El Godzilla argentino.

el

Imagen
 “Procure por cuantos medios sean posibles averiguar si en el partido de Luján o en otro de los de ese virreinato, se puede conseguir algún animal vivo, aunque sea pequeño… remitiéndolo vivo, si pudiese ser, y en su defecto disecado y relleno de paja…”. No fue Susana Gimenez la que pidió un dinosaurio vivo sino Carlos III de España, en 1788. El fraile dominico Manuel de Torres había desenterrado  en las orillas del río Luján los restos de un esqueleto prehistórico de casi cinco metros de largo y se lo había enviado al rey. Más de dos siglos después aparece el ejemplar más grande de todos.

 

El Prof. Dr. José Fernando Bonaparte nació aquí en Rosario, Argentina, el 14 de junio de 1928.   Descubrió una plétora de dinosaurios sudamericanos, que modificaron el conocimiento mundial que se tenía hasta ese entonces al revelar la diferencia notable entre los dinosaurios del hemisferio Sur, el antiguo supercontinente de Gondwana, y aquellos que vivieron en el norte, en el antiguo supercontinente Laurasia. Distinguido con el apelativo de "Amo de la era Mesozoica" por el paleontólogo estadounidense Robert Bakker, Bonaparte formó científicamente a toda una nueva generación de paleontólogos argentinos de relevancia internacional.
El Prof. Dr. José Fernando Bonaparte nació aquí en Rosario, Argentina, el 14 de junio de 1928. Descubrió una plétora de dinosaurios sudamericanos, que modificaron el conocimiento mundial que se tenía hasta ese entonces al revelar la diferencia notable entre los dinosaurios del hemisferio Sur, el antiguo supercontinente de Gondwana, y aquellos que vivieron en el norte, en el antiguo supercontinente Laurasia. Distinguido con el apelativo de “Amo de la era Mesozoica” por el paleontólogo estadounidense Robert Bakker, Bonaparte formó científicamente a toda una nueva generación de paleontólogos argentinos de relevancia internacional.

¿A qué se debe, entonces, que los tres mayores dinosaurios del mundo hayan aparecido en Argentina? “Tenemos un país extraordinariamente rico en fósiles”, señala Fernando Novas, miembro del equipo que ha encontrado el fémur en Chubut. “Lugar que se escarba, lugar donde aparecen huesos prehistóricos. Pero no menos importante es la tradición cultural de Argentina, que a pesar de haber pasado por los más diversos altercados políticos y económicos, posee una buena parte de la sociedad con una firme formación académica que nos permite comprender lo que aquí descubrimos. Estamos a la vanguardia de los descubrimientos y estudios de dinosaurios del hemisferio sur”.  Diario El País de Madrid.

 

Esos huesos que llegaron a la corte de española fue el primer antecedente de la actividad paleantológica en la pre Argentina. Después está la historia de Florentino y Carlos Ameghino, zoólogos argentinos, y de José Bonaparte, un paleontólogo hecho en el terreno con el récord de especies descubiertas. Sus discípulos encabezaron los grandes descubrimientos que revelarían que esta región fue de las más importantes en la antigüedad. Tierras elegidas por las especies más impresionantes que desaparecieron hace 65 millones de años, pero que reinaron durante más de 150 millones.

Hoy en la Patagonia se producen eventos turísticos a partir de estos huesos petrificados. Se han filmado kilómetros de documentales sobre este extraordinario pasado y científicos de todo el mundo llegan a buscar restos de esos animales gigantes. El contrabando y el robo de piezas está a la orden del día y cualquier cascote con forma prehistórica se cotiza a más de 4 mil dólares en el mercado negro.  La historia renació y se potenció hace poco más de 20 años.

En 1993 Rubén Carolini, un residente de El Chocón, fue protagonista de un hallazago sorprendente. Se trata del dinosaurio carnívoro más grande de todos los tiempos, mayor incluso que el Tirannosaurus Rex. Este nuevo dinosaurio ha sido estudiado por dos paleontólogos de la región, denominándolo Giganotosaurus Carolinii: “lagarto gigante del sur” y como segundo nombre el de su descubridor.

Los dinosaurios, cuyas huellas fueron preservadas en las rocas de los alrededores del lago Exequiel Ramos Mexía, vivieron hace 105 millones de años. En aquellos remotos tiempos el área de El Chocón-Pichi Picún Leufú fue una zona relativamente llana en la cual habían lagunas de baja profundidad pero de gran extensión, unidas quizás por ríos de corriente lenta.

Arg dino2El clima cálido y húmedo con estaciones secas, probablemente subtropical, daba al paisaje un aspecto muy diferente al desértico que presenta actualmente. En sus orillas vivían una variada y numerosa fauna de dinosaurio,  cocodrilos, tortugas y sapos, que podrían haber sido habitantes permanentes de la zona.

En 1997 una ley declaró “lugar histórico nacional” al “Valle de los Dinosaurios”. La zona declarada histórica está delimitada al norte por la intersección de la Ruta Nacional Nº 237 y el acceso a la villa y represa El Chocón; al sur por la intersección de esa misma ruta y el acceso a la localidad de Picún Leufú; al este por la línea de costa del margen neuquino del lago Exequiel Ramos Mexía; y al oeste por una línea imaginaria paralela a la línea de la costa y a cinco kilómetros de esta.

Más de 65 milones de años se abren paso en el subsuelo misterioso de los alrededores de El Chocón. La erosión de los acantilados esculpieron un desierto ondulado, lleno de piedras y espinas, que esconde un tesoro sin igual en el mundo: ‘el valle de los dinosaurios”.

Allí también se encuentra el bosque petrificado, que comprende más de 120 hectáreas con 1.200 troncos que tienen alrededor de 100 millones de años.

Otros ejemplares se fueron sumando, sorprendiendo cada uno con lo suyo: el  Ribachisaurus Tessonei,  el Andessaurus Delgadoiel Argentinosaurus y el Unenlagia Comahuensis. Ahora se conoce la existencia de otro monarca prehistórico, quizás el más grande de todos.

La BBC cuenta y filma el hallazgo, aunque pone en duda a los paleontólogos argentinos en relación a las estimaciones de tamaño en base a un “huesito”.

Un grupo de paleontólogos anunció el descubrimiento bajo suelo argentino de la “criatura más grande que ha caminado sobre la Tierra”.

Se estima que este gigantesco dinosaurio era de unos 40 metros de largo por 20 de alto, partiendo de la longitud de los enormes huesos de sus extremidades inferiores, específicamente el fémur. Con un peso de 77 toneladas, se cree que era tan pesado como 14 elefantes africanos. Además es siete toneladas más pesado que el anterior poseedor del récord, el Argentinosaurus.

arg 140517015256_sp_dinosaurio_624x351_bbcLos científicos creen que es una nueva especie de titanosaurio, unos enormes herbívoros que vivieron durante el Cretácico Tardío, es decir, la era de la prehistoria que corresponde a los últimos días de los dinosaurios.

Un agricultor local se tropezó primero con los restos en el desierto cerca de La Flecha, una localidad argentina ubicaba a unos 250 kilómetros al oeste de Trelew, en la Patagonia. Los fósiles fueron excavados por un equipo de paleontólogos del Museo de Paleontología Egidio Feruglio, dirigido por los doctores José Luis Carballido y Diego Pol.

“Dado el tamaño de estos huesos, que superan a cualquiera de los animales gigantes conocidos previamente, el nuevo dinosaurio es el animal más grande conocido que caminó sobre la Tierra”

En el trabajo de excavación se desenterraron los esqueletos parciales de siete especímenes -alrededor de 150 huesos en total- todos en “condición extraordinaria”. Un equipo de filmación de la Unidad de Historia Natural de la BBC estuvo allí para capturar el momento en que los científicos se dieron cuenta con exactitud de la verdadera dimensión del descubrimiento.

77 toneladas
Mediante la medición de la longitud y la circunferencia del fémur, se calcula que el animal pesaba 77 toneladas.

“Dado el tamaño de estos huesos, que superan a cualquiera de los animales gigantes conocidos previamente, el nuevo dinosaurio es el animal más grande conocido que caminó sobre la Tierra”, aseguraron a la BBC los paleontólogos argentinos.

“Su longitud, desde la cabeza hasta la punta de la cola, era de 40 metros. De pie, con el cuello hacia arriba -que era de unos 20 metros- estamos hablando del equivalente a un edificio de siete pisos”.

Este herbívoro gigante vivió en los bosques de la Patagonia hace 95-100 millones de años, en base a la edad de las rocas en las que se encontraron sus huesos.

“Va a ser nombrado en base a su magnificencia y en honor a la región y a los propietarios de las granjas que nos alertaron sobre el descubrimiento”, dijeron los investigadores. Ha habido muchos contendientes anteriores para el “dinosaurio más grande del mundo”.  El más reciente pretendiente al trono fue el Argentinosaurus, un especimen similar de la familia de los saurópodos, también descubierto en la Patagonia. Originalmente se pensó que pesaba 100 toneladas, pero más tarde se estimó en 70, un poco menos de las 77 toneladas que se cree pesó este nuevo saurópodo.

Parece que hasta en la paleontología existe discrepancias y exageraciones. Medir algo cuya totalidad no existe no es fácil, y que todos piensen igual también.

La estimación es poco precisa debido a los diversos y complicados métodos para calcular el tamaño y peso, basados en esqueletos que están generalmente incompletos.

arg 140517015150_sp_dinosaurio_624x351_bbcEl peso y la magnitud del Argentinosaurus se estimó a partir de unos pocos huesos. Pero en esta ocasión, los investigadores argentinos tienen decenas en su poder, lo que les genera más confianza a la hora de asegurar que encontraron “el más grande”.

Paul Barrett, experto en dinosaurios del Museo de Historia Natural de Londres, está de acuerdo en que la nueva especie es “un bicho realmente grande. Pero ya se han hallado en el pasado grandes huesos de muslos de saurópodo”, advirtió.

“Sin saber más sobre este reciente descubrimiento, es difícil estar seguro. Un problema al momento de evaluar el peso tanto del Argentinosaurus como de este nuevo descubrimiento es que los dos están basados en muestras muy fragmentadas. Aún no se conoce un esqueleto completo, lo que hace que las proporciones del animal y su forma general sean solo conjeturas.

“Por otra parte, existen varios métodos diferentes para calcular el peso de los dinosaurios (algunos basados en el volumen general, otros en varias mediciones de los huesos) y estos métodos no siempre están de acuerdo entre sí, lo que crea cierta incertidumbre.

“Sin embargo, es interesante escuchar que se ha descubierto otro enorme saurópodo, pero lo ideal es que necesitaríamos mucho más material de estos animales de gran tamaño para determinar lo grande que realmente eran”.

Más allá de las cuestiones técnicas, los descubrimientos en estas tierras sorprenden. Todo sucede en la misma región donde se aglutinan las reservas de petróleo más importantes del mundo y se lucha por extraerlos en condiciones extremas. Muchos intereses sobrevuelan la Patagonia, atravesada por paisajes increíbles, un pasado que sorprende y un futuro que muchos quieren para sí.

 
Claudio Scabuzzo
La Terminal
Algunas fuentes:
http://www.patagonia.com.ar/El+Choc%C3%B3n/201_Tierra+de+gigantes.html
http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2014/05/140512_dinosaurio_mas_grande_argentina_ao.shtml
http://cultura.elpais.com/cultura/2014/05/30/actualidad/1401474157_104625.html
Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

Deja un comentario y participa del debate....

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s