HD: Hagamos Dinero con el relato oficial.


tda_argentina
La Televisión Digital Abierta tiene, desde el 2011, una presencia ignorada en el país. El gobierno pensó que era la estaca mortal contra el grupo Clarín y Cablevisión, pero ni los kirchneristas han adoptado la antena para dejar de ser consumidores de los productos del “monopolio mediático”. En un sitio de internet me vendieron una antena de “Cristina” que no llegó a las capas sociales que, presuntamente, la necesitaban.  Amigos del poder, relato oficial y dinero público para pocos: Así es la televisión digital argentina que acabo de descubrir en mi tele y que nadie ve.

Apuntando al sur de Rosario con mi antena UHF puedo ver los multiplex de canales  estatales y privados amigos del gobierno. Es la nueva televisión que pocos conocen, pese a que se regalaron equipos para captarla.

Con la sensación de lo gratuito y el axioma “Lo barato sale caro” me sumerjo a esta tecnología que renueva el viejo hábito de ver televisión. De los 3 canales de aire que teníamos en Rosario aparecen otros nuevos, son como 16 señales que el estado transporta y difunde gratuitamente  en casi todo el país. Detrás de algunos de los nuevos canales hay  empresarios cercanos al poder, mensajes oficiales y contenidos que estoy pagando sin darme cuenta.

grilla digitalAllí están Encuentro (el excelente canal educativo del estado);  Paka Paka (anunciado como el único canal infantil argentino que Cablevisión no incluye en su abono básico), Tatetí (otro canal infantil),  INCAA TV (El canal del Instituto Nacional del Cine, con películas argentinas),  TV Pública en HD (Canal 7),  Tecnópolis (otro canal eductivo estatal),  DeporTv (canal deportivo estatal), Vivra (canal de rock propiedad del empresario Sergio Szpolski, cercano al gobierno ),  Suri TV  (canal del mexicano Remigio Angel González, apodado “el fantasma”, propietario de Canal 9 y cercano al gobierno), Arpeggio (Conciertos de música culta y ballet también del “fantasma“),  Viajar (programas de turismo argentino producidos por Non Stop para el gobierno), CN23 (canal informativo también de Szpolski),  C5N (Canal informativo del empresario oficialista Cristóbal López, propietario de casinos y petroleras), Telesur (canal de noticias latinoamericano con sede en Venezuela y propiedad de varios estados, entre ellos Argentina), G360 TV (producido por empresarios cercanos al gobierno, entre ellos Electroingeniería, dueño de Radio del Plata)  y Construir (el  canal de la UOCRA, el gremio de la construcción cercano al gobierno K).

Televisión y gobierno, un gran matrimonio.

Señal de ajuste de la primera transmisión pública de televisión en Argentina.
Señal de ajuste de la primera transmisión pública de televisión en Argentina.

La televisión argentina empezó sus transmisiones en 1952 poniendo en el aire un acto político oficial del peronismo gobernante. Sin embargo, LR3 Radio Belgrano Televisión era una empresa privada que mantenía una necesaria relación con el poder ya que el gobierno de Juan Domingo Perón ejercía un importante control sobre la prensa. Este  mix de entretenimiento, información y política oficial se repetirá en la historia.

El color en las pantallas llega de la mano de la dictadura, a principios de los ’80, con millones de dólares de fondos públicos para crear un elefante blanco: ATC, Argentina televisora Color (el nuevo nombre del histórico Canal 7) y equipar el resto de los canales que estaban en poder del estado, los principales del país. Así algunos pudieron ver en colores los etílicos discursos de Galtieri durante la Guerra de las Malvinas o los noticieros que no hablaban de los desaparecidos.

El logotipo de ATC, el renovado Canal 7 que empezó a transmitir en color (Pal-N) a principios de los 80.
El logotipo de ATC, el renovado Canal 7 que empezó a transmitir en color (Pal-N) a principios de los 80.

El sistema analógico en VHF entra en retroceso en el mundo y en 2011 comienzan las transmisiones oficiales  de la televisión digital abierta en UHF.  Nuevamente el estado asume la inversión tecnológica para llegar con sus señales a distintos puntos del país, cuando en otras partes del mundo estas transformaciones la toman a su cargo empresas privadas.   La Televisión digital terrestre es parte del Plan Nacional de Telecomunicación «Argentina Conectada», anunciado en 2010 por la presidente Cristina Fernández de Kirchner, orientado a proveer acceso a Internet y televisión en HD gratuitos en todo el país. En esta oportunidad el desafío tiene otros ingredientes, veamos.

“Clarín Miente”

Bandera colocada frente al un edificio público por funcionarios del gobierno.
Bandera colocada frente al un edificio público por funcionarios del gobierno.

El gobierno argentino tiene una guerra contra lo que llaman el “monopolio mediático o los medios hegemónicos” del Grupo Clarín, propietario de las empresas de comunicación masiva más importantes de Argentina. Los motivos políticos son confusos pero el enfrentamiento genera, por antonomasia, un hostigamiento a todo el espectro del periodismo independiente argentino. Borrar a Clarín ha llevado al estado a implementar una nueva de ley de medios que acorrala a ese grupo empresario y beneficia a otros actores amigos del gobierno. Esa ley se encuentra limitada a partir de cuestionamientos en la Corte Suprema de Justicia.  Pero no fue la única medida contra Clarín: el estado compra con fondos públicos la transmisión televisiva de los partidos de fútbol que ostentaba Torneos y Competencias, interviene en la empresa Papel Prensa y ataca judicialmente a Cablevisión y Fibertel, todas empresas del “gran diario argentino”.  Nunca sabremos cuánto le cuesta al país este enfrentamiento ideológico.

Todo comenzó cuando se inició una demanda legal por la identidad de los hijos adoptados por Ernestina Herrera de Noble, esposa del fundador del multimedio. Se acusaba a la empresaria de haberse apropiado de dos hijos de desaparecidos, pero la justicia lo negó tras estudios de ADN comparados con familiares que reclamaban sus nietos. Se trató de una acusación infundada que abrió grietas profundas y deseos de venganza, dando inicio a la guerra  contra la ideología de Clarín y su forma de vender las noticias.

HD para Todos.

Cuando en el mundo comenzó el desarrollo de la televisión digital abierta en reemplazo del sistema analógico de los canales de “aire”, el gobierno vio una oportunidad para ofrecer contenidos acordes a su necesidades en forma masiva y arrinconar al “monopolio” de Clarín con un servicio gratuito en detrimento de su controlada Cablevisión.

La tecnología digital terrestre ya es un hecho en muchos países del mundo y aquí recibió un gran impulso estatal para ofrecer el servicio en la mayor parte del país. La implementación de la televisión digital abierta (TDA) fue tomada por el gobierno como un “plan social” ya que concentró el reparto gratuito de antenas y decodificadores a beneficiarios de planes de ayuda estatal, jubilados y personas con vulnerabilidad social. Así adquirió decodificadores y antenas, transmisores y equipamiento para generar contenidos audiovisuales, gastando una cifra que supera ampliamente los 3 mil millones de pesos.

La antena que regala el gobierno se vende en internet y se retira de un deposito del Correo Argentino en Pellegrini y Francia, en Rosario.
La antena que regala el gobierno se vende en internet y se retira de un deposito del Correo Argentino en Pellegrini y Francia, en Rosario.

El gobierno pensaba que un millón de hogares estaban en condiciones de recibir la grilla de canales estatales o amigos del estado que en mi ciudad totalizan 16 señales. Un millón de kits de decodificador y antena fueron repartidos, aunque poco se saben cuantos llegaron a destino. Una de esas antenas la adquirí por Alamaula.com a un empleado del Correo Argentino (empresa pública encargada de la distribución de los kits), lo que hace presumir que parte de eso equipos comprados por el estado y que no llegaron a sus destinatarios ( o que sus destinatarios no necesitaron) estarían a la venta al mejor postor.

Con el impulso de un estado deseoso de ofrecer otra versión propia de la información y el entretenimiento, la pantalla de la televisión digital abierta es casi desconocida, a dos años de inaugurarse gran parte de los transmisores que llevan las señales a los hogares. No hay datos de audiencia y en mi ciudad es una rareza ver la antena tipo “parrilla” con los dipolos apuntando al sur en alguna terraza. Los televidentes siguen prefiriendo al cable y sus infinitos canales. El mundo sabe que la televisión abierta ya no es un buen negocio y que internet es la tendencia en la comunicación masiva. Aparece como nueva alternativa en el horizonte los servicios “on demand” basados en internet y a precios accesibles.

grilla digitalSin embargo el derrame de dinero estatal para sostener la televisióin digital abierta no se detiene. A la necesaria presencia en todo el país de la Televisión Pública –Canal 7-, y de las señales educativas como Encuentro o Tecnópolis, se suman otros contenidos menos necesarios como los de C5N o CN23. Estas señales informativas de cable llegan a todo erl país gracias a su estrecha relación con el gobierno, recibiendo también publicidad oficial en exceso. También hay deportes, música, películas argentinas y programas infantiles en distintas señales cuya publicidad es la del gobierno y sus dependencias. Bajo sus auspicios y sostenimiento económico encontramos contenidos interesantes y otros de mal gusto, como Suri TV que se esmera en mostrar lo peor de la televisión peruana y paraguaya.

El gobierno anunció que su participación en el desarrollo de la televisión digital abierta tiene como propuesta ” un incremento en la calidad de la TV respecto de los contenidos (información, educación y entretenimiento), la calidad de imagen y sonido, la participación ciudadana, la inclusión social, la generación de puestos de trabajo, el fortalecimiento de la Industria Nacional y la cobertura televisiva en todo el país.” Sin embargo la penetración del cable sobre la población se mantuvo, la recepción por aire tuvo poco entusiasmo y la calidad final de algunos productos ofrecidos de manera digital y abierta es lamentable.

Claudio Scabuzzo
La Terminal
Algunas fuentes consultadas:
http://www.argentina.gob.ar/pais/95-tv-digital-abierta.php
http://camaratvdigital.org/
http://www.invap.com.ar/es/home/sistema-argentino-de-television-digital-terrestre.html
http://www.cronista.com/ripe/TV-digital-la-experiencia-alerta-sobre-un-pesimo-negocio-20130718-0004.html
http://www.lanacion.com.ar/1505717-tv-digital-la-pantalla-que-no-miramos
Anuncios

9 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Jose dice:

    Coincido con la opinión sobre el uso que el Gobierno da a la TDA pero, ¿cuál es la alternativa que se plantea? ¿Mejora y cambia el sistema o dejamos todo en manos de los privados para que lo manejen con criterios económicos y políticos?

    Me gusta

    1. Claudio Scabuzzo dice:

      El espectro radioeléctrico pertenece al estado y éste lo ha concesionado para su explotación comercial. La recepción en el caso de las señales otorgadas a la teleradiodifusión, es gratuita y el modo en que los concesionarios obtienen los recursos para hacer viable el negocio es con la publicidad. Eso ha sido casi siempre así en buena parte del mundo, y gracias a ese sistema los medios electrónicos han podido ofrecer programación variada, algunas recordadas por generaciones, sin costo alguno para el receptor. La oferta pública siempre compitió con los privados, incluso más: los canales y radios públicas argentinas tienen publicidad privada!… La nueva ley de radiodifusión debería haber puesto más claridad en todo esto y sin embargo complicó el panorama y vedó la posibilidad de mayor cantidad de señales gratuitas para el receptor.

      Me gusta

  2. Juan P dice:

    Córdoba posee un canal de noticias de 24 horas importantísimo. Cba24n. Creo que recién ahora, después de al menos 2 años de funcionamiento, cablevisión va a incluirlo en su grilla. Yo creo que es algo injusto comparar la posición de los privados con los públicos. La TDA no se dispone a monopolizar la televisión, pero el privado si. El privado no da lugar a otras voces, mientras que si te fijás en la TDA, canal 8 de córdoba -que no es precisamente oficialista ni amigo del poder- hace rato que tiene su espacio en HD. Si encima de eso tenés un gobierno provincial que se encarga de bajarte las antenas, es claro que la pluralidad de voces está censurada en la provincia. Yo no digo que la población tiene que consumir lo público, pero si digo que tiene que tener las opciones para que elija. Porque, por ejemplo en Córdoba estamos pasando por una situación insostenible del gobierno vinculado directamente con el narcotráfico, y es impresionante como los medios privados miran para otro lado con este tema, aun cuando son los primeros en reclamar “seguridad” a los representantes nacionales.
    En mi opinión, que todos tengan acceso a todo sería lo más democrático. Pero ya sabemos que la televisión es un gran negocio y la manipulación mediática es un gran arma política. Por lo pronto yo soy feliz, ahora que puedo mirar a Belgrano en mi casa cada vez que juega, y no se me cagan de risa como antes mostrándome las tribunas.
    Abrazo

    Me gusta

    1. Claudio Scabuzzo dice:

      Gracias Juan. El tema del narcotráfico me recuerda a la de mi provincia. Tanto Córdoba como Santa Fe están en Argentina y son Argentina. La corrupción policial y política con la droga es un problema nacional que empieza en las fronteras y viaja hacia los centros urbanos sin medir consecuencias. Reducirlo a unos funcionarios de gobiernos opositores al central es ver la realidad con un solo ojo. Todos son responsables de esta situación. Y con respecto a la tele digital y la pluralidad de voces, no creo que ese sistema aporte a la pluralidad porque en Rosario ningún canal que tenga contenidos opuestos al gobierno está en esa pantalla. Canal 5, que pertenece al mismo grupo que Canal 8 de Córdoba, está probando el HD aquí, pero ambos canales son de Telefónica, pertenecen a Telefé cuya realidad empresaria está lejos de respetar la ley de radiodifusión, pero son cercanos al gobierno.

      Me gusta

  3. Carlos M. dice:

    Yo vivo en Rio Cuarto y en gran parte de la provincia de Córdoba el Gobernador De la sota censuró la voz del que piensa distinto, clausurando sistemáticamente las antenas de TDA, sería bueno que tengas en cuenta ese tipo de cuestiones.

    Así que sigo cuativo de Cablevisión, pagando más de lo que la ley le permite cobrarnos, pero bueno me sirve como muestra para saber quien tiene el poder real en este país.

    Saludos

    Me gusta

    1. Claudio Scabuzzo dice:

      Gracias Carlos. Tengo entendido que las antenas no han cumplido trámites de rigor para la legislación cordobesa, pero es, sin duda, una cuestión política, como la propia existencia de la grilla que ofrece el servicio. Con respecto a tener o no cable, Nadie es cautivo de algo por propia voluntad. El cable no es agua potable del que dependamos para vivir, asi que cada uno decide ser parte o no. Gracias por participar.

      Me gusta

      1. Carlos M. dice:

        El Gobernador es un caradura, que hizo clausurar las antenas de TDA, porque generaban impacto ambiental, cuando en el mismo predio hay antenas de telefonía que son más grandes y siguen funcionando.

        Seguramente usted entiende que la información es algo sumamente importante en nuestra vida como civilización, pero si vamos a comparar con el agua potable, entonces vayamos todos a vivir a una caverna que tenga un arroyito y solucionamos todos lo problemas, (me parece que no).

        Hoy Cablevisión tiene una competencia en Rio Cuarto Cable, que solo está en el centro de la ciudad, Cablevisión tiene una tarifa para los lugares donde tiene competidor y otra para los lugares donde no lo tiene. ¿Le parece a usted que esa es una conducta ética? ¿Que opina sobre que nos cobra más de lo establecido por ley?

        En mi opinión De La Sota y Cablevisión son socios en esta estafa que nos realizan al pueblo cordobés.

        Saludos.

        Me gusta

  4. Pablo dice:

    Si trabajas para los monopolios, obvio que no te va a gustar que haya otras opciones para el público. Lola. Seguí participando :-p

    Me gusta

    1. Claudio Scabuzzo dice:

      Gracias por participar!… no trabajo para el monopolio, he trabajado para un multimedios, el de Vila-Manzano-Vignatti, lleno de radios, cables y televisoras pero amparada por la ley de medios. Vivo de una actividad ajena al periodismo y por eso puedo decir lo que pienso con libertad. No me va que paguen con los recursos del país a empresarios que no arriesgan su propio capital, prefiero que inauguren escuelas y hospitales.Me pregunto si en tu casa tenès cable o pusiste la antena digital….

      Me gusta

Deja un comentario y participa del debate....

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s