus principios y los pone en una evidente desventaja frente a sus enemigos. No hay justificativos para la corrupción y el desprecio, para la violencia y el odio. Habría pasado a la historia como una inclaudicable luchadora por los derechos humanos, pero defecó en la memoria de las víctimas de la dictadura y en la memoria de todos los argentinos que pretendemos otro país, sin hipocresías y con justicia.

Claudio Scabuzzo
La Terminal
Fuentes:
http://es.wikipedia.org/wiki/Hebe_de_Bonafini
http://cubarepresionycensura.blogspot.com/2010/01/hebe-de-bonafini-la-maldad.html
http://es.metapedia.org/wiki/Hebe_de_Bonafini
http://es.wikipedia.org/wiki/Schoklender
http://es.wikipedia.org/wiki/Discusi%C3%B3n:Schoklender
http://edant.clarin.com/diario/1998/03/27/e-04601d.htm
http://www.eldia.com.ar/ediciones/20030313/policiales4.asp
http://www.infobae.com/notas/490147-Bonafini-insulto-a-los-bolivianos-y-Raul-Castells-la-llamo-nazi.html
Anuncios

7 Comentarios Agrega el tuyo

  1. PETUCA_Menduca dice:

    Recaudaremos Fondos para AYUDAR a EU que NUESTROS HERMANOS DEL NORTE PASEN SEMEJANTE PAPELÓN POR NO DISPONER DE 820 Dolares MISERABLES.

    Señores, no ágamos leña del Árbol caído, los muchachos de la custodia PRESIDENCIAL de USA En CARTAGENA COLOMBIA, Están con los Gastos RESTRINGIDO, en especial los de representación, no pudieron dar mas que diez dólares, Piensen que de jefe de personal para abajo se restringió todo gasto excesivo, es el colmo como esta Chica COLOMBIANA, SEALT o Prostituta De Lujo, no entiende caramba , que los muchachos de USA no podían pagarle los 820 dólares que reclamaba, por sus servicios, esta MUJER DESCONSIDERADA NO ENTIENDE, que EE.UU, les bajo los adicionales al SERVICIO SECRETO, para poder compensar los 13 Billones que tuvieron que darle el Presidente Bush y luego Obama como ayuda a los BANCO, y además que desconsiderado el PRESIDENTE SANTOS de COLOMBIA gasto en la cumbre de CARTAGENA DE INDIAS, 98 millones de dólares, y no haber previsto la contratación de 30 chicas prepagas como se dice en COLOMBIA a las de alto nivel y todo este mal entendido con los muchas del Servicio Secreto no hubiese OCURRIDO NUNCA. Pero en lo PERSONAL YO PIENZO, que la verdadera CULPABLE es esta chica “prostituta” Colombiana, por no AJUSTARSE a los TERMINOS del TLC, firmado con los EE.UU y COLOMBIA, donde los fundamento del TLC reza que es para que el precio de las cosas bajen considerablemente por la libre competencia, los precios que ella reclamaban no se AJUSTAN AL TLC.

    Me gusta

  2. PELUCAS_1 dice:

    EL NEGOCIO: Comprar YANKIS “NORACAS” y Comprar Europeos “EURACAS” (Están desvalorizados, muchos de ellos en la calle por no poder pagar sus hipotecas y sin seguro medico) por lo que realmente VALEN, Y VENDERLO POR LO QUE ELLOS CREEN VALER, Estamos salvados Señores, que lotería ni que ocho cuartos, esto es quintuplicar o multiplicar el capital por Mil……

    Me gusta

  3. ander Gil Najera dice:

    no confundir, si vos le das plata a tu hijo y tu hijo compra un arma y sale a matar… sos el asesino?

    Me gusta

  4. ander Gil Najera dice:

    el autor dice: “Esta historia recién comienza a escribirse y arrastra hacia la ciénaga a la Bonafini, a su postura indeclinable, a sus dichos provocadores, a su lucha e ideales” se referia a argentinos que pretendemos otro país, sin hipocresías y con justicia derechos humanos viviendas dignas ????
    quien es el berborragico insensato y fascista?

    Me gusta

    1. Claudio Scabuzzo dice:

      Ander, me refiero a la Sra. de Bonafini no a los derechos humanos del país, creo que esa cuestión va más allá de la persona a la que me refiero. No distorcione mis palabras ni me acuse de insensato y fascista. Creo que sobran elementos para darnos cuenta que está dilapidando su trayectoria, su actitud provocadora y su rebeldía. Cuando se cuente su historia, estos hechos también serán parte.

      Me gusta

  5. Hugo dice:

    “El gobierno de los Kirchner desvió cientos de millones de pesos hacia la Fundación de Hebe de Bonafini para la construcción de viviendas sociales en todo el pais.”

    ¿Desvió? ¿o sea que esos fondos tenían otro destino? ¿¿??

    “No hay justificativos para la corrupción y el desprecio, para la violencia y el odio.”

    No hay justificación para la corrupción y la violencia. Eso está bien. Pero si te matan a un hijo, quiero ver si vos no odiarías. Concuerdo con Hebe en que los yankees fueron quienes, desde el Proyecto Cóndor y la Escuela de las Américas, armaron la mayoría de las dictaduras genocidas en sudamérica en los 70′.

    “Anti norteamericana acérrima.”

    Cualquier argentino que no sea un cipayo debería, por lo menos, ser un poquito antinorteamericano.

    Me gusta

  6. Anónimo dice:

    Muy buena nota, mucha gente no tiene idea de como es el tema, y aca pueden hallar todo perfectamente explicado

    Me gusta

Deja un comentario y participa del debate....

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s