La sopresa detrás de un chocolate.


kinder00Llega el frío en mi región del mundo. Los guantes, los gorros de lana, la ropa de abrigo se instalan sobre nuestros cuerpos y renace el deseo de consumir chocolates. Los niños ya saben lo que quieren porque sus padres pedían lo mismo. Los huevos Kinder Sorpresa aparecen en los ojos iluminados de los más pequeños y la historia se repite otra generación. Nunca sabremos si su “sorpresa” es más atractiva que su chocolate con leche, pero ambos son inimitables. Hay una historia detrás de ese alimento con juguete y un creador singular.

kinder1Don Michele Ferrero era el hombre más rico de Italia pero vivía en Montecarlo, para evitar al fisco de su país y los secuestros. Un piamontés que jamás abandonó su dialecto, murió a los 90 años en febrero de 2015 y su legado es el imperio del chocolate y avellanas más importante del mundo. Es el hombre detrás de marcas apreciadas, en especial por los más chicos.

Su negocio estampó un criterio familiar en sus productos, pensados para acercar los afectos cotidianos y provocar emociones. Parece un objetivo del marketing charlatán que intenta convencer de que algo es de una manera aunque sea de otra, pero Michele lo estableció de verdad a través del sentido común: Él quería que sus marcas sean un pequeño regalo para el marido o  una recompensa para los hijos por sus buenas notas en la escuela. Nada más simple. Pero además, lejos de esos estudios de mercado que enriquecen a sus hacedores, aplicó ese mismo criterio al entender que si quería ser grande no podía dejar de estar presente en los mercados más fríos y en especial en Alemania, que a mediados del siglo XX estaba reconstruyéndose de la guerra. Quería endulzar la existencia cotidiana de un pueblo que trabajaba duro para levantarse nuevamente. Al chocolate había que ponerle un poco de licor y así dar un poco más de calor corporal, cuando la calefacción era escasa.

kinder2Sus bombones atravesaron las fronteras y también su otra gran creación familiar, el Nutella, una crema spalmabile a base de leche, cacao, avellanas y azúcar, entre otros ingredientes.  El dulce adictivo que sobrealimentó a varias generaciones europeas es cuestionado por sus calorías y también porque en su composición usa un derivado de la palma, oleaginosa que se cultivó en terrenos robados a los árboles. Para algunos ecologistas, entre ellos la ministra francesa de medioambiente Ségolène Royal, estas prácticas contribuyen a la deforestación.  Ferrero negó que sea tan así.

El huevo de oro.

kinder8El Nutella, los bombones y las barritas ya eran exitosos cuando en 1968, el diseñador industrial de origen suizo Heiri Roth imaginó un huevito de chocolate con un juguete adentro desarmado, que al ser armado podía ser más grande que la cápsula que lo contuvo.  Roth fue el cerebro detrás de muchos de las primeras series de juguetes del Kinder Sorpresa. De plástico, metal o madera, sus colecciones que se renuevan permanentemente, han creado un caudal de fanáticos. Personajes de historieta o de películas, animales o autos, objetos increíbles por su tamaño y calidad, al precio de una golosina. Figuras dignas de atención.

No era la primera vez que un alimento incluía un juguete. Las cajas de cereales americanas ya habían descubierto ese “gancho” y otras golosinas incluían cromos, figuritas o láminas infantiles. En el incipiente mercado de consumo se experimentó con estos atractivos para aumentar las ventas, hoy habituales en muchos productos. La famosa Cajita Feliz o Happy Meal de McDonald’s fue posterior al invento del huevo Kínder.

kinder7Con su cáscara de chocolate con leche y el interior de chocolate blanco, y la cápsula que aísla el juguete del alimento, el huevito de Ferrero fue un éxito en Europa apenas comenzó su venta. En Europa no pueden existir alimentos con juguetes en su interior, pero la ley tiene entre sus excepciones al Kinder Sorpresa. En Estados Unidos también hay otra ley de 1938 semejante, por lo que es ilegal su comercialización pero ingresa de contrabando para aquellos que están fascinados por sus colecciones.

Una industria familiar y paternal.

kinder3Los miles de empleados de Ferrero tuvieron el privilegio de tratar con su jefe, mano a mano, porque Michele no se aferró al criterio de empresa globalizada con miles de accionistas. Se dice que jamás despidió a ninguno, pero eso quizás sea parte del mito de esta figura legendaria. Devoto de la virgen de Lourdes, instaló sus estatuas en las fábricas para hacer peregrinaciones de fe. Se autoproclamó socialista aunque aseguraba que “mi socialismo lo hago yo”. Es por lo menos lo que le escuchaban decir, porque jamás dio una entrevista a la prensa.  Su fama era cultivada por sus empleados y sus grandes negocios. Apoyó con fuerza en la campaña presidencial a Silvio Berlusconi, quien fue su socio en algunos negocios que enlazó a las grandes familias de la pasta Barilla y Buitoni, con la banca, la política y las finanzas turbias. Como en Argentina, los grandes negocios en Italia tienen un tufillo a corrupción y Cosa Nostra.

Su grupo se ha diversificado a la energía y la banca, pero también se garantizó el suministro de avellanas comprando una productora italiana y otra turca. Sus plantas industriales pululan en el mundo, incluso en Argentina.

Ferrero de las pampas.

kinder0La empresa de Michele llega a Argentina en 1993 y un año después lanza el Huevo Kinder importado de Europa. En 1996, tras inaugurar su planta industrial en Los Cardales con más de 300 operarios, Ferrero produce el huevito en el país y amplía su línea con otros de distinto tamaño: El Gran Sorpresa, el Kinder Palla Natale (Maxi Sorpresa)  y el huevo de pascua Rocher. Estos productos argentinos llegan a mercados de América latina, Asia y Oceanía.

Debido a que el chocolate se derrite con altas temperaturas, en 2009 presenta una versión de verano y de sustitución llamada Kinder Joy que incluye el juguete, pero el huevo es reemplazado por una crema de con leche y dos bocaditos, importado de Ecuador.

kinder000Los juguetes coleccionables de la versión argentina también son requeridos en el mundo porque algunos son rediseños de sus originales europeos. Estos juguetitos eran desarrollados por la propia Ferrero hasta el 2004, pero luego pasó a una empresa de Luxemburgo llamada Magic Production Group,  que firma con sus siglas MPG cada figura.

Esta golosina desde el 2013 con versiones rosa y celeste para los géneros femenino y masculino, al que se agregan otras colecciones durante la temporada que transcurre en las temporadas templadas y frías.

Una pequeña gran sorpresa.

En las manos de los niños el Kinder representa los ideales de su creador, Michele. Es un obsequio detrás de un logro, un presente que llega al futuro y que en su pequeña perfección produce un efecto invalorable. También es un símbolo de como la industria del consumo atrapó a los niños de sociedades consumistas y trasladó a ellos la decisión de gastar el dinero que no poseen. Pero eso es otra historia.

Claudio Scabuzzo

@laterminalblog

Algunas referencias:
https://es.wikipedia.org/wiki/Michele_Ferrero
http://www.elmundo.es/blogs/elmundo/billonarios/2015/03/03/ferrero-contra-ferrero.html
http://www.ferrero.com.ar/empresa/Historia/
https://es.wikipedia.org/wiki/Kinder_Sorpresa
https://sorpresaferreroblog.wordpress.com/
http://www.lavanguardia.com/natural/20150617/54432874070/ministra-segolene-royal-pide-boicot-nutella-por-aceite-de-palma.html
Anuncios

Deja un comentario y participa del debate....

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s