Cuando el conductor no sea humano.


autos-auto1No será un robot con luces titilantes quién tomará el volante, sino un sistema que parecerá un video game del que solo hay que observar una pantalla.  Alguien le dará la orden de partir y su destino para que se adentre en calles y autopistas atestadas de otros vehículos que jamás protagonizarán accidentes ni violarán normas de tránsito. Personas y mercadería viajarán en autos, camiones y ómnibus sin conductor, en forma autónoma.  El vehículo vendrá al encuentro de sus ocupantes y una vez que se desocupe volverá a su estacionamiento o a la casa del propietario. Serán eléctricos, no contaminarán ni harán ruido. Es el futuro, pero ya hay exponentes muy avanzados de esta tecnología. 
autos-auto-landaulet-1899
El Landaulet de 1899 es un antiguo vehículo eléctrico que fue superado por el motor térmico.

Hace más de un siglo ya existían vehículos eléctricos y hace poco más de 80 años se presentaba un prototipo con conducción autónoma. Todo lo que hoy nos sorprende viene gestándose hace décadas e irrumpe para cambiar otra vez el transporte de los humanos y sus cosas.

Las reglamentaciones sobre emisiones de vehículos automotores se han puesto exigentes en muchos países. El “cambio climático” es el justificativo para reducir la contaminación y el deterioro de la naturaleza. Los motores térmicos con su demanda de fluidos derivados del petróleo ya no tienen la misma consideración que antaño.  El desafío es que dejen de usarse y sean reemplazados por motores de “energía limpia” , aunque el debate sobre su verdadero impacto en el planeta es incesante.

Después del vehículo eléctrico, la conducción autónoma.

nissan_leaf
El Nissan Leaf, un exitoso vehículo eléctrico que se vende en varios mercados.

Ya hemos hablado de los vehículos eléctricos y su constante avance sobre los motores térmicos o de combustión interna. También sobre alternativas que se introducen en el terreno de las conspiraciones, como el motor a agua, del que incluso hay un polémico desarrollo argentino.

El petróleo barato y su abundancia, lejos de esas teorías apocalípticas que lo veían desaparecer, no ha impedido que se desarrollen automotores que prescinden del combustible líquido o lo usan escasamente. Se han vendido millones, pero mucho menos que los convencionales.

Aunque en Argentina todavía no se percibe, la onda está llegando.  A esta ola de autos eléctricos se le suma un componente tecnológico inquietante: La conducción autónoma, la materialización de la fantasía humana de ser transportados por un robot. El sueño es una realidad.

Historia de un desafío.

ford-conduccion-autonoma-1213-0008-dm-700px
Los principales fabricantes están experimentando desde años los sistemas autónomos que serán presentados próximamente.

En 1939 General Motors presentó un vehículo eléctrico que no necesitaba conductor, gracias a un circuito eléctrico en el pavimento del camino. A partir de la década del 80 varios fabricantes europeos presentaron prototipos que usaban sensores láseres, cámaras y computadoras para operar la unidad sin conductor. Los probaron en autopistas y lograron su objetivo.

Tesla es la tendencia.

autos-autos-tesla-01
El primer modelo de Tesla. Totalmente eléctrico.

En 2006 una empresa radicada en el polo informático de Sillicon Valley, California, comienza a vender un roadster que sorprende por su tecnología, totalmente eléctrico, bajo la marca Tesla, el apellido de uno de los padres de la electricidad. Uno de los fundadores es Elon Musk, un sudafricano que también había creado varios sitios de internet como PayPal. La tecnología informática se une al desarrollo del transporte, y si bien no era autónomo en sus orígenes, estableció un criterio para el vehículo del futuro con relación a la tecnología, velocidad y autonomía.

auto-autos-google
El simpático autónomo de Google, prototipo de un proyecto ambicioso: Su empresa UBER podría ofrecer taxis sin chofer en el futuro.

Google, mucho más que un buscador.

En 2015, 25 vehículos sin conductor del gigante de internet Google comenzaron a avanzar sobre California y se enfrentaron al tránsito diario. Pocos incidentes no empañaron su eficiencia. Los vehículos deben circular con un humano que puede intervenir en caso de emergencia.

No tiene ni pedales, ni marchas, ni volante… El coche prototipo diseñado por Google parece pura ciencia ficción, sin embargo es completamente viable. El automóvil solo dispondría de un botón de encendido y una pantalla que mostrará la ruta que seguirá de principio a fin. Su velocidad máxima, según lo anunciado por la compañía, sería de unos 40 km/h y los sensores con los que está equipado determinarán tanto la posición del vehículo como la cercanía de otros autos y personas. Analizando todas estas señales el coche será capaz de moverse de manera segura y autónoma durante unos 160 kilómetros, la autonomía actual del Google Car. (Muy Interesante)

autos-auto-daimler
Daimler propone camiones autónomos para el comercio mundial.

Camiones sin conductor.

También en 2015 Daimler obtiene la licencia  del estado de Nevada, en Estados Unidos, para ensayar su “Freightliner Inspiration”, un camión cuyo conductor puede dedicarse a otras cosas mientras la unidad se desplaza por las autopistas asistida por sensores, cámaras y computadoras. El futuro del transporte de cargas y pasajeros también está allí.

El futuro ya llegó.

En 2016 Tesla anuncia que todos sus modelos tendrán conducción autónoma. Los dispositivos ya eran instalados en sus modelos más caros, habiendo protagonizado accidentes que se atribuyeron a la falta de atención de sus conductores despreocupados.

Antes de ‘Autopilot’, que es el nuevo sistema de conducción semi autónoma de Tesla, los principales protagonistas del sector ya habían apostado por tecnologías de asistencia en la conducción como el aparcamiento asistido, o incluso el aparcamiento remoto del BMW Serie 7. Y teníamos ya tecnologías para mantener al vehículo en el carril de forma automática. Ahora bien, Tesla ha llevado todo esto a un nivel muy superior.

autos-auto-tesla
Tesla no solo marca tendencia con sus autos eléctricos, sino que ahora ofrece la conducción autónoma, anticipándose a los gigantes automotrices.

Autopilot es capaz de llevar el coche por sí solo, al completo. Siendo eléctrico, el Tesla Model S prescinde de transmisión y, por lo tanto, perfectamente puede ir a mayor o menor velocidad adaptándose a la situación del tráfico, y tomando como referencia la situación de la vía en los 360 grados a su alrededor gracias a sensores de proximidad y cámaras infrarrojas. Ahora bien, no es una conducción plenamenta autónoma sino asistida, y para cambiar de carril tenemos que indicarlo con el intermitente, aunque el vehículo hace el resto por sí solo.
Además de esto, el sistema Summon coloca el coche en la puerta de casa con una instrucción desde el móvil, y el aparcamiento automático se encarga de, alineado con

autos-auto-retrofuturo
En la década del 50 y 60 se imaginaban autos casi espaciales sin conductor. Faltaban muchos años para lograrlo definitivamente.

nuestro hueco en la ‘acera’, hacer todas las maniobras para encajar perfectamente el vehículo. La clave, sin embargo, es que todos estos sistemas se van mejorando con actualizaciones de software, porque la base de todo ello es un hardware -cámaras y sensores de todo tipo- que permite este tipo de ‘aplicaciones’. (Carlos González, 5 días)

Auto Parking, la muestra del futuro.

nuevo-ford-focus-11
El Ford Focus de tercera generación es el primer vehículo con “auto parking” que se fabrica en Argentina.

Lo primero que asoma de esta tecnología futurista son los dispositivos que asisten al conductor en las maniobras de estacionamiento. Casi todas las grandes marcas ofrecen esta tecnología desde el 2014 y algunos se animan a incorporarlo al celular, controlando la maniobra fuera del vehículo. Es una pequeña muestra de lo que vendrá.

Encuestas entre usuarios de automóviles tradicionales han detectado que una gran mayoría estarían dispuestos a delegar la conducción a un sistema automático, lo que demuestra que los conductores  están deseosos de tener esta tecnología pronto. Hoy en día reciben con beneplácito el auto parking, la guía mediante GPS, los encendidos automático de luces y limpiaparabrisas, y los sensores que advierten sobre maniobras y proximidad.

autos-auto-volar
¿Después de los coches sin conductor vendrán sin ruedas?

Fabricantes de hardware y software en alianza con la industria automotriz están llevando sus dispositivos  a vehículos, ensayando exhaustivamente los prototipos que son el anticipo del futuro. Todavía deberán sortear las exigentes leyes de cada país en relación a la circulación de vehículos,  que no contemplan la ausencia del conductor, por ahora.  Después de la independencia de los autos quedará abandonar las ruedas para flotar… Pero para eso falta mucho más tiempo.

 

 

 Claudio Scabuzzo

@laterminalblog

Anuncios

Deja un comentario y participa del debate....

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s