Los números de 2012


clip_IMG-20121117-WA0003_phixr
No son los números del país, dibujados o no por el poder de turno, enfrentados a los números de sus adversarios políticos.No son esas cifras polémicas, parciales, ajenas. Son los números de este sitio con 5 años de permanencia en internet y que representa un poco lo que soy. Los hechos que me han atravesado impactaron en palabras y en silencios. Pero la cabeza siguió rodando como siempre.

Aquí nadie me dice cuándo y cómo debo escribir, por lo que a veces las complicaciones diarias postergan el momento en que mis ideas pasan al teclado. No es fácil desconectarse del mundo real para zambullirse en esta red digital.  Inspiraciones no me faltan, hay suficientes hechos que llaman mi atención pero que a veces atan mis manos. No quiero callar lo que pienso pero siento que estamos en una época difícil, donde hay consecuencias por pensar distinto.

La terminal jpg_phixrTengo la sensación de que la era K abre una cráter en la sociedad y aísla a unos de otros. Es un discurso temido, por lo menos para mí, porque reivindica al fanático desenfrenado del fútbol donde la pasión demuele el sentido común.  Una conducta adolescente de un país y sus circunstanciales gobernantes, el peligro de seguir dividiendo lo dividido sin haber aprendido del pasado.

Fueron años de construcción de este modelo de gobierno, donde han perdurado posturas con justificación histórica pero lejos del presente. Algunos odios han traspasado las décadas y embarca a la nación en cuentas personales que afectan a todo el país. No todos son juzgados de la misma manera y hay victimarios que le deben a la sociedad sus disculpas y autocrítica. El pasado no enseñó que de un momento todo puede cambiar: Hace tiempo sufrimos de dicotomías crónicas.

La ética quedó relegada por la burla, la ironía, la venganza y los ídolos vacíos. Doctrinas y fundamentos no son necesarios para hacer este cóctel extraño con consignas de rebelión juvenil y de promesas repetidas. Hay un doble discurso, una doble vida y hasta una doble identidad. A veces la venganza se disfraza de justicia, y ésta deja de ser justa.

Siento que no existen acercamientos, palabras conciliadoras, miradas laterales… Discursos crispados, amenazas, dedos acusadores sobre quienes la ley y la constitución serían suficientes para establecer su culpabilidad o no.  El “relato” K avanza sin piedad sobre principios cuestionables, marcando enemigos, como si la usina de amigos fuera interminable. Y así estamos.

En fin. Uno de los motivos por los cuales mi inspiración se limita es la sensación que describí. Sin embargo mis lectores no dejan de llegar. Casi 1,270.000 visitas directas a esta dirección de las cuales más de 330 mil fueron del año 2012. WordPress es la plataforma que me permite llegar al mundo y ellos me han preparado un informe sobre el año que pasó en La Terminal. Lo quiero compartir con ustedes y con ello agradecerles ser parte de esta página.

Aquí hay un extracto:

Unos 55,000 turistas visitan a Liechtenstein cada año. Este blog ha sido visto cerca de 330.000 veces en 2012. Si fuera Liechtenstein, se necesitarían alrededor de 6 años para que todos lo vean. Tu blog tuvo más visitas que un pequeño país en Europa!

Haz click para ver el reporte completo.

Anuncios

Deja un comentario y participa del debate....

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s