El planeta puede esperar.


vw foto_mundo

Las políticas para cuidar el medio ambiente son bienvenidas porque reflejan el respeto que debemos tener por el planeta. Sin embargo el discurso suele ser parcial y los resultados sospechosos. Muchos dudan del calentamiento global y del cambio climático. Grandes corporaciones ocultan la realidad y hasta gobiernos son cómplices de un ambientalismo “mercantil”. Hay organizaciones ecologistas que se pliegan a los criterios del poder y recortan su discurso. Otras pequeñas luchan contra la corriente, pero los intereses que las neutralizan son inmensos. Nada es casual.

“Científicamente parece que hay poco probado con solidez y pese a que las teorías sobre el calentamiento global pudieran ser ciertas o no, es todavía mucho lo que hay aún que investigar sobre su realidad, sus causas, el papel de la acción humana en ellas, sus consecuencias negativas algunas y favorables otras, y desde luego los medios para atajar los posibles aspectos perjudiciales sin congelar o dar marcha atrás en el crecimiento económico, tanto de los que aspiran al desarrollo como de los que ya están instalados en él.”  El cambio climático merecería ser revisado. (La Terminal)

Los ecologistas quedaron exultados cuando cayó en sus manos el informe sobre el engaño perpetrado por Volkswagen y las emisiones de su popular motor diesel. Un software equipado en varios de sus modelos detectaba el momento de un test de emisiones y alteraba sus prestaciones para aprobarlo. Cuando el vehículo era conducido en forma normal, sus emisiones superaban hasta 40 veces lo permitido en Estados Unidos.

Autos que mienten.

VW 1Fue el pequeño grupo ecologista ‘Clean Transportation’ el que descubrió el fraude, cuando repetían test de homologación de vehículos europeos en Estados Unidos. Cuando notaron lo que sucedía con el motor 2.0 TDI Common-Rail presentaron el informe a la Agencia de Protección Medioambiental (EPA) del gobierno estadounidense. Ese motor es utilizado en modelos de VW, Audi, Seat y Skoda, sumando más de 11 millones de unidades con el software del engaño, fabricados en casi una década. La multa que podría recibir el grupo alemán en Estados Unidos es cuantiosa: 16 mil millones de euros.

Hasta ese momento, las grandes organizaciones ecologistas no habían notado el problema en forma puntual, lo que demuestra cómo se articulan con las grandes corporaciones, sus donantes.

vw 3El hundimiento de Volkswagen continúa con el paso de las horas y lo realmente preocupante es que nadie sabe cuándo va a tocar fondo el barco. En sólo dos días, ha perdido en Bolsa un 35% de su valor y el número de vehículos afectados por ese fraude supera ya los once millones. El grupo tiene preparados 6.500 millones de euros para hacer frente a posibles pérdidas, aunque desde algunos sectores se advierte de que el terremoto podría ser incluso mayor del que se ha anunciado en las últimas horas. Baste un dato: un cálculo elaborado por el diario británico The Guardian equipara las emisiones extra que la compañía intentó encubrir de con toda la contaminación atmosférica que genera el Reino Unido en un año. (Héctor Martínez, Diario As, España)

vw BlueEfficiency_Mercedes-Benz¿Se trata de una picardía del principal fabricante mundial de automóviles?. Más que un atentado a la ecología fue un engaño al consumidor y a las autoridades de control. No sería el único. La misma trampa podrá estar en todo aparato que utilice un sistema electrónico y que se anuncie como  “eficiente” y “ecológico“. Todo lo “Green“, “blue” y “eficiente” puede ser un buen argumento de marketing, como los alimentos “light” o “dietéticos“, palabras que permiten encontrar nuevos clientes, pero nada más. Son solo una sensación.

Las exigencias tecnológicas para reducir los niveles de emisión en motores térmicos han ido aumentando a lo largo de los años, obligando a los fabricantes a desarrollar nuevos sistemas más eficientes. Pero la competencia y sus clientes demandan otras prestaciones. Nadie quiere un vehículo lento y de poca reacción. El dilema parece haberse zanjado con la modificación electrónica de los motores, que aprobarían sus exámenes de emisión en Europa y se adaptarían a los más exigentes de Estados Unidos. El truco no sirvió. Hundió la cotización bursátil de la automotriz y hasta desplazó a su presidente al despido. El desprestigio es enorme, pero es el resultado de un enfoque parcial sobre la contaminación ambiental donde el efecto del dióxido de carbono de los motores es una fracción de sus equivalentes de otras actividades humanas, y en la dimensión del problema, hasta puede ser insignificante.

En el resto del mundo el fraude de VW no es significativo. Las exigencias ambientales no superen a las del primer mundo. Nuestros autos no son testeados exhaustivamente y sus motores suelen ser anticuados.

vw 2Detrás de este escándalo hay un buen negocio de aquellos que fabrican vehículos que no son diesel. Motores convencionales de combustible caro y eléctricos se posicionan como la elección “verde”. Condenar los motores diesel es una forma de sacarse de encima una tecnología para darle prioridad a otra, sin que ninguna sea más eficiente y segura.

Pero en estas cuestiones desconocemos la dimensión del daño ecológico, porque siempre detrás hay algún negocio. El ecologismo no aborda la totalidad de los fenómenos que afectan al planeta, se olvidan de los más venenosos: La agricultura y ganadería.

Las vacas peor que los autos.

vw eeb_ag_infographic_hr-01Los caños de escape y las chimeneas quedan en desventaja cuando se los compara con la contaminación generada por los intestinos del ganado, su materia fecal, los químicos usados en la producción agropecuaria y la gigantesca necesidad de agua que necesita el campo, la que vuelve a la tierra en condiciones insalubres.

Se asegura que si podríamos evitar la contaminación del transporte y la industria, igual el llamado calentamiento global estaría afectado por la dimensión del impacto que produce la ganadería y la agricultura intensiva.

vw Gira_Ganadera_03-610x375El 65% del óxido nitroso, el 37% del gas metano y el 64% del amoníaco que produciría el calentamiento global surge de la ganadería. Un 30% de la superficie del planeta se destina a la cría de animales, y un 33% de la superficie cultivable se destina a la producción de granos que alimentarán ganado. Muchas praderas nacen del desmonte, ya que se necesitan permanentemente nuevas superficies ante el deterioro de los pastizales inutilizados por el sobrepastoreo. Todo muy natural.

El daño es inmenso, como el silencio de organismos públicos y privados dedicados a la ecología. Trasladan la responsabilidad del deterioro global a actividades que si bien afectan, son insignificantes al lado de la ganadería y la agricultura concentrada e intensiva. El aumento de la población y el cambio de sus hábitos alimenticios, los grandes intereses comerciales y el buen negocio especulativo de los “commodities” impiden que se debata esta cuestión tan importante.

Worker Spraying Pesticide on Grape VinesEl hombre se volvió adicto a la carne de animales y para obtenerla utiliza mucho más recursos de lo que recibe a cambio. El ganado no solo se consume el 50% de las cosechas mundiales de granos (Un volumen tan grande que esa cantidad solucionaría para siempre el hambre en el mundo) sino un uso extraordinario del agua (que abastecería varios países sin inconvenientes). La industria de la leche tampoco es sustentable ya que adolece de los mismos excesos de la ganadería y el producto obtenido es tan innecesario como la carne para la alimentación humana.

Nuestro principal recurso exportable, la soja, está destinada en su gran mayoría para la alimentación de cerdos y vacas. Sería un excelente alimento para la gente, pero el mundo de hoy no lo ve así. Prefiere que sea comida de animales, a un costo elevadísimo.

La minería, negocio contaminante.

vw Veladero-Barrick-Gold-San-JuanA mediados de setiembre de 2015 se conoció un grave incidente en una mina a cielo abierto en la provincia argentina de San Juan. Propiedad de la canadiense Barrick Gold, la mina de oro sufrió la rotura de una cañería de cianuro con el consecuente derrame sobre el río Jáchal. Sin embargo funcionarios de gobierno desestimaron la contaminación pese a la alta peligrosidad del producto químico derramado.

El gobierno dice que el agua no tiene cianuro, pero igual distribuye botellas de agua mineral; temor entre los pobladores.

Los vecinos de Villa Mercedes, en la provincia de San Juan, están preocupados. Son 800 personas que viven a 15km de Jáchal, donde la asamblea pide que la Barrick Gold deje de explotar la mina en Veladero luego de que derramara cianuro en los ríos de la zona. Ayer se enteraron por la radio que debían ir a buscar dos litros de agua por persona que les corresponden por orden del juez Pablo Oritja. Pero también ayer escucharon que desde el gobierno provincial avisaron que el agua no está contaminada con cianuro, que los valores dieron cero. Nada. Entonces, se preguntan: “¿por qué nos traen agua? Algo pasa y no nos quieren decir”, se queja una vecina.

Falta media hora para las 14 y Valeria Páez ya está en la fila. Ella llegó caminando, sola. Y se va, con ocho botellas para su familia. Tiene miedo que, desde la canilla de su casa, esté saliendo cianuro. No sabe si tendrá que volver mañana para buscar dos litros más, y de nuevo el domingo. No sabe qué va a pasar después de este parche. (La Nación, Buenos Aires, 18-09-2015)

vw Buendiario-barrick-gold-mineria-despidos-san-juan-gioja-21Se asegura que un millón de litros de cianuro, utilizado en el proceso de separación del oro de la piedra, se volcaron accidentalmente en el curso de agua del cual depende la localidad de Villa Mercedes y sus 800 habitantes.

El gobierno nacional argentino, que abrazó al millonario emprendimiento minero de la canadiense como otros similares de extracción de minerales e hidrocarburos, no se pronunció al respecto. Su silencio cómplice describe el poder que hay detrás de ciertas actividades peligrosas para la sociedad pero con enormes beneficios para el poder. En este caso organizaciones “verdes” han enfrentado al gobierno, pero no pudieron evitar las decisiones presidenciales.

Hay ciertas políticas ecológicas que quedan descartadas a la hora de poner sobre la mesa aquellas cuestiones que deben atenderse para cuidar el medio ambiente. Tan contaminado está el tema de la ecología como los aspectos que trata. Cada uno dice lo que le conviene y calla en consecuencia. Nada es casual.

Claudio Scabuzzo

@laterminalblog

Algunas referencias:
http://ecosofia.org/2008/02/ganaderia_amenaza_medio_ambiente.html
http://www.perfil.com/sociedad/Contaminacion-las-vacas-son-peores-que-los-autos-20061129-0044.html
http://www.laf1.es/soymotor/noticias/el-fraude-de-volkswagen-en-eeuu-en-10-claves-914155
http://motor.as.com/motor/2015/09/23/formula_1/1443027510_064789.html
http://www.lavoz.com.ar/ciudadanos/preocupacion-por-un-derrame-en-una-mina-de-barrick-gold
https://notife.com/437507-reparten-bidones-de-agua-por-la-contaminacion-de-barrick/
Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

Deja un comentario y participa del debate....

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s