La calle para todos.


 
CALLE RECREATIVA 6
Cada domingo la gente se adueña de las calles. Recuperan su espacio vital apropiándose del lugar que suelen dominar las máquinas. Un proceso interior nos cambia la perspectiva sobre el futuro y la ciudad que merecemos. La Calle Recreativa de Rosario.

calle Maipu antiguaVivo en Rosario, una ciudad de casi un millón de habitantes, sin contar sus comunidades satélites.  Cuando dejó de ser un caserío para transformarse en una ciudad opulenta, allá por el siglo 19, la ciudad era transitada por vehículos de tracción animal. El automóvil irrumpió después para ocupar esos senderos estrechos de veredas angostas en las primeras zonas desarrolladas. La población encontraba en las plazas su sosiego, que eran suficientes para una comunidad estable insignificante.  La costa del río era para trabajar: allí estaba el puerto y su actividad comercial, a donde llegaban los trenes para traer granos y llevar mercancías. El poblado creció en forma desordenada con el trabajo y la inmigración europea.

La ciudad que fue pensaba para las personas debió adaptarse a los automóviles.  El diseño urbano original no contempló que los vehículos iban a ser protagonistas del futuro y logró imponer su fuerza sobre los transeúntes. Hoy nos preguntamos si corresponde que siga así.

Nacen las calles peatonales.

peatonal cordobaCuando el caos del tránsito hacían imposible los trámites y compras en las calles comerciales surgió la idea de transformarlas en peatonales, es decir, vedarlas a los vehículos automotores. No había otra salida en esas cuadras donde se aglutinaban comercios y bancos. Al principio resultaron rechazadas  por algunos, pero con el tiempo mostraron sus enormes beneficios. Sin saberlo las autoridades de mediados del siglo XX notaron que disminuían los accidentes, que generaban un beneficio al medio ambiente y a la calidad de vida de sus habitantes.  Las peatonales son un atractivo turístico porque permite caminar con libertad y contemplar con detenimiento.

Hace más de 40 años que Rosario tiene sus dos peatonales, pero quedaron allí, acotadas a la zona más antigua. La ciudad creció en todos los sentidos, y habitantes y autos se multiplicaron. Durante décadas esa guerra entre vehículos y transeúntes fueron ganadas por las máquinas.  Hoy la historia parece ser diferente.

Las calles recreativas.

CALLE RECREATIVA 5Estamos en un invierno que se hizo sentir y los días grises dejaron lugar a un sol esplendido en pleno julio. La ciudad nos invita a caminar.

Desde hace un par años, cada domingo por la mañana, se libera un tramo de varios kilómetros de parques y avenidas para la circulación sin automóviles. Son casi 30 kilómetros lineales sin autos, motos u ómnibus. Gente caminando, corriendo, en bicicleta, en patinetas o rollers, llenan espacios que en otros días ocupan los vehículos.

calle recreativa mapa

El sol nos propone una actividad física relegada, oxigenarnos de tanta ciudad o dialogar sin apuro en plena calle. Los niños corren sin la preocupación de los mayores. Se respira el triunfo de los ciudadanos sobre los autos y la convocatoria revela el enorme deseo contenido en recuperar ese espacio vital.

La llamada Calle Recreativa  se inicia en el Parque Scalabrini Ortíz, un viejo perímetro recuperado para la gente y que contenía un patio de maniobras ferroviario. Allí, serpenteando al rio Paraná,  primero por la avenida Carballo y luego por la Avenida Illia, nos introducimos en la zona de grandes rascacielos y del Museo de Arte Contemporáneo Macro montado dentro de un viejo silo cerealero.  Vemosí al enorme río con sus  barcos que esperan por cereales y aceites, motor de la economía de la región.  Llegamos a Boulervard Oroño, la vía que identificaba a las castas más acomodadas de la ciudad. La Calle Recreativa se divide: por Oroño llegamos al parque Independencia. Pero por la Avenida Illia atravesamos el túnel del Parque España y alcanzamos al Parque Nacional a la Bandera que tiene el famoso monumento que le da nombre. Es un recorrido impactante sobre los espacios más bellos de la ciudad. Y todo sin auto.

CALLE RECREATIVA 7jpg

Los fanáticos del automóvil y las motocicletas no dejan de quejarse. No soportan los desvíos que evitan su aproximación a esos senderos liberados. Creen que es una medida política innecesaria que les quita la libertad de manejar a donde quieran, pero no contemplan los efectos negativos que la invasión de las maquinas  han provocado en las ciudades. En esas horas de liberación peatonal , Rosario es otra. No hay gritos, peleas, situaciones que alteren el movimiento natural de la gente. Hay tiempo para mirar, para respirar y sentir el sol del invierno en un espacio inmenso imposible de reproducir en las viviendas de cada uno.  Esos lugares que conquistamos con nuestros pies en otras ocasiones resultan ajenos por eso se desprende de los rostros la sensación de haberlos atrapados como propios, aunque sea un instante.

CALLE RECREATIVA 2La experiencia de la Calle Recreativa se acopla a otras medidas tomadas para el ordenamiento de vehículos en la ciudad. El desborde de autos contaminantes abrió el camino para las sendas de bicicletas, bicisendas (ver Rosario en bicicleta y los carriles exclusivos para el transporte público. Todo esto anticipa el destino del auto en las grandes urbes: limitado, excluídos de los espacios que supo dominar y condenado por los daños ambientales que provoca. No solo ocurre aquí, es una problemática que observan en otras grandes urbes del mundo.

Quizás en el futuro, con transportes públicos modernos y con los autos ecológicos movidos con poco combustible o electricidad, la convivencia con la población sea más amigable (Ver El auto en casa, no en las calles). Pero en el presente la situación es complicada: Cada vez más autos en las mismas calles de siempre, ocupando todos los espacios y la gente perdiendo su identidad con el lugar que eligieron para vivir. La calle recreativa devuelve, aunque sea por unas horas, el poder de transitar con libertad a los verdaderos dueños de la ciudad.

 
 
CLAUDIO SCABUZZO
La Terminal
 
 
 
 
Anuncios

Deja un comentario y participa del debate....

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s